19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se acusa a los arrestados de organización criminal, trata de seres humanos, tráfico de drogas y blanqueo de capitales

La operación 'Samuco' se salda con trece detenidos y más de dos kilos de cocaína intervenida en Valdepeñas

Material incautado.
Material incautado.
La organización también obligaba a varias mujeres a ejercer la prostitución en pisos de alquiler y clubes de alterne, y éstas también se dedicaban a la venta de droga a sus clientes. Con la actividad comercial que generaban los locales de alterne blanqueaban el dinero procedente de la droga.

La Guardia Civil de Ciudad Real ha desarticulado un grupo criminal dentro de la operación 'Samuco', deteniendo a trece personas e investigando a otras 14 más investigadas, como presuntas autoras de los delitos de pertenencia a organización criminal, trata de seres humanos, tráfico de drogas y blanqueo de capitales.

La investigación se inició hace aproximadamente un año cuando los agentes de la Guardia Civil tuvieron conocimiento de que varias personas estarían vendiendo sustancias estupefacientes en Santa Cruz de Mudela, por lo que los investigadores dieron inicio a la operación, llevada a cabo en dos fases, con el fin de esclarecer que personas estarían detrás de esta ilícita actividad.

La localidad manchega de Valdepeñas.

En la primera fase de la investigación, los agentes consiguieron identificar a un grupo de personas con antecedentes por estos mismos hechos, que vendían droga en varios domicilios de Santa Cruz de Mudela, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Además, pudieron averiguar que una mujer se desplazaba con frecuencia desde Valdepeñas a Santa Cruz de Mudela para la venta de droga a dos establecimientos públicos y un domicilio de esa localidad.

En la segunda fase de la operación, los guardias civiles descubrieron la existencia de una vivienda donde residía el grueso de la organización y desde donde se suministraba la droga.

También prostituían a mujeres

La organización, que llevaba más de diez años afincada en Valdepeñas, suministraba cocaína a otros pequeños traficantes de drogas de Santa Cruz de Mudela y localidades cercanas desde una vivienda en la que se reunía la organización para la distribución de tareas.

Además, tenían a mujeres ejerciendo la prostitución en pisos de alquiler y clubs de alterne, a las cuales obligaban a vender sustancias estupefacientes a sus clientes. Con la actividad comercial que generaban los locales de alterne blanqueaban el dinero procedente de la droga.

Cuando se obtuvieron una serie de pruebas e indicios incriminatorios se procedió a la explotación de la operación que se ha saldado con la intervención de 2,5 kilogramos de cocaína, 11 dosis de cocaína, 100 gramos de marihuana, tres vehículos de alta gama, seis kilogramos de sustancias para el preparado de la droga, anabolizantes, 500 euros en metálico, básculas de precisión y otros efectos relacionados con el tráfico de drogas.

Las diligencias junto con los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valdepeñas.

COMPARTIR: