22 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La familia fue testigo de cómo el pequeño desapareció por la cavidad de 25 centímetros de diámetro cuando pasaban el día en una finca familiar

Angustioso rescate de un niño de dos años que cayó en un pozo de 110 metros de profundidad en la localidad malagueña de Totalán

Los equipos de rescate coordinan las operaciones de rescate del niño de dos años en el pozo de Totalán, Málaga
Los equipos de rescate coordinan las operaciones de rescate del niño de dos años en el pozo de Totalán, Málaga
Los hechos han sucedido sobre las 14.00 horas del domingo. El 112 fue alertado de la caída de un menor de dos años por un agujero en la zona del Dolmen del Cerro de la Corona. Se trata de un orificio de prospección para buscar agua de pequeño diámetro, un típico pozo artesiano que, al parecer, no tenía permiso de construcción.

Un amplio operativo formado por efectivos de varios cuerpos tratan de rescatar a un niño de dos años que ha caído en un pozo de unos 110 metros de profundidad en el municipio malagueño de Totalán. Se trata de un rescate de máxima  complejidad por las características del pozo, muy profundo y estrecho situado en  una finca, propiedad de un tío del pequeño.

El accidente tuvo lugar sobre las 14.00 horas del domingo. El 112 fue avisado de la caída de un menor de dos años por un agujero en la zona del Dolmen del Cerro de la Corona.  La familia pudo ver cómo el niño desaparecía por la cavidad en el suelo sin poder hacer nada para evitarlo. Habían ido a pasar el día con la familia y el pozo no contaba con ninguna protección alrededor.

El Dolmen del Cerro de la Corona, zona donde se encuentra el pozo donde cayó el menor de dos años.

El operativo para rescatar al pequeño está compuesto por miembros del Consorcio de Bomberos de Málaga (CPB), efectivos de la Guardia Civil, incluido el Equipo de Rescate e Intervención de Montaña; el Grupo de Especialidades Subacuáticas (GEAS); de la Policía Nacional y Local, y de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES).

Además, se ha solicitado la asistencia del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Desastres (Giped) del Colegio de Psicólogos de Andalucía y también se han desplazado hasta el lugar técnicos del centro coordinador de Emergencias 112 en Málaga.

Las autoridades han destacado la "complejidad técnica" que conllevan las tareas de rescate, ya que se trata de un orificio que tiene unos 25 centímetros de diámetro y "no está entubado". También se ha introducido una cámara con la que han tocado fondo  a unos 79 metros de profundidad, pero no saben todavía  si ese es el fondo o si ha habido algún derrumbe de tierra. La búsqueda continúa mientras que se ha confirmado que dicha captación de agua no contaba con protección alrededor. A las labores de recuperación también se ha unido la empresa encargada en realizar el pozo. 

 

COMPARTIR: