10 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La madre del cámara lucha por encontrar al culpable y quiere “abrir una nueva investigación en España”, donde la causa fue archivada como suicidio

Caso Mario Biondo: “Para la familia es una media victoria que Italia lo declare asesinato”

El Cierre Digital en Mario Biondo y Santina, su madre.
Mario Biondo y Santina, su madre.
La muerte de Mario Biondo fue un asesinato. Así lo decretó recientemente la justicia italiana. A pesar de que el caso está archivado en España, la madre del cámara que fue marido de Raquel Sánchez Silva no quiere rendirse y hará “una investigación nueva en España”. Para ella, que el caso Mario Biondo se haya declarado como un homicidio es “una media victoria”.

El cuerpo sin vida de Mario Biondo, marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva, fue encontrado el 30 de mayo de 2013. Por aquel entonces, se estableció que la causa de la muerte fue un suicidio, pero la familia de Biondo nunca se creyó esa versión. A pesar de que el caso se archivara, continuaron con su lucha por descubrir la verdad en Italia. Esta semana, como informó elcierredigital.com, la Justicia italiana daba la razón a la familia, confirmando que la muerte del cámara fue un “asesinato”.

Ercole Rocchetti —periodista de la cadena de radiodifusión italiana RAI y uno de los primeros en cubrir el caso— ha podido hablar con Santina, madre de Mario Biondo, tras esta decisión de la justicia italiana. “Me dijo que para ella es una media victoria, porque por primera vez la justicia italiana declaró que había un homicidio. Que seguramente fuese asesinado y que fue un suicidio simulado”, explica el periodista a elcierredigital.com.

A pesar de esta confirmación, el comunicador explica que “no hay posibilidad ahora de encontrar a los autores del delito”, ya que el caso fue archivado en España y no se investigó “a nadie del entorno de Mario”.

“Todas las cosas raras que pasaron esa noche se podían saber por dónde estaban posicionados los teléfonos de personas cercanas a Mario, o de personas que no se conocían pero que tenían un teléfono en la misma hora en un lugar cercano a la casa de Raquel. Eso es normalmente lo que se hace cuando hay una investigación. Pero ahora esas pruebas no se pueden utilizar porque en España no se hicieron esos controles y han pasado ya muchos años”, continúa.

Sin embargo, la madre de Mario, según declara Rocchetti, “es muy luchadora, todavía no quiere rendirse”. Por eso, su siguiente paso será "nombrar a un nuevo abogado en España y hacer una investigación nueva directamente en España a raíz de lo que ha pasado ahora”.

Las pruebas que determinaron que la muerte de Mario Biondo fue un asesinato

“El juez de Italia ha razonado muy bien la decisión porque se ha atenido a todo tipo de pruebas que se han presentado durante todo este tiempo acerca de la aparición del cuerpo sin vida de Mario”, explicaban fuentes de la investigación recientemente a elcierredigital.com.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo.

Estas pruebas que se habrían revisado para descartar la opción del suicidio habrían sido las exhumaciones y las autopsias al cuerpo. Aunque estas, según explica Rocchetti a elcierredigital.com, creen que no son admisibles “porque ha pasado demasiado tiempo”.

Sin embargo, la prueba que parece haber sido determinante ha sido el hematoma que hallaron en la cabeza de Mario Biondo a su muerte, concretamente “en la zona temporal izquierda del cráneo, visible a partir de la reproducción fotográfica”. Este hematoma, según publicó la familia de Biondo en un comunicado tras conocerse el veredicto de la justicia, era “incompatible con una dinámica suicida etiológicamente ligada a la muerte de Biondo”.

Las autopsias al cuerpo de Mario Biondo

En España el caso de la muerte de Mario Biondo se archivó cuando habían transcurrido 20 días desde su muerte. Una fuente consultada por elcierredigital.com insistió en que "la muerte judicial en nuestro país debe ser siempre investigada. Sorprende que con tan poco tiempo se archivara en un caso de semejante relevancia, nunca había sucedido algo así”.

Durante la investigación de las causas de la muerte de Mario Biondo se conoció que la tercera autopsia —realizada después de la exhumación del cuerpo del italiano— era inválida, puesto que no se llevó a cabo con sus restos. Es por ello por lo que el forense responsable, Paolo Procaccianti, "está siendo investigado, ya que la Fiscalía sospecha que uno de los restos biológicos analizados durante la segunda autopsia no era de Mario", recordaba el periodista Ercole Rocchetti en un análisis del caso con elcierredigital.com.

Mario Biondo.

Estos hechos cambiaron todo el escenario de la investigación. Dos meses después de realizar la autopsia, el forense Procaccianti fue víctima de un robo en su despacho del Instituto Anatómico Forense, del que él era el director. "Ahí puede ser que se produjera el cambio de pruebas", sugería el periodista.

Incongruencias en la investigación de la muerte de Mario Biondo

El periodista italiano indicaba otra incongruencia en el caso de Mario Biondo: "No se sabe a qué hora murió, pero a las doce de la noche él estaba chateando con sus hermanos y de repente no contestó más. Una vecina del piso de Raquel Sánchez y Mario declaró que a las 00:30 horas escuchó como lamentos o gemidos sexuales y pensó que él estaba masturbándose, pero eso no puede ser cierto, porque le encontraron con el pijama, totalmente vestido. Según expresó Rocchetti en declaraciones a elcierredigital.com, "el fiscal en su momento le preguntó a la vecina si podían ser gemidos de alguien a quien estaban matando y ella dijo: 'Bueno, sí, puede ser'".

El periodista también destacó: "Si Mario murió a las 00:30 horas de la noche, ¿por qué su teléfono y ordenador siguieron operativos hasta las cinco de la madrugada?". Otra de las pruebas que hacen pensar a Rocchetti que Mario Biondo no se suicidó es que, después de su muerte, "alguien pagó tres cocktails en un prostíbulo –algo que no era normal en él– con la tarjeta de Mario, que estaba asociada a la cuenta que compartía con su mujer, Raquel Sánchez Silva".

Otro de los detalles que no encaja en este caso, es que, según relata Rocchetti, "la Policía dijo que encontraron el cuerpo a las cinco de la tarde. Hay testigos que dicen que por la mañana ya habían visto la ambulancia delante de la casa. Las horas no concuerdan con las que dieron en declaración la empleada del hogar y la mujer de Mario".

COMPARTIR: