23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde el sindicato ACAIP explican las difíciles condiciones en las que los trabajadores de prisiones realizan su trabajo y exigen más medios

Aumenta la violencia en las cárceles españolas: Funcionarios denuncian motines y agresiones

Centro penitenciario Huelva.
Centro penitenciario Huelva.
Un intento de motín en la prisión de Las Palmas II y una reyerta en el centro penitenciario  de Huelva, en tan solo dos días, evidencian la escalada de violencia que tiene lugar en las cárceles de España. Por ello, funcionarios de prisiones, a través del sindicato ACAIP, denuncian las difíciles condiciones en las que se ven obligados a realizar su trabajo, y exigen dotar a los trabajadores de los medios humanos, materiales y jurídicos necesarios para desarrollar su labor.

La escalada de la violencia en las cárceles españolas no cesa y, en tan solo dos días, funcionarios de prisiones, a través del sindicato ACAIP, han denunciado un intento de motín en la prisión de Las Palmas II, y una reyerta en el centro penitenciario  de Huelva.

En un comunicado, los trabajadores relatan que, el pasado lunes, tuvo lugar  un nuevo incidente en el centro penitenciario de Huelva. Los hechos fueron protagonizados por un interno en primer grado que comenzó  a golpear y tratar de derribar la puerta de la celda. Ante la imposibilidad, comenzó a autolesionarse, por lo que los funcionarios  tuvieron que intervenir, y entrar en el habitáculo. "Momento que aprovechó para abalanzarse sobre los funcionarios con la intención de agredirlos, por lo que tuvo que ser reducido, quedando lesionados dos de los funcionarios en dicha intervención, teniendo que ser atendidos por los servicios sanitarios del centro".

El interno ya había protagonizado una grave agresión a un funcionario en el centro penitenciario de Topas, y hace una semana provocó otro grave incidente en el centro penitenciario de Huelva, “mandando al hospital a un interno al que le rompió el pómulo, perdiendo el 70 por ciento de visión de un ojo" relatan en el comunicado. 

Por ello, desde ACAIP denuncian que "no entendemos por qué ni el director del centro ni la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias no realizaron las gestiones precisas para el traslado a otro centro de dicho interno cuando protagonizó el último incidente".

Asimismo, en la tarde del martes, varios internos del módulo 11 de la prisión de Las Palmas II rompieron los cristales de la cabina de seguridad de los funcionarios y taparon las cámaras de vigilancia, impidiendo al funcionario de la torre, encargado de su control, mantener el contacto visual de lo que estaba ocurriendo. 

Funcionario prisiones. 

Desde ACAIP explican que "a pesar de la grave situación, rápidamente se ha podido saber que muchos internos de este módulo, que alberga a más de un centenar de presos y es uno de los más conflictivos del centro, no participaban de este intento de motín y han sido trasladados al patio".

"La situación ha sido muy tensa durante varios minutos, sin embargo, la rápida respuesta tanto de los jefes de servicios como de los funcionarios del resto de módulos ha sido eficaz para sofocar la revuelta. El interno que lideraba el levantamiento ha depuesto su actitud ante la actuación de los trabajadores del centro penitenciario y les ha entregado varios pinchos de fabricación carcelaria de
los que disponía" se puede leer en un comunicando difundido por el sindicato.

Consecuencia del intento de motín, al menos cinco internos han sido trasladados al módulo de aislamiento como participantes principales de este grave incidente. Afortunadamente ningún funcionario ha resultado herido.

Condiciones precarias y escasez de personal

Desde la sección sindical de ACAIP-UGT en Las Palmas II  denuncian las difíciles condiciones en las que los funcionarios de prisiones, no solo de este centro, sino de todos los centros penitenciarios de España, realizan su trabajo.

Explican que la escasez de personal, la falta de formación y de reciclaje del personal, y, sobre todo la desidia de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias, que ante hechos de esta magnitud, no toma las medidas oportunas, ha redundando en un "envalentonamiento" de los internos, que ven como la resistencia a las normas no tienen consecuencias lo que provoca que estos hechos cada vez sean más habituales.

"Es imprescindible dotar a los trabajadores penitenciarios de los medios humanos, materiales y jurídicos para desarrollar su importante tarea de reeducación y reinserción, para ello es importante que se desarrolle el nuevo texto normativo de Ley de Función Pública Penitenciaria que cuente con el consenso de los sindicatos, por lo que, desde ACAIP-UGT, insistimos en que se desbloquee la negociación". 

COMPARTIR: