22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Se trata de una prueba caligráfica sobre la personalidad de "El Chicle" y el informe final de la Guardia Civil sobre la reconstrucción del crimen

Cuando se cumple un año del hallazgo del cadáver de Diana Quer, la falta de dos informes impide cerrar la instrucción

Un año después de la aparición del cadáver de la joven madrileña, su padre lucha contra la derogación de la prisión permanente revisable y denuncia que "el buen comportamiento en prisión de estos criminales sea considerado una prueba de rehabilitación".

Tal día como hoy, hace justo un año, conocíamos la noticia del hallazgo del cadáver de  Diana Quer, la joven madrileña de 18 años desaparecida en Galicia en verano de 2016. Los equipos de búsqueda de la Guardia Civil encontraron su cuerpo sin vida dentro de un pozo situado en una nave industrial abandonada de la aldea de Asados (Rianxo, A Coruña). Dos días antes, había sido detenido el autor confeso del crimen de Diana. Habían pasado ya 16 meses desde su secuestro.

Pero la falta de dos informes impide cerrar la instrucción del caso. Esos dos documentos son una prueba caligráfica para determinar la personalidad agresiva e impulsiva y un trastorno sexual en el acusado, "El Chicle", y un informe de la Guardia Civil con las  conclusiones de la reconstrucción del crimen realizada en junio ante el asesino confeso de Diana, según La Voz de Galicia. 

El objetivo de la prueba caligráfica es desmontar la versión del acusado de que el crimen fue un homicidio fortuito y que él nunca la agredió sexualmente. A la espera de estos documentos, se estima que el juicio por por este caso se abra a partir de Junio próximo.

Mientras tanto, la familia de Diana, en especial su padre Juan Carlos Quer, sigue luchando a favor de la prisión permanente revisable. Un debate que se ha vuelto a avivar en estas semanas con el reciente asesinato de Laura Luelmo en Huelva. Durante la entrevista concedida a elcierredigital.com, Juan Carlos Quer ha reafirmado su postura: “Es algo que pido yo y el 75% de la población española  al margen de ideologías”. Unos datos extraídos de las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que reflejan el sentir favorable de la mayoría de la sociedad española respecto a esta medida.

Juan Carlos Quer, padre de Diana/ Europa press

Un año del hallazgo del cuerpo de Diana

Diana Quer desapareció el 22 de agosto de 2016 sin dejar rastro cuando regresaba a la casa de veraneo de su madre desde las fiestas de A Pobra, en las que había estado aquella noche. Casi 500 días después, las autoridades policiales detuvieron a José Enrique Abuín, ‘El Chicle’. Fue el 29 de diciembre de 2017. El asesino terminaría confesando ser el autor de la muerte de la joven dos días más tarde.

Durante un año y medio, Abuín mantuvo escondido el cuerpo sin vida de Diana Quer en una nave industrial abandonada en la aldea de Asados, situada en Rianxo, A Coruña. El cadáver estaba atado con cuerdas y lastrado con ladrillos en el interior de un pozo de agua que había dentro del almacén. Fueron 16 meses de exhaustivas investigaciones y de sufrimiento de la familia Quer por la incertidumbre de no saber qué es lo que había pasado con Diana. Después se confirmó que la joven fue asesinada la misma noche de su desaparición.

José Enrique Abuín, "El Chicle", asesino confeso de Diana Quer

Desde los primeros días de la investigación, llevada a cabo por la Policía Judicial y el equipo de secuestros de la UCO (desplazado desde Madrid), el móvil de Diana marcó las pautas que llevarían a esclarecer los hechos. Des esta manera, el dispositivo condujo hasta el puente de Targoña, donde se supo que la joven montó en un coche. Un mariscador encontró el móvil de Diana gravemente dañado bajo este puente, por lo que los investigadores ya sabían que era una desaparición forzosa.

Se identificaron tres posibles coches en los que la joven pudo haber salido del pueblo, uno de ellos el de ‘El Chicle’. El perfil delictivo de Abuín cuadraba con las pesquisas de los agentes, pero un fallo en el posicionamiento de las antenas de repetición hizo creer que Diana y ‘El Chicle’ salieron de A Pobra por lugares diferentes.

Las mentiras y artimañas de Abuín durante toda la investigación continuaron. También llegó a fabricase una coartada: cuando la Guardia Civil le pidió el teléfono móvil, ‘El Chicle’ les facilitó un terminal reseteado y con un número diferente.

Un intento de secuestro en Boiro provocó la detención de “El Chicle”

Pero la cámara de seguridad de una gasolinera mostraba un coche como el suyo abandonado en A Pobra a la misma hora en la que también lo hacía el móvil de Diana Quer. Además, una joven denunció el 25 de diciembre de 2017 que había sido víctima de un intento de secuestro en Boiro, cuyo protagonista encajaba con la descripción de ‘El Chicle’.

Este hecho definitivo llevó a la  detención de Abuín y a la resolución del caso. Tanto José Enrique Abuín como su pareja en aquella época, Rosario Rodríguez Fraga, declararon como testigos. Rosario le encubrió y fue cómplice de la falsa coartada que se había montado Abuín, en la que supuestamente ambos habían estado robando gasolina. Cuando detuvieron a su marido y a ella por encubrimiento, terminó admitiendo que no sabía donde había estado José Enrique la noche de la desaparición de Diana Quer. Fue este el hecho clave por el que ‘El Chicle’ decidió confesar y llevar a los agentes al lugar donde escondió a su víctima el 31 de diciembre de 2017.

‘El Chicle’ permanece hoy en el centro penitenciario de Mansilla de las Mulas, en León, alejado de Galicia para evitar problemas y a la espera de que finalice la instrucción del caso.

Campaña contra la derogación de la prisión permanente revisable

Un año después de ese hallazgo, el Tribunal Constitucional todavía no se ha pronunciado sobre la posibilidad de derogar la prisión permanente revisable recogida en el Código Penal, impulsada por el PNV y apoyada por PSOE y Podemos entre otros, en vigor desde 2015. Sus detractores afirman que no tiene utilidad para nadie mantener a un condenado tanto tiempo en prisión.

Sin embargo, Juan Carlos Quer confirma a El Cierre Digital que “casi nunca se cumple entera la condena y aunque se cumpla no es garantía la reinserción”. Respecto al tercer grado añade: “lo que no puede ser es que una persona por tener buen comportamiento en la cárcel se considere que está reinsertada y cada vez que salga vuelva a hacer lo mismo, como el asesino de Laura Luelmo''.

Juan Carlos Quer  y el padre de la también asesinada, la niña Mari Luz Cortés, mostrando el número de apoyos para su campaña 

Quer continúa recogiendo firmas a través de Change.org a favor del mantenimiento de dicha ley. Actualmente llega casi a los tres millones. Horas antes del fatídico aniversario, el padre de Diana ha vuelto a insistir en que si bien la prisión permanente revisable “no podrá evitar el primer crimen” sí podrá evitar “el segundo, el tercero, al impedir que se ponga en la calle a estos delincuentes no rehabilitados”.

Según Quer, “sería el deseo de Diana que su trágica muerte no quedase en una página de sucesos, en un dato estadístico, en un asunto más de lamentable confrontación política. Sería también su deseo y el de tantas otras jóvenes y menores inocentes asesinados que la trágica pérdida de sus vidas contribuya, al menos, a que nuestra sociedad dé un paso adelante”.

No es la primera vez que Juan Carlos Quer critica duramente la actitud de algunos políticos. En sus declaraciones a El Cierre Digital,  recordó con contundencia que muchos políticos “abanderan el progresismo, pero luego no protegen a la mujer. Que se dejen de demagogia y se sumen al sentido común”. 

“Es algo que a mí difícilmente me va a volver a tocar, pero esto afecta a todos los españoles que no tienen coche oficial, ni guardaespaldas. La defensa de la mujer y de los hijos no debería tener filiación política”, afirma Quer a nuestro medio un año después de la aparición del cadáver de Diana Quer.

COMPARTIR: