25 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los ejemplares incautados, con un peso total de doscientos kilos, fueron entregados a un centro benéfico de Huelva

La Guardia Civil sorprende a un furtivo con una barca repleta de pescado en el Paraje Natural Marismas del Odiel

Momento de la incautación del pescado.
Momento de la incautación del pescado.
Tras inspeccionar la barca, los agentes localizaron una caja de plástica y seis cubas repletas de pescados de grandes dimensiones de la especie Mugil, conocidos comúnmente como “Lisas”, las cuales fueron pescadas con trasmallos que al parecer el autor había colocado previamente.

La Guardia Civil investiga a un hombre por un supuesto delito relativo a la protección de la flora y la fauna. El operativo se inició el pasado día 9, cuando agentes del SEPRONA realizaban un servicio en el Paraje Natural Marismas de Odiel de Huelva, más concretamente en la zona conocida como “La Liebre” del término municipal de Punta Umbría.

Los agentes localizaron una  pequeña embarcación a motor adentrándose a una de los canales del Paraje. Por tal motivo, fueron bordeando dicho canal con el fin de identificar al ocupante. Finalmente hallaron la embarcación fondeada en medio del canal, no observando a nadie en su interior y localizando huellas en tierra con indicios de haber arrastrado un pequeño bote, por lo que decidieron realizar un apostadero en la zona.

Las Marismas de Odie, en Huelval.

Sobre las 22:05, la Guardia Civil divisó un bote acercándose a remo al lugar donde se encontraba la embarcación fondeada con un varón en el interior, por lo que procedieron a identificarlo.

Doscientos kilos 

Tras inspeccionar el bote, los agentes localizaron una caja de plástica y seis cubas repletas de pescados de grande dimensiones de la especie Mugil, conocidos comúnmente como “Lisas”, las cuales fueron pescadas con trasmallos que al parecer el autor había colocado previamente.

Tras comprobar que el identificado carecía de licencia y de autorización para pesca con trasmallo y debido a la prohibición de dichas acciones en el paraje al tratarse de una reserva de la biosfera de la red internacional de la UNESCO, se procedió a relacionarlo con la supuesta autoría de un Delito relativo a la Protección de la Flora y la Fauna.

Se incautaron un total de doscientos kilos de pescado, que fueron entregados en un centro benéfico de Huelva. Los agentes volvieron al lugar de los hechos localizando dos trasmallos con un total de cincuenta metros cada uno de red, que fueron sacados del agua quedando las artes a disposición judicial junto con la embarcación.

COMPARTIR: