29 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El apuñalamiento mortal hace días en Madrid por más de diez jóvenes está vinculado al asesinato del rapero y al joven fallecido en Atocha en febrero

Sigue la guerra entre Trinitarios y DDP: La relación de la muerte de Isaac con el crimen de Villaverde

El Cierre Digital en
/ Documentos de investigación sobre las bandas latinas.
El pasado miércoles fallecía en Villaverde un joven de 18 años apuñalado por un grupo de más de 10 personas. Hoy se ha podido conocer que el asesinado había sido investigado por el crimen del rapero Isaac y el del fallecido en Atocha el pasado febrero. El joven español formaba parte de los DDP, aparece en el acta de visionado de un videoclip colgado por el presunto asesino de Isaac y se especula que podría haber sido atacado a su vez como parte de la venganza de los Trinitarios.

Los crímenes entre bandas latinas han aumentado en este 2022 en Madrid. La semana pasada se producían dos nuevos altercados entre estos grupos y unos días después tenía lugar un nuevo asesinato: el de un chico de 18 años en Villaverde, apuñalado por al menos una decena de jóvenes. Un suceso que podría haberse sumado a la lista de asesinados por estos grupos de pandilleros pero que, en esta ocasión, relaciona varios altercados, ya que el fallecido en Villaverde habría sido investigado como uno de los presuntos causantes de la muerte del rapero Isaac López.

Según ha comunicado la delegada del Gobierno Mercedes González, el joven asesinado en Villaverde, Alejandro Pérez, formaba parte de los Dominicans Don’t Play (DDP). Además, según los documentos de un acta de visionado de la Policía a la que ha tenido acceso elcierredigital.com, el joven llega a aparecer en varias fotografías e incluso vídeos musicales con el autor del apuñalamiento de Isaac López, David Bárcena, que también formaba parte de la banda de los DDP.

Acta de visionado de un vídeo.

El pasado mes de marzo Juan Manuel Medina, abogado de la familia del rapero fallecido, explicaba a elcierredigital.com que, pese a que las declaraciones de los implicados afirmaban que solo había un único autor del asesinato, el suceso “fue un acometimiento múltiple. Fueron los cuatro los que le agredieron. Iban a por él”.

El crimen del rapero Isaac, sucesión de los hechos

En julio de 2021 fallecía Isaac en un túnel de la Calle Comercio, situada en el distrito de Arganzuela. Sucedió alrededor de las nueve de la noche. Isaac caminaba solo después de haber salido a cenar cuando notó como un grupo de desconocidos le perseguía. El joven, que tenía síndrome de Asperger, intentó llamar a un amigo, pero eso no consiguió salvarle. Los agresores le propinaron al menos cuatro puñaladas antes de huir del lugar, dejando al joven malherido.

Dos médicos que pasaban por la zona intentaron reanimarle sin éxito mientras llegaba el SAMUR. Para cuando llegaron los servicios de emergencia, Isaac ya se encontraba en parada cardiorrespiratoria y ni las maniobras de reanimación —que continuaron durante más de 30 minutos— consiguieron salvar la vida al joven, que murió a causa de la profundidad de las heridas de su espalda.

En su día se barajó la idea de que el asesinato formase parte de un rito de iniciación de jóvenes para entrar en bandas latinas. Fue el amigo al que telefoneó Isaac el que dio la clave de lo sucedido, ya que había escuchado acentos españoles y latinos a través de la línea. Esto cerró el círculo de sospechosos a cuatro: tres menores y un adulto que, como informó elcierredigital.com el pasado marzo, reconoció los hechos y pidió “perdón a la familia” por lo que hizo.

Miembros del SAMUR en el lugar en el que falleció Isaac.

Sin embargo, el asesino confeso, como bien indicó a este diario el abogado de la familia de Isaac, no entró “en detalles de la mecánica homicida” y solo confesó que “había bebido, que había fumado porros, que hubo una provocación previa por parte de Isaac y que eso fue el detonante y se le fue la olla”. La familia del fallecido solicitó la prisión permanente revisable para los implicados en el asesinato debido a la situación de vulnerabilidad del fallecido.

El fallecido en Villaverde, presuntamente implicado en el asesinato de Atocha

Alejandro Pérez Carmona, el Pere, tenía 18 años y era de nacionalidad española. Fue asesinado en un parque de Villaverde por más de diez jóvenes encapuchados, por lo que es difícil confirmar sus identidades. Sin embargo, la vinculación del fallecido con los DDP y las investigaciones policiales en las que se vio envuelto arrojan luz sobre la relación de los últimos asesinatos entre bandas que parecen tener inicio en el crimen de Isaac del año pasado. Según informan fuentes de la investigación a elcierredigital.com, los DDP perseguían a Isaac por no querer entrar en la banda.

Uno de los videoclips de los DDP.

Concretamente, el suceso de Villaverde fue efectuado por la banda de los Trinitarios, enemiga de los DDP, que buscaba venganza después de otro de los asesinatos por los que estaba siendo investigado: la muerte del menor de 15 años en Atocha el pasado febrero. Las sospechas indican que el fallecido en Villaverde aparecía en los vídeos de seguridad de la discoteca Independance, cercana al lugar de los hechos. Esto habría propiciado que los Trinitarios —banda a la que el quinceañero de Atocha estaba cada vez más ligada— que habían prometido vengar su muerte, localizaran al ahora fallecido y fueran a por él.

La guerra entre Dominicans Don’t Play y Trinitarios

Esta nueva información pone el foco de los últimos sucesos entre bandas en dos nombres: Dominicans Don’t Play y Trinitarios, cuya enemistad estaría provocando esta nueva ola de altercados y asesinatos.

Los primeros llegaron a Madrid aproximadamente en 2004. Sus tres colores representativos son el blanco, el azul y el rojo, que conforman la bandera dominicana y que a su vez significan unión, nacionalismo y sangre derramada.

Se pueden vincular a este grupo grafitis con siglas como DDP, AD3 (que significa amor de tres), 33, AD333 y 4.4.16. Estos últimos números corresponden al lugar que ocupan las letras 'd' y 'p' en el abecedario, una técnica que también usan grupos radicales como los nazis en su pintada 88, que corresponde a las siglas HH (Heil Hitler).

El saludo principal de los DDP se realiza con la extensión de todos los dedos de la mano salvo el corazón y el pulgar, que se esconden a la vista.

Los Dominicans Don´t Play se encuentran establecidos desde hace ya años en los barrios de Chamartín, Lavapiés, Campamento y Carabanchel. Además, este grupo se disputa tres zonas con el resto de bandas: Ciudad Lineal, San Blas y Villaverde, donde se pelean contra los Trinitarios.

Los Trinitarios, sin embargo, remontan su origen a la prisión de Rikers Island (Nueva York) en 1989, donde los presos se unieron para protegerse de los ataques de los demás internos, y de ahí surgió esta organización. El nombre de la banda, Trinitarios, proviene de los tres líderes revolucionarios de la Guerra de la Independencia dominicana: Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella.

En España, este grupo emergió en la prisión de Alcalá-Meco (Madrid) en el año 2001. Más tarde, la banda latina se dispersó por otras ciudades. Sus miembros son de diversas nacionalidades, entre los que destacan dominicanos, ecuatorianos y peruanos.

A pesar de que no es una de las más numerosas, es la segunda banda con mayor número de grupos detectados. De los 16 subgrupos, doce están concentrados en Madrid. Usera y Villaverde son dos de las zonas que más frecuentan en esta Comunidad.

COMPARTIR: