23 de febrero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las supuestas víctimas pueden ser acusadas penalmente de simulación de delitos y estafa

Denuncias falsas para cobrar seguros antiviolación: El timo de las turistas a las compañías

Los acusados por la violación de Murcia.
Los acusados por la violación de Murcia.
Las denuncias falsas por violación son la nueva modalidad utilizada por turistas jóvenes para cobrar el seguro de indemnización y conseguir de vuelta los costes del viaje. Este tipo de denuncias constituye un delito penado con 6 meses a dos años de prisión que se incrementa cuando se trata de violación.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detectado hace unos años la nueva modalidad de los turistas para beneficiarse económicamente de forma ilícita a través de la interposición de denuncias falsas que tienen como finalidad conseguir la indemnización de la compañía de seguros contemplada en la póliza en donde se les devuelve los gastos incurridos durante el viaje.

Estos turistas contratan una póliza especial sugerida por las compañías de seguro que se trata de una cobertura opcional en caso de cualquier tipo de agresión, entre ellas, violación.

Estos hechos han sido frecuentes en zonas con gran movimiento turístico como Palma de Mallorca o Costa del Sol.

Caso turistas estadounidenses

Tres hermanas americanas habrían interpuesto una denuncia por supuesta violación durante la pasada Nochevieja en Murcia.

En una primera instancia, las hermanas manifestaron haber sido convencidas por tres jóvenes afganos de 18,20 y 23 años para ir al domicilio de ellas. Una vez en el lugar abusaron sexualmente de las tres.

Sin embargo, debido a las contradicciones en el testimonio de las hermanas y las pruebas forenses han demostrado que no hubo agresión sexual.

Lo más sorpréndete del caso, es que las tres hermanas habrían contratado un seguro conocido como seguro de anti-violación en donde se incluyen las agresiones sexuales. Estos seguros se encargan de indemnizar a la víctima con una suma de dinero necesaria para los tratamientos psicológicos y el billete de vuelta al país de origen.

La supuesta agresión comenzó en un club de la localidad en donde las jóvenes fueron llevadas contra su voluntad a una zona oscura, una vez en el lugar fueron besadas y tocadas sin su consentimiento. Sin embargo, después tanto las jóvenes estadounidenses como sus “agresores” abandonaron juntos el club, dirigiéndose una a su domicilio con uno de ellos, y las otras dos al piso de los otros dos acusados lo que supone que las agresiones se dieron en distintos sitios.

Vista de uno de los domicilios en donde se dio la supuesta agresión / EFE.

Después de sufrir la supuesta agresión todos se dirigen al piso de una de las americanas en donde asombrosamente ninguna de ellas intenta pedir ayuda. Las contradicciones son evidentes cuando una de ellas manifestó que uno de los acusados la forzó para que le diera un beso, pero las cámaras cercanas demuestran que ambos se despiden con un beso y un abrazo.

A pesar de ello, las jóvenes estadounidenses no están siendo investigadas, pero el abogado defensor manifestó que interpondrá la correspondiente denuncia.

Hasta el momento el caso esta siendo tratado por los estamentos judiciales y los tres acusados han sido imputados y se encuentran en libertad con cargos. Se les investiga por dos agresiones consumadas y una en grado de tentativa.

La problemática de las denuncias falsas

Para que se de la existencia de una denuncia falsa deben existir tres requisitos importantes: imputar a otros hechos falsos que de ser ciertos constituirían delito, se hace a sabiendas de su falsedad, se denuncian ante un funcionario que tenga el deber de investigarlos.

La investigación para este tipo de situaciones se complica ya que son difíciles de desmentir si el denunciante aporta pruebas tangibles. La primera evidencia de que estamos ante una falsa denuncia surge durante las investigaciones con las contradicciones del testimonio de la supuesta víctima. Generalmente se trata de jóvenes entre 19 y 25 años. 

Consecuencia: Simulación de delitos y Estafa

De ser detectadas, este tipo de denuncias constituyen delito por lo que la persona que interpone la misma puede ser imputada penalmente por “Simulación de delitos” y “Delito de Estafa”. Por su parte, un delito contra la Administración de Justicia al haber realizado una denuncia falsa, y por otra, delito contra el Patrimonio y Orden socioeconómico por intento de estafa contra la aseguradora.

Las denuncias falsas provocan una incidencia negativa. 

Asimismo, provoca una incidencia negativa en el servicio policial ya que este tipo de denuncias se tratan en la mayor parte de delitos graves que requieren una cierta dedicación.

COMPARTIR: