27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Elcierredigital.com analiza con la criminóloga Carmen Balfagón las incógnitas del asesinato de tres miembros de los Barrio, un caso aún si resolver

Triple crimen familia Burgos: "No puede ser que después de 17 años siga bajo secreto de sumario"

Edificio donde se produjo el brutal triple asesinato.
Edificio donde se produjo el brutal triple asesinato.
El triple crimen de la familia Barrio en Burgos –una pareja y su hijo menor– continúa sin culpables desde hace 17 años. Después de considerar que el asesinato, tras 99 puñaladas, podría haber sido a manos del hermano mayor de la familia, Rodrigo Barrio Dos Ramos, la policía busca ahora la llave del coche de una de las víctimas que podría acusar a Ángel Ruiz –en prisión por el asesinato de otra mujer– de los hechos. La criminóloga Carmen Balfagón explica su visión del caso a elcierredigital.com.

Ya son más de diecisiete años los que han pasado desde que tres miembros de la familia Barrio fueron brutalmente asesinados en su domicilio de Burgos. Sin embargo, la policía todavía no ha dado con el culpable de este crimen ya histórico que se cobró la vida de Salvador Crisanto Barrio Espinosa –de 53 años–, Julia Dos Ramos Santamarina –de 47 años– y el hijo pequeño del matrimonio, Álvaro Barrio Dos Ramos –de 12 años–. 

Los tres miembros de la familia aparecieron muertos, a causa de 99 puñaladas, en su vivienda de la calle Jesús María Ordoño de la capital burgalesa. Por el momento, la justicia no se ha pronunciado acerca de quién puede haber sido el culpable y la investigación del caso continúa bajo secreto de sumario, aunque el principal acusado en estos momentos es Ángel Ruiz –conocido como 'Angelito'–, que cumple condena por el asesinato de una mujer.

Durante todos estos años, el caso se ha reabierto hasta en dos ocasiones y por el banquillo de los acusados también ha pasado el único sobreviviente del núcleo familiar de los Barrio Dos Ramos, el hijo mayor, Rodrigo –que en 2004 se encontraba interno en una escuela de los hermanos gabrielistas de La Aguilera, en Aranda de Duero–. En junio de 2007 se le detuvo como presunto autor del crimen al considerar que había actuado motivado por los celos enfermizos que sentía hacia su hermano pequeño.

A pesar de que la investigación policial sigue en marcha para localizar las llaves del Audi A6 del padre de la familia –Salvador– y el DNI de la madre –Julia–, que desaparecieron de la casa de la familia Barrio tras el crimen, "la acusación particular representada por el hermano de la madre de Rodrigo no puede presentar ningún tipo de diligencia porque no saben ni en qué situación está el caso", analiza para elcierredigital.com la criminóloga Carmen Balfagón.

Según explica la experta, "parece extraño, sin entrar en las decisiones judiciales, que después de diecisiete años el caso se mantenga bajo secreto de sumario". Es por esto que, tal y como indica Balfagón, "la acusación particular poco puede hacer por seguir investigando lo que ocurrió".

'Angelito', principal sospechoso

Tal y como ha confirmado la criminóloga a elcierredigital.com, la investigación se está centrando en estos momentos en Ángel Ruiz, alias 'Angelito', que se encuentra en prisión cumpliendo condena por el asesinato de una vecina suya. Como experta conocedora del caso, Carmen Balfagón comenta que duda de que Ángel sea el culpable "desde un punto de vista criminológico".

En su relato, Carmen argumenta que "la persona que entró al domicilio de la familia Barrio lo hizo sin violencia, eso explica que se trataba de una persona muy conocida por las víctimas. Además, hay un dato incuestionable desde el principio de la investigación, que es que la persona que cometió el asesinato se cambió de ropa antes de salir del domicilio. No había ninguna mancha de sangre ni en el rellano ni en la escalera. De no haberse cambiado, con un crimen tan sumamente violento y con tres víctimas con casi 100 puñaladas, habría dejado alguna marca".

Según ha informado el diario digital Burgosconecta, el hermano de la madre de Rodrigo, Benito Dos Ramos, tampoco cree que 'Angelito' sea el culpable de este triple crimen que asoló a su familia aquel 7 de junio de 2004 y se aventura a decir: "La visión de los hechos la tengo muy formada. Sigo pensando que Rodrigo fue el asesino", aseguraba para el medio burgalés este verano.

Una de las pruebas con las que cuenta la investigación desde el primer momento es una huella de zapatilla Dunlop. "Lo único que no ha conseguido la policía, hasta lo que se sabe, es a quién pertenecía dicha zapatilla", expone Carmen, y continúa analizando segura, "la persona que cometió este triple crimen tiene que ser alguien muy meticuloso y organizado". Para la experta, el perfil de Ángel Ruiz, principal investigado del caso en estos momentos, "no coincide con el de la persona que asesinó a los Barrio".

A partir de su visión de criminóloga, explica a elcierredigital.com que "no se puede ver más odio en la forma de matar a las víctimas como el que había en el escenario del crimen" –que, como describe, fue un acto brutal–. "Lo importante es que el juzgado levante el secreto de sumario de una vez y que diga lo que han averiguado", concluye Carmen Balfagón.

COMPARTIR: