22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

“El maltrato por parte de la Administración durante años se ha acentuado con la crisis del Covid-19" señalan los sindicatos

Los médicos internos van a la huelga en Madrid: Reivindican un descanso justo y salarios dignos tras el coronavirus

Los MIR de la Comunidad de Madrid inician HUelga indefinida
Los MIR de la Comunidad de Madrid inician HUelga indefinida
La situación de la crisis del COVID-19 ha puesto en jaque a los servicios sanitarios de toda España. Aunque todo el personal médico se ha visto afectado, la pandemia ha dejado en evidencia la situación laboral de los MIR aún en formación, pero con largas jornadas complicadas por el coronavirus. Una vez rebajada la carga laboral, este grupo de médicos irá a la huelga indefinida hasta conseguir mejoras en las condiciones de trabajo.

El día lunes 13 de julio comienza la huelga de residentes en la Comunidad de Madrid. El Comité de Huelga de Residentes de la Comunidad de Madrid, que incluye a MIR representantes de los hospitales públicos de la sanidad madrileña, ha decidido fijar como fecha para una huelga indefinida el día de hoy “ante el abandono y silencio de la Consejería de Sanidad”.

“El maltrato por parte de la Administración durante años se ha acentuado con la crisis del Covid-19 y así continúa sucediendo. El 22 de mayo, el Comité de Empresa MIR remitió a la Consejería de Sanidad un Convenio MIR histórico y que sirve de vehículo para solucionar gran parte de los problemas del colectivo”, aseguró la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) en un comunicado.

Debido a la crisis del coronavirus, las instituciones sanitarias han tenido que estirar al máximo sus recursos, incluyendo al personal de formación. Según los convocantes, los residentes “se han convertido, si cabe aún más, en un pilar elemental para el funcionamiento de los centros sanitarios, requiriéndose de ellos la ejecución de funciones durante todo el periodo que sobrepasaban ampliamente su nivel formativo y sus competencias”.

Entre las quejas del personal se encuentra el “abandono” de la administración, que no cumple con los requisitos “de protección adecuados” con el consiguiente “contagio de miles de sanitarios”. Entre las medidas que denuncian se encuentran: la falta de tes de cribado, las “pésimas” condiciones de los contratos a residentes el último año, el rechazo a considera el COVID como una enfermedad profesional para reconocerlo en el INSS, las nóminas “ridículas” o la acumulación de vacaciones el último año.

Se establecerán servicios mínimos durante la huelga.

El día de hoy, se van a celebrar varios actos reivindicativos. El primero de ellos será una concentración a las 08:00 horas en todos los hospitales públicos del SERMAS y también en el Hospital Fundación Jiménez Díaz, que se suma a la huelga como señal de solidaridad.

A las 10:00 horas comenzará en Madrid una manifestación con el siguiente recorrido: arrancará en la Calle Sagasta, número 6, lugar donde está ubicada la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad; se bajará luego desde la rotonda de Bilbao por la Calle Fuencarral hasta llegar a Gran Vía; y luego se girará a la izquierda hasta llegar a la Calle Aduana, sede de la Consejería de Sanidad.

La “explotación” de los MIR

Según explican los convocantes, la situación de los médicos residentes (MIR) es crítica. Estos especialistas en formación cumplen labores de entrenamiento teórico prácticas que les permitan concluir sus horas prácticas y estudios durante un perdió de 4-5 años. En el año 2009, la Consejería de Sanidad dedicó regular la relación laboral para darle una figura especial a este tipo de trabajadores.

Aunque las intenciones parecen a priori buenas, los sindicatos denuncian que esta relación se ha convertido “desde su entrada en el hospital en mano de obra barata, siendo sometido a una alta presión física, psicológica y académica, con un sueldo-beca que ridiculiza toda la labor que ejerce”.

Como explican el primer año de residencia 10,85 euros brutos/hora de guardia, con una retribución neta mensual sin guardias de 1003 euros, llegando a 1279 euros en los residentes de último año (4º y 5º año de residencia). Por ello, la mayoría de los residentes se ven abocados a complementar sus sueldos con la acumulación “de extensas, exhaustivas y continuas horas de guardia de 17 y 24h”, siendo estas el “único flotador” que sustenta sus nóminas y que les ofrece una “salida económica realista”, suponiendo normalmente más de la mitad de su salario.

Las agotadoras jornadas son parte de lo que reclaman los MIR.

Los convocantes también alertan de la existencia de “una diferencia abismal entre las diferentes comunidades autónomas”, siendo los residentes de la Comunidad de Madrid los segundos peor pagados, sólo por detrás de las Islas Canarias, lo cual “dificulta enormemente sus condiciones” por ser Madrid una de las ciudades de España con mayor coste de vida.

Además, también han denunciado que cursos, master, transportes, comidas y demás gastos indispensables sean financiados del bolsillo de cada uno de los MIR lo que hace “aún más lamentable” la relación laboral.

El sindicato médico AMYTS ha estado elaborando un convenio colectivo para regular las funciones de los residentes, con el fin de “tener un marco legal sólido y actualizado que reconozca la función esencial del mismo dentro del centro hospitalario, y consiga una adquisición de responsabilidades progresiva real, de acuerdo a su nivel de formación”.

Este convenio ha sido inicialmente consensuado junto con el resto de miembros del Comité de Empresa del personal en formación. Propone “mejoras en las condiciones laborales, y regulación de aspectos vitales como la retribución, formación, jornada de trabajo y acción social”, según AMYTS.

COMPARTIR: