05 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se movian por Guadalajara repartiendo cocaína, hachís, metanfetamina, marihuana y Viagra

Nuevas formas de transportar droga: Desarticulada una banda que hacía los repartos en patinete eléctrico

Agentes de la Guardia Civil durante un registro en uno de los domicilios
Agentes de la Guardia Civil durante un registro en uno de los domicilios
Este miércoles 10 de junio la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara desarticuló una banda de narcotráficantes que utilizaban a dos jóvenes para realizar las entregas de droga utilizando como medio de transporte patinetes eléctricos. La banda cayó en el contexto de una operación antridroga denominada "Cafelitos" cuyo comienzo se remonta al año 2019 en la localidad de Molina de Aragón, donde sus actividades habían despertado una gran alarma social y preocupación entre los habitantes.

Durante la crisis uno de las actividades que no se ha visto paralizada ha sido el narcotráfico. Este miércoles 10 de junio la Guardia Civil ha desarticulado en Guadalajara una organización dedicada al tráfico de droga utilizando patinetes eléctricos en esa provincia.

Entre los narcóticos incautados se encuentran casi un gramo de cocaína, distintas cantidades de hachís, metanfetamina, marihuana, comprimidos de viagra y 5 kilogramos de sustancias de corte. Las sustancias de corte son todas aquellas con las que los narcos alteran las drogas para reducir la pureza de esta. De esta manera evitan que las dosis sean letales y además pueden reducir la cantidad del producto que venden al consumidor, entre las sustancias más populares para cortar la droga se encuentran la lidocaína, la tiza y el talco. También se han intervenido tres vehículos, 5 patinetes eléctricos y casi 30.000 euros.

Esta operación de detención de narcos denominada “Cafelitos” se remonta al mes de marzo del pasado año 2019, cuando agentes de la Guardia Civil de Molina de Aragón, en Guadalajara, venían investigando a un grupo de personas que se dedicaban al tráfico de droga, principalmente cocaína. Estos individuos no estaban manteniendo un perfil bajo, con lo cual llamaron prontamente la atención de los habitantes de la comarca de Molina de Aragón.

A raíz de la detección de este grupo delictivo, el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil (EDOA) de Guadalajara se hizo cargo de las investigaciones, dirigidas por el Titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Molina de Aragón.

Las investigaciones revelaron que la sede principal de este grupo delictivo se encontraba en Guadalajara capital y el alcance de la red de narcotráfico que habían montado alcanzaba las localidades de Molina de Aragón, Cifuentes, Trillo, Brihuega, Alcolea del Pinar, Mondéjar, Yunquera de Henares, Almoguera y Almadrones.

Los narcos se aprovisionaban de sustancias estupefacientes a través de otros dos individuos pertenecientes a una organización criminal radicada en las localidades madrileñas de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz. La distribución final a los consumidores se hacía mediante dos jóvenes que hacían los repartos en patinetes eléctricos.

Finalizadas las primeras investigaciones y localizados los objetivos, la Guardia Civil registró a partir del 12 de mayo 11 domicilios en distintas localidades de Guadalajara y la Comunidad de Madrid. De momento se ha a 19 personas de distintas nacionalidades y edades que van desde los 24 hasta los 45 años.

COMPARTIR: