28 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En la operación se han localizado 108 animales ocultos en un chalé que disponía de gradas preparadas para que el público asistiera para apostar

Peleas de gallos clandestinas: La Policía desmantela una mafia dedicada a organizar estos espectáculos en Valencia

Imagen del operativo policial.
Imagen del operativo policial.
Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal presuntamente dedicada al tráfico de cocaína, al blanqueo de capitales y a las peleas clandestinas de gallos. Durante los registros se localizaron, además de cocaína y dinero en efectivo, 108 gallos de pelea que se encontraban ocultos en un chalé. La vivienda disponía, incluso, de gradas preparadas para asistir de espectador a las peleas, una práctica prohibida en España.

El cruento espectáculo de las peleas de gallos, apuestas incluidas, no es cosa del pasado. Sucede en España, en la clandestinidad, en naves y casas particulares como la que la Policía Nacional ha descubierto en la comarca valenciana de la Ribera Alta. 

Tal y como han hecho público en un comunicado, agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal presuntamente dedicada al tráfico de cocaína, al blanqueo de capitales y a las peleas clandestinas de gallos. Una operación que se ha saldado con la detención de diez personas y la intervención de 581.000 euros en efectivo, 1,5 kilogramos de cocaína, una plantación de marihuana, dos pistolas, cinco vehículos, teléfonos móviles, joyas y relojes de lujo, así como máquinas de contar dinero. 

La investigación se inició en noviembre de 2020, a raíz de la detención de una persona que acababa de adquirir cien gramos de cocaína. Fue el detonante para poner marcha la llamada 'Operación Gallo', desarrollada en dos fases. La primera de ellas se realizó el pasado mes de mayo, cuando se practicaron cuatro registros domiciliarios en los que se detuvo a cuatro personas y se localizaron, además de cocaína y dinero en efectivo, 108 gallos de pelea que se encontraban ocultos en un chalé. La vivienda disponía, incluso, de gradas preparadas para la asistencia de público

Imagen de la operación policial. 

La segunda fase de la operación se ha desarrollado en las últimas semanas y en ella se ha detenido a otras cinco personas, entre ellas los principales responsables de la organización criminal, y se han realizado tres registros domiciliarios. Además, se han intervenido 574.000 euros en efectivo, once teléfonos móviles, tres relojes de lujo, dos vehículos, así como dos máquinas de contar dinero. Los agentes también han encontrado documentos contables de las presuntas operaciones de venta de cocaína llevadas a cabo por la organización, de los que se desprende que el grupo podría haber comercializado en los últimos meses una cantidad próxima a los cien kilos de cocaína. A los arrestados, al imputárseles un presunto delito de blanqueo de capitales, se les ha bloqueado tanto los bienes como las cuentas bancarias.

Otro caso en Valladolid 

El pasado 5 de septiembre, la Guardia Civil desmantelaba una red dedicada a organizar peleas de gallos con apuestas ilegales. Entonces, once personas fueron investigadas tras ser sorprendidas en pleno combate. De hecho, en el registro de la de la nave, hallaron un tentadero para peleas con unas rudimentarias gradas de madera a su alrededor. En el ring eran visibles restos de sangre y plumas. 

Una práctica prohibida 

La regulación sobre peleas de gallos en España es competencia de las comunidades autónomas, y en todas su práctica está prohibida explícitamente y perseguida por vía penal. 

Solo es ‘legal’, con muchas restricciones, en Andalucía y Canarias, al igual que en una veintena de países (la mayoría de habla hispana), lo cual lastra un avance legislativo universal para la erradicación de estos sangrientos ‘espectáculos’.

COMPARTIR: