21 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se trata de un psicotrópico que surge de la mezcla de varios medicamentos y algunas sustancias como el hachís, alcohol o pegamento

Karkubi, la 'droga de los pobres': El alucinógeno inventado en Marruecos puesto de moda durante el confinamiento

Fármacos decomisados con los que se fabrica la droga
Fármacos decomisados con los que se fabrica la droga
'Karkubi' es la droga que se ha puesto de moda durante el confinamiento. Los traficantes la elaboran mezclando varios medicamentos como el Rivotril o el Gardenal, que bajo prescripción médica no presentan riesgos, a los que les añaden drogas como hachís, alcohol y hasta pegamento. El consumo de 'karkubi' provoca alucinaciones y aumenta la agresividad. Se trata de un estupefaciente que tiene su origen en los barrios más humildes de Marruecos, donde se conoce como la 'droga de los pobres'.

El 'karkubi' es una de las drogas que se ha puesto de moda durante el confinamiento decretado por el Estado de Alarma. Se trata de un estupefaciente importado de Marruecos cuya elaboración se obtiene de la mezcla de diferentes medicamentos adquiribles en cualquier farmacia y otras drogas como hachís, alcohol o pegamento.

Recientemente, la Guardia Civil informó de la investigación de cuatro individuos que supuestamente habían falsificado recetas médicas en Sevilla para poder conseguir los fármacos necesarios para la fabricación de 'karkubi'. Los investigados querían hacerse con medicamentos que contienen clonazepam, un potente ansiolítico que suele comercializarse bajo el nombre de Rivotril. 

De la mezcla de este fármaco con fenobarbital, un antiepiléptico que suele venderse bajo el nombre de Gardenal, así como con hachís, pegamento o alcohol, da como resultado el 'karkubi', un psicotrópico que provoca alucinaciones y aumenta la conducta agresiva de quien lo consume. Los medicamentos no tienen porque suponer ningún riesgo si se utilizan bajo prescripción médica y siguiendo las recomendaciones.

La 'droga de los pobres'

El 'karkubi' tienen su origen en Marruecos, donde hace años se popularizó su consumo en los barrios más humildes del país, de ahí que se conozca coloquialmente como la 'droga de los pobres'. En el país marroquí se la toman en grandes dosis, lo que provoca alucinaciones, conductas psicopáticas y que incluso puede acabar en suicidio.

El uso extendido entre los ciudadanos con menos recursos se debe a su bajo precio, aunque los efectos secundarios son brutales en quien la consume. De hecho, los ansiolíticos multiplican por cuatro el efecto del hachís o de cualquier otra droga que se combine. Además, los efectos del 'karkubi' también se ven potenciados  cuando a la mezcla se le añade  "maajun", una popular masa de harina mezclada con hachís en polvo. 

karkubi

El 'karkubi' se elabora con medicamentos mezclados con hachís, alcohol o pegamento

Más allá de los nombres mencionados, las cápsulas que contienen este psicotrópico también se conocen como "Cartucho", "Recarga", "Ampolla roja" o "Guadalupe", en alusión a la serie mexicana que en los años 90 fue un éxito en la sociedad marroquí.

La primera voz de alarma sobre el consumo de 'karkubi' la dieron algunas asociaciones en el año 2005, tras constatar que uno de los principales nichos de mercado de los traficantes eran las escuelas y los institutos.

Los jóvenes consumen esta droga también para estar "a tono" en las gradas de los estadios durante los partidos de fútbol. Además, un peculiar uso que los traficantes hacen del estupefaciente es dárselo a sus perros pitbull para aumentar su agresividad.

COMPARTIR: