12 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El juicio contra el médico catalán se celebrará el próximo 20 de septiembre en el que se le reclaman 14 años de prisión

Cristian C, un médico español residente en Suecia, acusado de 52 presuntos casos de pederastia

Cristian C., en un reportaje sobre un centro médico en 2015
Cristian C., en un reportaje sobre un centro médico en 2015 / FOLKBLADET
El próximo jueves 20 de septiembre se celebrará el juicio por el que se acusa al español Cristian C.S de abusar de 52 niños durante el ejercicio de su profesión, un juicio en el que se le podría condenar a 14 años de prisión

La razón que sitúa a este joven procedente de la ciudad española de Gerona, en Suecia se remonta al año 2014, cuando el hospital de Erikslids, en Skelleftea (localidad al noroeste de Suecia), resolvía la falta de personal reclutando a médicos extranjeros, uno del cuales era Cristian, que para entonces tan sólo tenía 25 años.

En diciembre de 2017, Cristian C fue detenido después de que varias familias lo acusasen de tocamientos inapropiados y otras prácticas de índole sexual a niños a los que había tratado en distintos hospitales de Suecia. Conforme fue avanzando la investigación, se fueron uniendo a la denuncia más padres cuyos hijos también habían sido atendidos por este médico, hasta alcanzar la cifra de 52 supuestas víctimas que comprendían la edad de entre dos y 15 años.

El juicio contra Cristian C. tendrá lugar este jueves 20 de septiembre en Estocolmo, un caso que será muy vigilado por los medios, por tratarse de un profesional de la salud y por la gran cantidad de víctimas de corta edad envueltas en esta polémica, Y es que Cristian C.S está acusado de una serie de delitos, entre los que se incluye abusos sexuales a menores, violación (presuntamente realizó exploraciones genitales y anales a niños con dolencias que no tenían nada que ver con esas zonas) y filmación y posesión de pornografía infantil. El diario sueco Skaraborgs Läns Tidning contabilizó en 783 el número de archivos pornográficos que la policía sueca había encontrado en el ordenador del acusado, 374 de los cuales habría compartido con otras personas.

Una parte de sus supuestas víctimas fueron atendidas presencialmente por Cristian C. en distintos centros de salud como el de Skelleftea (donde aparece en la imagen), el hospital Skaraborg o el prestigioso centro privado Martina de Estocolmo. Sin embargo, otra parte de esos pacientes fueron atendidos a través de la aplicación para ‘smartphones Kry’, este tipo de consultas médicas comenzó a realizarlas en la primavera de 2017.

A las denuncias de los 52 menores se suman las de 18 adultos, que acusan al español de “convencerles para filmar los genitales de sus hijos durante el examen médico realizado a través de la aplicación”. Según estas acusaciones, Cristian incluso llegó a dar su número de teléfono personal a los padres animándoles a enviar más vídeos de los niños desnudos por privado, para supuestamente, realizar un seguimiento.

¿Qué dice el acusado en su defensa?

Cristian C., por su parte ha negado todas las acusaciones. Así lo ha declarado su abogada, Frida Wallin a los medios suecos: “Afirma que las exploraciones estaban motivadas por cuestiones médicas y que así es como lo hacen en su España natal», y ha añadido, “Se trata de los métodos de examen que nuestro cliente ha aprendido donde ha sido educado”

Próximamente conoceremos el resultado del juicio, que podría resolverse con la condena de catorce años de prisión para el acusado.

 

COMPARTIR: