04 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tenía 62 años y era trabajador en segunda actividad, prestando servicio en las oficinas del penal y llevaba ingresado desde el 31 de marzo en la UCI

Tercera muerte por COVID-19 en prisiones: Ángel F.M., funcionario en la cárcel de Cuenca

La cárcel de Cuenca.
La cárcel de Cuenca.
Este jueves por la tarde ha fallecido Ángel F.M., funcionario de la prisión de Cuenca. Es ya la tercera víctima por coronavirus en el ámbito penitenciario. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha lamentado su muerte en un mensaje a través de redes sociales. Desde la asociación Tu Abandono Me Puede Matar solicitan que se haga la prueba del COVID-19 a todos los trabajadores para detectar y evitar contagios.

Ángel F.M. era funcionario en segunda actividad, en oficinas del centro penitenciario de Cuenca. Llevaba ingresado en la UCI del hospital Virgen de la Luz de la ciudad manchega desde el pasado 31 de marzo, a causa del coronavirus. Falleció este jueves por la tarde.

Desde Instituciones Penitenciarias han informado de que el pasado día 30, cuando se notificó que era positivo al virus, el Servicio de Prevención de Castilla La Mancha y la prisión conquense llevaron a cabo el estudio de contactos y establecieron las medidas necesarias.

La Asociación Tu Abandono me Puede Matar (TAMPM) ha lamentado su pérdida y ha trasmitido su pesar a sus familiares. Aseguran que ya se había confirmado que tres trabajadores del penal habían dado positivo a las pruebas y otros dos se encontraban en aislamiento domiciliario.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha lamentado la muerte de Ángel F.M. en un comentario desde la cuenta oficial de Twitter del departamento ministerial. "Hoy nos hemos despertado con la triste noticia del fallecimiento de Ángel F.M., funcionario del centro penitenciario de Cuenca, víctima del COVID-19. Nuestro pésame y todo nuestro cariño para su familia, compañeros y para todos los trabajadores de Instituciones Penitenciarias", ha señalado.

"Los medios de protección son necesarios. La Administración debe velar y proteger a sus trabajadores y a los internos", ha manifiestado TAMPM en un comunicado. Asimismo, el colectivo de funcionarios de prisiones ha solicitado que se haga la prueba a todos los empleados para detectar posibles casos y evitar nuevos contagios.

Además, hace unos días presentaron un escrito denunciando sus condiciones de trabajo. "Todas las graves negligencias contra nuestra salud y contra la de los internos serán añadidas a la querella que nuestra Asociación ha interpuesto", segura TAMPM.

Antes de Ángel, falleció el 24 de marzo en el Hospital de Arganda víctima del COVID-19 Denis, una interna de 78 años de Madrid VII-Estremera. Seis días después, el 30 de marzo, falleció Ismael, de 66 años, trabajador del centro penitenciario de Foncalent (Alicante).

Según datos de Instituciones Penitenciarias, en la actualidad están registrados 217 trabajadores por dar positivo en COVID-19 y también hay 32 internos contagiados. La institución tiene 24.000 funcionarios y unos 50.000 reclusos.

COMPARTIR: