18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Le dedicó expresiones como: 'Tú eres un maricón, un sidazo, te voy a matar maricón de mierda'

Condenado a seis meses de prisión por un delito de odio tras amenazar a un homosexual por el hecho de serlo

Un juzgado de Barcelona ha condenado a un hombre a seis meses de cárcel y a pagar una multa de 720 euros por un delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales al haber insultado gravemente a una persona homosexual por el mero hecho de serlo.

El Juzgado Penal 18 de Barcelona ha condenado a un hombre a seis meses de cárcel y a pagar una multa de 720 euros por un delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales al haber insultado a una persona homosexual con expresiones como: "Tú eres un maricón, un sidazo, te voy a matar maricón de mierda".

El tribunal condena al acusado por un delito incluido en el artículo 510.2 a) del Código Penal y le obliga a indemnizar a la víctima con 600 euros por daños morales, si bien le absuelve del delito de lesiones al no considerar que quedara probado en el juicio.

Según los hechos probados en la sentencia, el acusado se encontraba en la terraza de un bar en la calle Freser de Barcelona la noche del 16 de septiembre de 2016 y empezó a insultar a una mujer que había estacionado su coche dejando las luces encendidas para descargar unas bolsas.

Una concentración contra la homofobia.

El acusado llamó a la mujer "vieja puta de mierda", momento en que llegó su hijo, que al escuchar "aquellos improperios hacia su madre" pidió al acusado y a otra persona que estaba con él que dejaran de insultarla inmediatamente.

En ese momento el hombre dijo "uy, si es gay" y el acusado añadió "no es un gay, es un maricón de mierda", y trató de golpearle, aunque la víctima pudo esquivarle, y posteriormente le siguió lanzando insultos.

Para el Juzgado, estos hechos son constitutivos de un delito contra los derechos fundamentales destinado a quienes lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito por razones de identidad sexual, entre otras.

Considera que el acusado y su acompañante se dirigieron "de forma agresiva hacia el denunciante y con ánimo de humillarle de forma pública", y además añade que el acusado ha vertido expresiones en Facebook que demuestran este ánimo de menoscabar la dignidad del denunciante (colgó un comentario afirmando: "Siempre tiene que haber un maricón en los sitios donde paro jaaaajaaj".

COMPARTIR: