30 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Lleva en búsqueda y captura por los GAR de la Guardia Civil desde el 28 de febrero en zonas de montaña

El Rambo de Requena reaparece robando en una bodega del municipio valenciano de Chelva

EL Rambo de Requena ha reaparecido en el municipio valenciano de Chelva
EL Rambo de Requena ha reaparecido en el municipio valenciano de Chelva
El ladrón conocido como "El Rambo de Requena" ha reaparecido después de un periodo de inactividad en el municipio Valenciano de Chelva, donde ha asaltado al propietario de una bodega en su viñedo y le ha robado el vehículo, una Land Rover Discovery. Después de robar el coche se dio a la fuga para más tarde accidentarse de camino al municipio de La Yesa, por lo que las autoridades sospechan que ha continuado la huida a pie. Durante el robo nadie resultó herido.

Este lunes el municipio valenciano de Chelva se ha visto sobresaltado con la reaparición del “Rambo de Requena”, quien después de un periodo de inactividad evitando a las fuerzas de seguridad del Estado, decidió asaltar una bodega y amenazar con su escopeta recortada al dueño para robarle el vehículo, modus operandi del que ha hecho uso desde sus primeros ataques.

Como consecuencia del suceso, el “Rambo de Requena” se encuentra nuevamente a la fuga perseguido por al menos treinta efectivos de la Guardia Civil, quienes han iniciado el rastreo en los términos municipales de Chelva y La Yesa, donde ha aparecido el vehículo robado.

El vehículo robado era una Land Rover Discovery

La víctima no ha sido herida, aunque, como es habitual en el “Rambo de Requena”, este efectuó unos cuantos disparos de amenaza y advertencia que llenaron la cara del propietario del vehículo de pólvora, lo que ha llevado a pensar a las autoridades que la munición que usa es de fogueo, es decir, sin proyectiles.

A las seis de la tarde del lunes, la victima, Juan José Martínez se encontraba ofreciendo una visita por su viñedo a unos clientes de su bodega cuando sorprendió a un sujeto dentro de su Land Rover Discovery. Martínez decidió coger una piedra para amenazar y exigir al hombre que se encontraba intentando puentear su vehículo que saliese de este, sin embargo, el “Rambo de Requena” respondió con un disparo de su escopeta.

Tras el disparo, el atacante logró arrancar el motor del vehículo. No obstante, al intentar emprender la huida el motor dejó de responder. Aprovechando el fallo del coche, el bodeguero intentó aproximarse nuevamente e impedir el robo, lo que provocó que el ladrón se apease para efectuar un segundo disparo. Finalmente, el fugitivo logró huir en el vehículo en dirección a La Yesa. La Guardia Civil explica que poco después sufrió un accidente al salirse de la carretera y volcar el todoterreno, por lo que continuó con la fuga a pie y actualmente se encuentra una vez más en paradero desconocido.

¿Quién es el Rambo de Requena?

Se trata de un hombre de entre 35 y 40 años vestido con indumentaria militar, un ladrón que se ha mantenido oculto gracias a las viviendas abandonadas, donde se aprovisiona de los víveres necesarios. Así ha logrado mantenerse a la fuga desde que inició sus ataques el 28 de febrero en las zonas rurales de Requena-Utiel y la Hoya de Buñol en Valencia. Su gran conocimiento de la orografía continúa siendo una pieza clave para seguir evitando ser arrestado por las autoridades.

Antes de realizar este ataque al bodeguero, las autoridades le habían perdido la pista en la zona del parque natural de Chera-Sot de Chera y los montes de Siete Aguas, donde el helicóptero de la Guardia Civil y el Grupo Rural de Seguridad decidieron buscarlo.

La Guardia Civil ha llegado a utilizar drones en la búsqueda de este delincuente

Sus actos no parecen ser premeditados y el hecho de que se mantenga aún a la fuga no parecer ser más que una cuestión de suerte. Sus robos a vehículos han llamado mucho la atención por las circunstancias en las que se llevaron a cabo. En el primero de todos se implicó incluso la retención de la víctima en su propio vehículo durante tres horas, mientras que, en otra ocasión, amenazó al conductor con un disparo al aire para que le diese las llaves.

Otro de los delitos de los que se le acusa es la amenaza directa a un guardia civil. Esto sucedió cuando una pareja de propietarios encontró la puerta de su chalé forzada y decidieron llamar a las autoridades por el miedo a entrar sin protección a su vivienda. Una vez dentro, tanto los propietarios como el agente de la Benemérita que los acompañaba, fueron encañonados desde corta distancia por el sujeto conocido como el “Rambo de Requena”, quien huyó a través de los senderos montañosos de Requena. Ante este ataque, varias patrullas decidieron establecer un cerco policial en las cercanías, sin embargo, este fue burlado por el delincuente dejando de manifiesto su extremo conocimiento del terreno.

Desde la aparición de este hombre vestido con indumentaria militar los Grupos de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil no han escatimado en recursos para intentar darle caza. Este grupo está especialmente entrenado para situaciones similares y cuentan con el material logístico adecuado para la búsqueda y captura de delincuentes peligrosos o grupos terroristas. Durante la búsqueda posterior al ataque al guardia civil se utilizaron drones con visión térmica con el fin de intentar atraparlo en algunas de las viviendas abandonadas que suele usar para resguardarse, sin embargo, ni siquiera el uso de esta tecnología sirvió para apresarlo.

COMPARTIR: