20 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Estuvo más de 500 días en la UCI y después se quedó tetrapléjico, sufriendo también dolores y depresiones constantes

La familia de un tetrapléjico fallecido denuncia que el Estado le debe más de un millón por dos indemnizaciones

En la imagen Juan Carretero Gil
En la imagen Juan Carretero Gil / El Mundo
La familia, con residencia en el municipio gaditano de Algodonales, no ha recibido aún la ayuda prometida tras quedarse un familiar tetrapléjico en el año 2004, cuando sufrió un accidente con su coche al toparse con dos mulas.

Una familia de jornaleros de Algodonales (Cádiz) sigue esperando a que les llegue una indemnización debido a que el padre de la familia, Juan Carretero Gil, ya fallecido, quedó tetrapléjico el 29 de febrero del 2004 en un accidente de tráfico.

Según las fuentes consultadas por Elcierredigital.com el hombre circulaba en su vehículo para ir a trabajar en la recogida de la fresa en Huelva en un ‘’cochecito malísimo’’ y justo a mitad de camino se topó con dos mulas y sufrió un accidente.

El hombre fue trasladado al hospital, donde estuvo más de 500 días en la UCI y donde se temió por su vida, pero al final salió aunque con graves consecuencias, ya que se había quedado tetrapléjico.

image_8

En la imagen Juan Carretero Gil | Diario de Cádiz

"El sujeto encargado de las mulas quedó absuelto, el procedimiento penal tardó cinco años y el procedimiento civil sigue coleando", aseguran fuentes cercanas al caso. El trabajador murió hace tres años y no recibió ni un euro de la indemnización, mientras que sufría constantes dolores y depresiones. Incluso la tetraplejía le imposibilitaba respirar bien.

Esperando dos indemnizaciones

El caso fue llevado al Ministerio de Justicia y en junio de 2018, el por entonces ministro de Justicia, Rafael Catalá, aprobó facilitarle una indemnización a la familia de 60.000 euros. Pero desde entonces la familia no ha recibido dicha cantidad, ni esa ni el millón de euros que se solicitaba por el accidente, por lo que van a pedir responsabilidades, como así explican las fuentes.

La familia gaditana se apoyará en un artículo de la ley del procedimiento administrativo, el cual señala que si el funcionario se retrase en el pago de un documento, ya sea por dejadez o por desidia. se puede incurrir en responsabilidades.

En la familia prácticamente todos son jornaleros de carácter humilde y con poca renta, por lo que la llegada de la indemnización sanearía sus deudas, ya que una persona tetrapléjica necesita muchos cuidados y esto requiere muchos gastos referentes a su manutención.

COMPARTIR: