11 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El joven, de 24 años, residía en esta localidad de la sierra de Madrid cuando quedó con unos amigos y se le perdió el rastro en agosto de 2019

Hallan en el pozo de un chalet de Galapagar el cuerpo de Youssef Arhay, desaparecido hace un año

La  familia le busca desde agosto
La familia le busca desde agosto
Este mércoles ha sido encontrado el cadáver de Yossef Arhay, que se encontraba desaparecido desde el verano de 2019. Vecino del municipio de Galapagar en Madrid, la pista que sigue la Guardia civil apunta a que su muerte fue accidental y que no hubo implicación de terceras personas. No obstante, se mantienen abiertas todas las hipótesis.

El jueves 28 de agosto de 2019, el joven Youssef Arhay, de 24 años, desapareció en la localidad madrileña de Galapagar. La denuncia fue interpuesta por la familia dos días después al extrañarse de no recibir ninguna noticia del Youssef. Desde ese momento, sus familiares y amigos se organizaron para buscarlo por la zona.

También se realizó una campaña en las redes sociales para intentar localizar a Arhay, que estaba siendo buscado por las autoridades. Los meses pasaron y no se tuvo noticias sobre el joven. Este año, la organización SOS Desaparecidos activó una alerta con la cara del Youssef en miles de cajeros automáticos de toda España.

Cartel de búsqueda de SOS Desaparecidos.

Este martes, la Guardia Civil ha encontrado el cuerpo sin vida de Arhay flotando en un pozo de agua privado. Según se pudo conocer, los propietarios del chalet llevaban meses con malos olores en su vivienda, esta semana se percataron de que el hedor venía del pozo de agua. Al inspeccionarlo, se percataron de que el cadáver del joven se encontraba dentro.

Cuando los agentes realizaron el levantamiento en el chalet de la calle Ermita y Guijarro de Galapagar realizaron la identificación. El joven portaba la misma ropa con la que había desaparecido: polo rojo, vaquero negro, gorra blanca. Esto indicaría que el cuerpo se mantuvo en el pozo desde hace más de 10 meses. Los oficiales de la Benemérita también destacaron que no portaba billetera, ni contaba con identificación alguna.

Imagen publicada por los familiares.

Según han informado a la prensa las autoridades, el joven español de origen magrebí, no presentaba ningún signo de violencia, por lo que la primera tesis apunta a una muerte accidental. Desde elcierredigital.com hemos contactado con familiares de Youssef, que han indicado que “no realizarán ninguna declaración a medios por los momentos”.

Fuentes cercanas a la Guardia Civil explican que, aunque todo apunta a una muerte accidental, no se ha descartado ninguna hipótesis. Aún queda por averiguar como llegó Youssef o su cuerpo al pozo de agua de una vivienda familiar

COMPARTIR: