30 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Aunque en un principio consiguió huir tras la sustracción y el accidente la policía acabó localizándole y el asunto está en la Fiscalía de Menores

Un niño de trece años roba un bolso y un coche para acabar empotrándose contra un muro en Palma de Mallorca

El menor intento huir robando un coche y acaba contra una pared
El menor intento huir robando un coche y acaba contra una pared
El pasado martes, sobre las 20:30 horas en la calle Vicari Joaquín Fuster de Palma se detuvo a un niño de trece años que se abalanzó sobre una mujer la robó el bolso para usar en su huida un coche que estaba abierto, encontrándose a unos pocos metros el dueño del vehículo. El menor, lógicamente, no tenía experiencia conduciendo y acabó su corta huida chocándose contra una pared. Sin embargo, continuó su evasión corriendo.

Los hechos ocurrieron el pasado martes en Palma de Mallorca, en torno a las 20.30 horas, en las inmediaciones de la calle Vicari Joaquín Fuster, en la barriada de Es Molinar. En ese momento, un chico de trece años se abalanzó sobre una mujer y le robó el bolso provocando que cayera al suelo.  Afortunadamente, la mujer no sufrió daños de consideración.

El menor huyó con el bolso y decidió robar un coche que estaba abierto y cuyo conductor se encontraba a escasos metros. El joven, que apenas llegaba a los pedales del acelerador y que no tenía conocimientos de conducción, arrancó el vehículo y durante su corto viaje golpeó a varios turismos que se encontraban estacionados correctamente en la calle para acabar empotrándose contra una pared.

El menor decidió seguir la huída corriendo, pero, unos minutos más tarde, varias patrullas de la Policía Nacional se personaron en el lugar y se hicieron cargo de la situación. En un primer momento, los agentes se entrevistaron con la víctima y con los testigos. Tras recabar información sobre el presunto autor, iniciaron una batida por la zona, pero sin conseguir detener al menor protagonista del robo y el posterior accidente.

Sin embargo, fueron muchos los vecinos que aportaron la información necesaria para dar con el presunto autor, siendo éste, un crío muy conocido en determinados ambientes palmesanos. Unas horas más tarde, los agentes ya tenían identificado al niño y se entabló conversación con la madre del mismo. Ella, comentó a la policía que su hijo le había confesso los hechos. Al ser inimputable, el niño no fue arrestado. Los policías remitieron un informe a la Fiscalía de Menores, institución que se encargará de las instrucción del asunto y de su posible consecuencia legal. 

COMPARTIR: