13 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ha sido acusado de cinco delitos de malos tratos, uno de amenazas, otro de vejaciones y la pérdida de la patria potestad sobre sus hijos por 10 años

La Fiscalía pide ocho años de cárcel por siete delitos graves para Carlos Navarro 'El Yoyas', exconcursante de Gran Hermano

Carlos Navaro
Carlos Navaro "El Yoyas" se enfrenta a ocho años de prisión por presunta violencia machista.
El polémico exconcursante de Gran Hermano, Carlos Navarro, conocido como El Yoyas, se enfrenta a ocho años de cárcel y la pérdida de la patria potestad sobre sus hijos durante 10 años. Es lo que pide la Fiscalía contra Navarro, al que acusa de cinco delitos de malos tratos, uno de amenazas y uno de vejaciones, en este caso leve, contra su expareja, Fayna Bethencourt, quien también concursó junto a él en el famoso formato de Telecinco.

Carlos Navarro, “El Yoyas”, esta siendo investigado desde principios de este año 2019 por un juzgado de Telde, en Gran Canaria, que ahora ha concluido la instrucción del caso tras la denuncia interpuesta en 2018 por su expareja, la también concursante televisiva, Fayna Bethencourt .

Fayna Bethencourt y Carlos Navarro en un programa de televisión. 

El informe de la Fiscalía sostiene que desde el inicio de la convivencia en pareja, Navarro se aprovechó de la “dependencia emocional de Fayna, que reforzaba tratando de convencerla de que sus padres no la querían”. El fiscal asegura que también implantó una relación en la que “tenía un control absoluto de la economía doméstica así como limitaba la autonomía” de su mujer, vigilando incluso sus “comunicaciones y movimientos”. Añade que Navarro trataba de forma degradante a su expareja, a la que “retorcía la mano o le daba un pisotón cuando quería que se callara”. 

Todo esto se agravó con el nacimiento de sus hijos, según el fiscal, que asegura que incluso en presencia de los pequeños, el exconcursante de Gran Hermano agredió a su mujer “en múltiples ocasiones, cogiéndola del cuello hasta elevarla del suelo, dándole patadas, puñetazos, amenazándola e insultándola” y  con frases como “eres una hija de puta” o “una golfa” creando un gra clima de terror en la casa.

Estos graves episodios de malos tratos de los que la Fiscalía acusa a Navarro comenzaron en 2013, cuando supuestamente le dio una brutal paliza a Fayna delante de uno de sus hijos y la arrastró diciendo “¿Qué quieres que te rompa, el brazo o una costilla?”.

Fayna lo denunció por primera vez el 5 de septiembre de 2017, pero retiró la acusación porque aseguraba haberle perdonado. Aún así, el 11 de enero de 2018 volvió a denunciarlo. Entonces, fueron  impuestas medidas cautelares a El Yoyas,  una orden de alejamiento hacia su expareja y sus dos hijos y la prohibición de vivir en Gran Canaria.

Un concursante muy polémico

También cuenta como el exconcursante trataba de forma degradante a su pareja, a la que “retorcía la mano o le daba un pisotón cuando quería que se callara”. Todo esto se agravó con el nacimiento de sus hijos.

El fiscal acusa a "El Yoyas" de varios delitos de malos tratos, amenazas y vejaciones a su expareja, Fayna. 

El fiscal cuenta como en presencia de los niños, Navarro agredió a su mujer “en múltiples ocasiones, cogiéndola del cuello hasta elevarla del suelo, dándole patadas, puñetazos, amenazándola e insultándola”, con frases como “eres una hija de puta” o “una golfa”.

Los episodios de malos tratos que la Fiscalía le atribuye a Navarro comienzan en 2013 cuando supuestamente le dio una brutal paliza delante de uno de sus hijos y la arrastró diciendo “¿Qué quieres que te rompa, el brazo o una costilla?”. Fayna lo denunció por primera vez el 5 de septiembre de 2017, pero lo retiró porque aseguraba haberle perdonado. Aún así, el 11 de enero de 2018 volvió a denunciarlo y le fue impuesto, como medidas cautelares, una orden de alejamiento hacia su expareja y sus dos hijos y la prohibición de vivir en Gran Canaria.

Carlos el 'Yoyas' fue polémico durante su estancia en el programa Gran Hermano, donde fue ya acusado de violencia contra Fayna, entonces también concursante y que luego se convertiría en su compañera sentimental.

Expulsado de Gran Hermano

Por este motivo, en abril del año 2001 fue el primer expulsado disciplinariamente de este programa de televisión. Hasta siete asociaciones de mujeres y varios partidos políticos pidieron entonces su expulsión por violencia verbal y física contra Fayna. La cadena, después de valorarlo durante varios días terminó expulsando a Navarro del concurso, en contra de los deseos del psicólogo de Zeppelin, productora encargada de realizar Gran Hermano. Los responsables de Zeppelin argumentaban, entre otros asuntos, que Navarro nunca había protagonizado episodios de violencia similares y que sus ataques de ira se debían al sindrome de abstinencia de la nicotina.

Carlos Navarro fue expulsado de Gran Hermano por violencia física y verbal contra Fayna, también concursante. 

En realidad, el primero de los argumentos era falso, ya que Carlos Navarro Merino fue denunciado el 4 de septiembre de 1999 por un ciudadano de origen jordano, Omar Hassan Kalaf, con el que discutió por un maletendido de tráfico. Según la denuncia, Navarro se bajó de su coche en una calle de la localidad barcelonesa de Hospitalet recriminando a Omar que le hubiese pitado, gritándole "moro de mierda, vete a tu tierra, ¿aquí qué haces?". Después le rompió un diente de un puñetazo. La denuncia fue tramitada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Hospitalet y se abrió el procedimiento 341/1999  como  juicio de faltas, pero Carlos no pudo ser localizado hasta un año después, y el proceso caducó.

Procedente de una familia conflictiva

No es el único en su familia que ha protagonizado incidentes, ya que su padre, Policía Nacional, fue detenido en una ocasión tras un altercado con tres jóvenes mientras él paseaba al perro. Cuando llegó una dotación de policía el padre de Carlos los agredió, sin identificarse, y fue detenido. El "Tete de Hospitalet" como a Carlos le gustaba definirse nació y se crió en un ambiente complicado, explicando en varias entrevistas que tuvo que ponerse a limpiar boquerones con 14 años para ayudar en la economía familiar.

En 2016 Fayna presentó el libro "Cianuro chocolate", en el que escribió que "cuando el amor se convierte en la soga de la que pende tu cuerpo y los demonios se visten de madre que te da la mano, de marido siempre fiel o de hijo en tu regazo, es cuando las buenas intenciones de los seres más queridos pueden resultar tan letales como las puñaladas que te asesta ese asesino mientras te jura amor eterno". Carlos Navarro fue concejal en el ayuntamiento de Vilanova del Camí (Barcelona) como parte de la lista de Decide (Derecho, Ciudadanía y Democracia).

COMPARTIR: