05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El escrito apunta que el principal sospechoso de la investigación “pasó una hora y veinte” en Traspinedo un día después de la desaparición de la joven

Caso Esther López: Un informe policial sitúa a su amigo Óscar en la curva en la que fue encontrado el cadáver

El Cierre Digital en Esther López.
Esther López.
Un nuevo informe policial sitúa a Óscar, principal sospechoso de la muerte de Esther López, en la curva en la que fue hallado el cadáver de la joven en Traspinedo. Esther López desapareció el 12 de enero después de pasar la noche con dos amigos, Óscar y Carolo. Las investigaciones se han centrado en el primero de ellos, que creen que pudo haber atropellado a la mujer con su vehículo y que luego lo lavó. Óscar siempre lo ha negado.

La investigación sobre la muerte de Esther López en Traspinedo (Valladolid) sigue su curso. Mientras el Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid —que lleva el caso— consulta una prórroga en la investigación, nuevas pruebas apuntan al principal sospechoso por parte de las autoridades: Óscar, uno de los últimos que la vio con vida.

La mujer de 35 años desapareció el 12 de enero de 2022 y su cuerpo fue hallado en una cuneta el 5 de febrero. Según ‘El Programa de Ana Rosa’, que ha tenido acceso al informe policial de “los últimos minutos tanto de Esther como de Óscar”, el hombre considerado como principal sospechoso podría haber estado en el lugar en el que se encontró el cadáver.

Durante las primeras semanas del caso, los dos principales investigados fueron dos amigos de Esther, Carolo y Ramón “el manitas”. En sus declaraciones, Óscar declaró que Carolo, Esther y él volvían de tomar unas copas y que Esther se marchó de su coche para continuar con la fiesta con Carolo, algo que Carolo desmintió.

Ahora, este nuevo informe, que ha sido desvelado por el programa de Telecinco, afirma que el teléfono móvil o la tarjeta SIM que llevaba el coche de Óscar confirma que él y Esther “estuvieron juntos en todo momento en posiciones compatibles desde las 03.19 de la mañana” y certifica que Esther no estuvo a la mañana siguiente en Valladolid.

Sin embargo, quien sí se movilizó al día siguiente, como explica el informe, es Óscar. “A las 20:57 de la tarde del día siguiente de la desaparición, Óscar llegó a Traspinedo en su coche y pasó una hora y 20 minutos allí. A las 21:59 Óscar estuvo en la curva donde el cuerpo de Esther López fue encontrado 20 días más tarde… No paseó ni deambuló, estuvo en la curva, y su posicionamiento es compatible con que estuvo allí donde encontraron el cadáver”, relataba el periodista Alfonso Egea en el programa.

La Guardia Civil investiga a otros sospechosos

El pasado mes de abril el abogado de la familia de Esther, Guillermo Ruiz Blay, comentaba que “Óscar tiene las claves de lo que ocurrió con Esther y no quiere darlas”. Además, afirmaba que había líneas de investigación que se refieren a terceras personas que aún no han sido investigadas”.

Carteles de justicia para Esther López.

A pesar de la posible existencia de otras personas implicadas, Óscar sigue siendo, tal y como apunta la información más reciente, el principal sospechoso de la muerte de Esther López para la Guardia Civil. Sin embargo, tras su declaración fue puesto en libertad por la falta de contundencia de los indicios.

El principal elemento que la Guardia Civil tenía para sospechar de Óscar fue que en uno de los primeros informes aseguraba que los móviles de Esther y de Óscar se intentaron conectar a las wifis de los vecinos de este último desde las 3:21 hasta las 6:34, aunque la Guardia Civil daba un margen de error en estos datos de hasta 45 metros.

Durante su declaración, Óscar negó en todo momento que el móvil de Esther estuviera en su casa, junto al suyo propio, la madrugada del día 13, casi una hora después de que hubiera dejado a la chica según su relato porque él “quería dormir” y ella “seguir de fiesta”. “No sé nada de eso”, declaró.

Según pudo saber elcierredigital.com, Óscar se mantuvo en todo momento “tranquilo e inmutable” durante sus declaraciones. Unas en las que tuvo que responder si había atropellado a Esther López con su coche y, posteriormente, lavado el vehículo, como las autoridades investigadoras sospechaban. El presunto implicado negó ambas cosas, insistiendo en que las escamas de pintura azul que se encontraron en la ropa de la fallecida no coincidían con la pintura de su coche.

Los tres amigos investigados

En los primeros pasos de la investigación, los guardias llegaron a detener a Ramón “el manitas”, otro conocido de Esther, porque había manifestado públicamente que habló con Esther cuando ya había desaparecido junto a su teléfono. Ramón también había manifestado que planeaba un viaje a Cuba y, ante las sospechas y otros indicios de que tuviera algo que ver en la desaparición de Esther, terminó detenido durante cinco días y su casa registrada hasta el último milímetro sin resultado alguno hasta el momento.

Así, Ramón fue perdiendo interés para los investigadores aunque, como ya adelantó elcierredigital.com, sigue como investigado porque aún no se han acabado de analizar los cientos de muestras que se recogieron en su vivienda.

Esther López con su padre.

Las miradas de los investigadores se giraron entonces hacía Carolo y Óscar, los dos amigos y las dos últimas personas que vieron con vida a Esther. Aunque fue tras el hallazgo del cuerpo de Esther en una cuneta cercana a Traspinedo cuando los investigadores pusieron el acento en Óscar. La autopsia determinó que tenía heridas compatibles con un atropello y que murió unas horas después. Un atropello con un coche alto, un todoterreno, como el que tenía Óscar.

La autopsia también cree posible que alguien moviera el cuerpo en las primeras horas de la muerte para alejarlo del verdadero lugar del atropello. Y aunque la vivienda de Óscar está muy cerca, han sido los informes de los investigadores los que han ido colocando a éste como principal sospechoso.

Informes que apuntan a Óscar

Primero llegaron los informes de criminalística. Habían detectado ADN de Esther en el interior del maletero del coche de Óscar, pero ADN mezclado con el de Óscar y otra persona y en tan poca cantidad, que no pudieron determinar si era sangre, saliva u otra secreción, por lo que no era un hallazgo tan determinante como para descartar una transferencia casual y provocar la detención inmediata del sospechoso.

A continuación, llegó el informe de la centralita del vehículo de Óscar que revelaba los extraños movimientos que hizo el día 13 después de la desaparición de Esther. Varias idas y venidas entre su domicilio en Valladolid y la casa de sus padres en Traspinedo donde dijo que pasó la noche y la madrugada en que desapareció Esther.

Por último, llegó un informe de telefonía más detallado. Según este escrito, la madrugada que desapareció Esther el teléfono de la víctima se localiza en la casa o alrededores contiguos a la casa de Óscar en horas posteriores a las 3:30 de la madrugada, hora en la que, según el propio Óscar, se bajó Esther de su coche y la perdió la vista. Este informe fue el que motivó el registro reciente de su domicilio, donde los perros de la Guardia Civil marcaron lo que parecían restos de sangre en varios lugares de la parcela y la vivienda, sin que hasta ahora se sepa el resultado de los análisis de esas muestras.

Ahora, un último informe acredita que Esther y Óscar pudieron pasar más tiempo juntos que lo que el sospechoso indica. Además, le sitúan a él, al día siguiente de la desaparición, en la cuneta en la que fue encontrado el cuerpo de Esther.

COMPARTIR: