19 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El empresario italiano que apoyó al Real Madrid de Ramón Mendoza cumplía arresto domiciliario de más de 17 años de condena y padecía de los pulmones

Calisto Tanzi, financiador de la 'Quinta del Buitre' y causante de la quiebra de Parmalat, muere a los 83 años

La generación madridista, la 'Quinta del Buitre'.
La generación madridista, la 'Quinta del Buitre'.
El empresario italiano y ex propietario del grupo lácteo Parmalat, Calisto Tanzi, fallecía el pasado 2 de enero por una infección pulmonar en Parma. Tanzi cumplía arresto domiciliario después de ser condenado a 17 años y 5 meses de prisión por falsificar las cuentas de su entonces compañía Parmalat, propiedad ahora del grupo francés Lactalis. Además de por su gran emporio, el empresario era conocido por sus famosos patrocinios a equipos deportivos como el Real Madrid en 1985.

Calisto Tanzi (1978-2022), empresario y ex propietario de la compañía láctea Parmalat que fue protagonista en 2003 de la mayor bancarrota fraudulenta de Europa registrada por entonces, falleció este domingo a los 83 años en la ciudad italiana de Parma. Tanzi, que seguía cumpliendo una pena de 17 años y cinco meses de condena mediante el arresto domiciliario, murió el 2 de enero en un hospital de la urbe parmesana en el que se encontraba ingresado desde mediados de diciembre por una afección pulmonar. Según informaron los médicos que le atendieron, la muerte fue causa de una infección que nada tenía que ver con el coronavirus.

Calisto Tanzi.

Procedente de la región italiana Emilia-Romaña, Tanzi se hizo cargo de la empresa local de su abuelo a los 22 años y la convirtió en la conocida multinacional Parmalat, que ahora está bajo el control del grupo francés Lactalis. La compañía llegó a contar con 130 fábricas en todo el mundo que producían leche, yogur, conservas y snacks. Además de esto, Calisto Tanzi tenía bajo su poder una compañía turística, una cadena de televisión y el club de fútbol Parma, de la Serie A italiana. Fueron también muy sonados sus patrocinios en equipos de fútbol, esquí y carreras de Fórmula 1.

Parmalat, patrocinador del Real Madrid en 1985

Uno de los patrocinios más llamativos de la historia de Parmalat es el que vistió al equipo del Real Madrid con la generación de la 'Quinta del Buitre' –futbolistas españoles surgidos de las categorías inferiores del Real Madrid Club de Fútbol que lograron en el primer equipo múltiples éxitos deportivos durante los años 1980 y 1990–. 

La generación madridista la 'Quinta del Buitre'.

En octubre del año 1985, el club blanco entonces presidido por Ramón Mendoza confirmaba que el equipo anunciaría a Parmalat durante dos años en sus equipaciones. La empresa italiana pagó al Madrid por la publicidad durante las temporadas del 85-86 y del 86-87, 220 millones de pesetas –alrededor de 36 millones de euros–. Durante este periodo los merengues ganaron una Copa Intercontinental, cuatro ligas, una Copa del Rey y una Supercopa.

Calisto era conocido por ser un fanático del fútbol, pasión que utilizó en los 80 y los 90 para proyectar internacionalmente su empresa de lácteos. A principios de los años 90 decidió comprar el club de su ciudad, el Parma, convirtiéndose en propietario del 98% de sus acciones y cediendo la presidencia de la entidad a su hijo Stefano. Desde entonces, el equipo parmesano se convirtió en uno de los mejores de Europa, ganando tres copas de Italia, una Supercopa italiana, una Recopa, dos Copa de la UEFA, y una Supercopa de Europa, además de ser en dos ocasiones subcampeón de la Serie A.

El escándalo de Parmalat

El reconocimiento internacional que ostentaba el empresario Calisto Tanzi por su gran emporio se convirtió en 2003 en objeto de polémica. Fue entonces, diecinueve años atrás, cuando Europa conocía el mayor fraude financiero de su historia. Tanzi llevaba años falsificando las cuentas de la compañía, que acumulaba una deuda de 14.000 millones de euros y que consumió los ahorros de miles de inversores en todo el mundo. En aquel momento, Parmalat daba trabajo a unas 36.000 personas en 30 países y tenía fábricas e inversiones en casi toda América Latina, en particular en Brasil.

La Justicia abrió una investigación por fraude criminal en el momento en que la administración se vio obligada a buscar protección por la evidente quiebra y se declaró en suspensión de pagos. Según se indica en los informes de registro del caso, la multinacional se convirtió en "la mayor fábrica de deuda de la historia del capitalismo europeo". 

Fábrica de la compañía Parmalat.

En 2008, Tanzi fue condenado a 10 años de cárcel por fraude en primera instancia, y en 2011, el Tribunal de apelación de Bolonia le declaró culpable de manipulación del mercado, quiebra fraudulenta y otros cargos, sentenciando una condena de 17 años y 5 meses de prisión –a pesar de que la Fiscalía pidió 20 años para el empresario–. Debido a su estado de salud y su avanzada edad (72 años entonces), se le concedió el arresto domiciliario, que seguía cumpliendo hasta su muerte el segundo día de este año 2022.

Junto al italiano, otros ejecutivos de la empresa y destacados banqueros italianos, tuvieron que enfrentarse a la Justicia. El ex director financiero de Parlamat Fausto Tonna, junto a otras catorce personas fueron condenados por fraude, bancarrota y asociación para delinquir. Así mismo, el hermano de Calisto Tanzi, Giovanni, fue condenado a 10 años y medio de prisión, mientras dos ejecutivos del grupo fueron absueltos.

En su testimonio ante el juez, el empresario Tanzi aseguró también que decenas de políticos italianos habían recibido fondos de la sociedad durante años a cambio de favores a la empresa. El escándalo de Parlamat llegó a salpicar al tres veces Primer Ministro italiano, Silvio Berlusconi.

COMPARTIR: