07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El aristócrata de 53 años usaba armas de fuego en su vivienda de la calle Serrano, donde se suicidó tras matar a su mujer y a una amiga de la familia

La intrahistoria del marqués de Parijá, Fernando González de Castejón: El presunto asesino de Madrid

El Cierre Digital en Fernando González de Castejón y Jordán de Urríes
Fernando González de Castejón y Jordán de Urríes / Marqués de Parijá y conde de Atares.
Fernando González de Castejón y Jordán de Urríes era marqués de Parrijá, conde de Atares y ahora presunto autor de la muerte de dos mujeres en el barrio de Chamartín. Los cuerpos de su mujer, una amiga de esta y el del propio marqués han sido hallados este lunes. Las primeras hipótesis apuntan a que el aristócrata asesinó a las mujeres y luego se suicidó con un arma corta que apareció en el lugar del crimen.

Un tiroteo ha acabado con la vida de tres personas este lunes en una vivienda de la calle Serrano, en el barrio de Chamartín, Madrid. El presunto autor de los hechos es Fernando González de Castejón y Jordán de Urríes, marqués de Parijá y conde de Atares. Tenía 53 años y, antes de acabar con su propia vida, habría asesinado a su pareja de 44 años y a una amiga de esta de 70 años.

Los agentes de la Policía Nacional han sido avisados por los vecinos en torno a las diez de la mañana tras haber visto un cuerpo en el suelo del salón de la vivienda donde han tenido lugar los hechos. El cuerpo en cuestión era el de la mujer de 70 años, que se encontraba junto al del marqués, también muerto, y al lado de un arma corta.

El cuerpo sin vida de la mujer del aristócrata fue encontrado en la cocina del inmueble, con un tiro en la cabeza. Según informaron desde emergencias, no fue posible reanimar a ninguna de las víctimas.

Fernando González de Castejón y Jordán de Urríes, marqués de Parijá y conde de Atares

El presunto asesino, Fernando González de Castejón y Jordán de Urríes, pertenecía a la aristocracia de este país. Los títulos de marqués de Parijá y conde de Atares se unían a su nombre desde el año 2012, tras la muerte de su tío, el valedor de tales títulos, José Miguel López y Díaz de Tuesta. En el barrio se le conocía como ‘El Marqués’.

Nacido en 1968 en Madrid, en el seno de una familia aristocrática —su madre, María Antonia Jordán de Urríes y Castelo Branco ostenta el título de marquesa de Novallas—, el marqués tenía dos hermanas menores que él y una hija, que en el momento del suceso se encontraba en un viaje en Francia.

El conde ya habría provocado altercados con los vecinos con anterioridad debido a las armas de fuego de las que disponía. Según confesaron los vecinos después de lo sucedido, el aristócrata salía al patio del edificio donde vivía con una escopeta y usaba unos cuadros como dianas. Una situación que, como han declarado, tenía asustados a los vecinos.

Mujer del marqués de Parijá, asesinada en el barrio de Chamartín.

Sin embargo, estos disparos no son lo único que provocaba el pánico entre los residentes. Según confesaron a el diario El Español, también habría amenazado con “matar a tiros” al perro de una de las vecinas.

Además el marqués tenía antecedentes por violencia de género. Por maltratar a su madre y a su hermana —ante lo que se le impuso orden de alejamiento en 2009— y a su pareja en el año 2018, por lo que fue detenido, aunque finalmente la denuncia fue retirada. El crimen actual está siendo investigado bajo este mismo marco, y una de las primeras hipótesis que se baraja es que matase a ambas mujeres para posteriormente suicidarse.

Simpatía con el fascismo y sus problemas con Banco Madrid

Según confirmaron fuentes policiales a Cadena SER, el marqués era simpatizante de los movimientos fascistas del siglo XX. Por esta circunstancia, se encontraron en su vivienda fotografías de Francisco Franco y Adolf Hitler. Algunos vecinos también han confesado que cantaba el himno de la dictadura franquista Cara al Sol en las reuniones que tenían lugar en la comunidad y que era común verle insultando a las mujeres del barrio.

En el año 2015, el marqués tuvo una intervención en el programa de La Sexta ‘Al Rojo vivo’ por un problema que tuvo con 740.000 euros que tenía “en fondos y en valores que son completamente garantizados” en el Banco Madrid. Según confesó en el directo, tenía el dinero en el banco desde hacía tres meses y le bloquearon las cuentas y cualquier tipo de movimiento. “Me han jodido vivo, y es que encima yo no he blanqueado nada”, confesó.

COMPARTIR: