29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta sevillana conocida por su lema "Mis ganas ganan" compartía en redes su día a día desde hace tres años, cuando le diagnosticaron sarcoma de Ewing

Fallece Elena Huelva, la influencer de 20 años que visibilizaba su lucha contra el cáncer en Instagram

/ Elena Huelva, en una de sus publicaciones de Instagram en las que informaba de su enfermedad.
La influencer de 20 años Elena Huelva, que visibilizaba el cáncer que padecía en redes sociales, ha fallecido en la mañana de este 3 de enero. Esta sevillana conquistó con su sonrisa y fortaleza a más de 842.000 seguidores en Instagram, entre los que también se encuentran famosos como Manuel Carrasco, Aitana, Ana Obregón y Sara Carbonero. A pesar de su adiós, el sarcoma de Ewing que Elena padecía desde hace tres años nunca le quitó las ganas de proclamar su conocido lema 'Mis ganas ganan'.

La joven influencer Elena Huelva, un ejemplo de lucha contra el cáncer que visibilizaba con entereza su enfermedad en redes sociales, ha fallecido en la mañana de este 3 de enero. Los más de 842.000 seguidores de Instagram con los que contaba esta sevillana de 20 años han conocido esta tarde la triste noticia confirmada por su familia, que la ha acompañado en todo momento.

A Elena Huelva le diagnosticaron sarcoma de Ewing –un tipo de cáncer– en 2019, con tan solo 16 años. Tras recuperarse, en 2020 sufrió una recaída por la que tuvo que empezar un tratamiento de quimioterapia contra sus nódulos en los pulmones.

A pesar de que la joven influencer –y autora del libro que lleva como título el lema de su vida 'Mis ganas, ganan'– afrontaba su enfermedad con energía y positivismo, esta mañana hacía saltar todas las alarmas con un mensaje en una de sus publicaciones de Instagram: "Hoy me he despertado no de la mejor forma, es más, nada bien, un muy susto. Están siendo días muy difíciles, están siendo muy complicados, pero como sabéis yo soy más fuerte, y más complicada. Quiero que sepáis que yo ya gané, hace mucho. Seguimos, siempre".

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de ᴇʟᴇɴᴀ ʜᴜᴇʟᴠᴀ (@elenahuelva02)

Sus últimos mensajes, como todos a lo largo de estos últimos tres años, han provocado la cariñosa reacción de miles de seguidores entre los que se encuentran muchos famosos como Ana Obregón, India Martínez, Manuel Carrasco, Sara Carbonero, Aitana...

Todos ellos han recordado públicamente y en varias ocasiones la fortaleza que Elena demostraba y el "poder de su sonrisa", como coincidían muchos de sus seguidores. 

La lucha de jóvenes contra el cáncer a través de las redes sociales

A Elena Huelva le diagnosticaron un cáncer en 2019, con 16 años, en 2020 recayó y en la actualidad está luchando con nódulos en los pulmones. En su cuenta de Instagram ha llegado a contar con 842.000 seguidores, que sufren su enfermedad con ella pero que también se alegraban cuando ella acudía a conciertos que la hacían feliz como los de Aitana o Manuel Carrasco, a los que también considera sus amigos.

“Nadie nos ha prometido un mañana, vive el presente”, reitera la joven, que también decidió compartir sus experiencias en su libro ‘Mis ganas, ganan' de la editorial Montena. “No es un libro de autoayuda para personas que pasan por el mismo momento, es solo mi historia. Va dirigido también para alguien que no necesita ayuda, pero le gusta saber más información sobre este tema del que se sabe poco, porque lo que sale en una película, es una película”.

El 15 de febrero de 2022 Elena y Charlie –el tiktoker ya fallecido que afrontaba con humor el cáncer que padecía–, junto a otros jóvenes conocidos en las redes por la forma de sobrellevar su enfermedad, se unieron para hablar sobre un tema tabú en honor al día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer Infantil. “Después de curarte, llega un proceso de volver a la vida en el que pienso que te tendrían que acompañar y que no tendría que ser un privilegio que tengas que pagar, sino un derecho”.

Charlie y Elena no tuvieron una adolescencia típica. Para ellos, las salas de hospitales, los tratamientos y sus efectos secundarios, se convirtieron en su rutina diaria. Por ello decidieron compartir sus experiencias personales, para romper los miedos y tabúes que conlleva esta enfermedad en la gente más joven y pedir más inversión en la investigación de sus dolencias. 

COMPARTIR: