22 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ha sido trasladado de prisión en varias ocasiones y ahora espera en el centro coruñes de Texeiro el inminente juicio por el asesinato de Diana Quer

La vida en la cárcel de José Enrique Abuín, el Chicle: aislado del resto de presos, barba frondosa y pelo largo

José Enrique Abuín, alias 'El Chicle'
José Enrique Abuín, alias 'El Chicle'
El juicio por el crimen de Diana Quer comienza el próximo martes 29 de octubre en la Audiencia Provincial de A Coruña. José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle', se enfrenta a una condena de Prisión Permanente Revisable por el secuestro, violación y asesinato de la joven madrileña. Tras pasar por varios centros penitenciarios, el presunto asesino actualmente se encuentra en la cárcel coruñesa de Texeiro a la espera de la vista, donde ha modificado su imagen considerablemente.

En las próximas semanas tendrá lugar el proceso para poner fin al trágico crimen de Diana Quer, desaparecida en agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal (A Coruña) y cuyo cadáver fue recuperado de un pozo en la localidad de Rianxo 500 días después.

El único acusado y autor confeso de su muerte, José Enrique Abuín Gey, el Chicle, se enfrenta a una pena de prisión permanente revisable que piden tanto Fiscalía como la acusación particular por los delitos de asesinato, agresión sexual y detención ilegal. Abuín se sentará en el banquillo, ante un jurado popular, para enfrentar un proceso en el que figuran más de 50 testigos y 40 peritos.

Desde que ingresara en prisión preventiva, el Chicle ha permanecido interno en diferentes centros de los que se ha ido trasladando por motivos de seguridad y donde ha tenido varios altercados con otros presos. Ahora, de nuevo en la cárcel de Texeiro (A Coruña) el cambio físico y de comportamiento del Abuín ha sido notable.

chicleJosé Enrique Abuín se ha dejado crecer el pelo y ahora tiene una barba poblada 

Se encuentra en el módulo de ingresos, recinto que suele albergar a los internos más recientes antes de ser clasificados, a los que se encuentran en tránsito porque van a ser trasladados a otros centros o los que deben ser aislados del resto de los reclusos, como es el caso de El Chicle. 

En este espacio del centro penitenciario tiene una celda solo para él y está vigilado permanentemente por otro preso, desde una celda contigua. Abuín puede salir dos horas al día al patio, pero apenas sale para evitar cualquier contacto con los demás reclusos.

Durante los años que ha pasado en prisión su aspecto físico ha cambiado considerablemente. Si en el juicio donde fue condenado por secuestro y agresión sexual de una joven en Boiro ya presentaba una barba característica, ahora en la prisión Coruñesa se ha dejado crecer aún más el bello facial, así como el pelo que cubre su cabeza, llegando a formar una pequeña melena.

Traslados contínuos por su seguridad

En un principio permaneció en Texeiro, centro del que fue trasladado hasta la prisión pontevedresa de A Lama para garantizar su seguridad. En agosto de 2007 pillaron a Abuín con un kilo de cocaína en el coche y otros 17 en su casa, hechos por los que fue condenado a dos años de cárcel y una multa. En Texeiro se encontraban varios miembros del clan de Os Fanchos, dedicados al tráfico de droga que consideran a Abuín como un 'chivato' y por eso fue trasladado.

Pero en A Lama la situación no fue mejor para el autor confeso de la muerte de Diana Quer, sino que los "riesgos potenciales" a los que se enfrentaba el preso en este centro,  que no cuenta con un módulo de aislamiento, fueron el motivo de su siguiente traslado hasta el centro penitenciario de Mansilla de las Mulas, en León.

Aquí ha permanecido interno durante el último año y medio, antes de ser trasladado de nuevo a Texeiro a principios de octubre para el juicio. En Mansilla de las Mulas le han cambiado hasta tres veces de módulo y ha tenido varios encontronazos con otros presos. De hecho, Abuín no ha mostrado colaboración en las tareas rutinarias como la limpieza o su nula participación en los programas del centro.

Esta conducta ha tenido que ser modificada por el preso, puesto que el hecho de ser una persona mediática y conocida y ser uno de los internos acusados o condenados por delitos contra mujeres le han puesto en el centro de la diana de muchos compañeros de prisión.

El Chicle y los padres de Diana declaran el mismo día

El lunes 28 de octubre tendrá lugar la selección del Jurado Popular, que se encargará de analizar los hechos y dictar si el acusado es culpable o inocente. Las declaraciones del Chicle, del padre de la víctima, Juan Carlos Quer, y de la madre, Diana López-Pinel, están previstas para el día siguiente en la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, situada en Santiago.

Cinco familiares del acusado y cuatro testigos de otros comportamientos del acusado testificarán el día 30. Por su parte, otros tres conocidos de la víctima que estuvieron en contacto con ella la noche de su muerte, un testigo con información sobre ubicación de los hechos, otro testigo sobre el hallazgo del móvil de la víctima y diez feriantes que residían en la zona de su desaparición declararán al día siguiente.

Para el 4 de noviembre se retomará el juicio, día que  están citados dos policías locales de Rianxo, cinco buzos, agentes para declarar sobre el informe de las cámaras de la gasolinera, otros cuatro agentes que intervinieron en la investigación, dos guías caninos y el sargento de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Noia.

diana-lopez-pinel-juan-carlos-quer

Diana López-Pinel y Juan Carlos Quer

Un día después testificarán más agentes que tuvieron participación en el caso, en los análisis biológicos, las inspecciones oculares, así como un amigo de la víctima, una conocida del Chicle y una vecina de la localidad de A Pobra.

La siguiente jornada del juicio tratará la prueba pericial, a la que están citados a declarar sobre la identificación del vehículo captado por las cámaras de una gasolinera dos testigos, un entomólogo y tres policías locales de A Pobra que hablarán sobre el informe de iluminación de la zona en la que se abordó a la víctima. También están citados cinco forenses que declararán sobre el informe de imputabilidad del acusado y otro grafológico de la acusación particular.

El 7 de noviembre, se hablará sobre los informes de rastreo y análisis de datos telefónicos, el análisis químico del maletero del vehículo del acusado, de vestigios y huellas en vehículos. Del mismo modo, también se relatará la reconstrucción de hechos, el informe sobre la luminosidad de la nave y el análisis del móvil de la víctima. El día 8 se analizarán, a través de nueve profesionales, las pruebas forenses practicadas a la fallecida.

COMPARTIR: