06 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su expareja, Sara Lacorte, lo denunció en junio por apalear presuntamente a unos de sus perros

César Román, el Rey del Cachopo, salió unas horas de prisión para declarar por un delito de maltrato animal

César Román, en imágenes exclusivas de El Programa de Ana Rosa, de Telecinco.
César Román, en imágenes exclusivas de El Programa de Ana Rosa, de Telecinco.
César Román Viruete, el Rey del Cachopo, salió ayer a declarar ante los Juzgados de la localidad madrileña de Navalcarnero por una denuncia por maltrato animal. La denuncia fue interpuesta por su anterior pareja, Sara Lacorte, por apalear, presuntamente, a uno de sus perros. Román aprovechó la presencia de cámaras de televisión para volver a proclamar su inocencia en el asesinato de Heidi Paz. El día 21 se reanudarán las declaraciones testificales sobre este mediático crimen.

César Román Viruete, "el Rey del Cachopo"  salió ayer de prisión para declarar en los juzgados de Navalcarnero por la denuncia que su expareja, Sara, interpuso contra el por maltratar a sus perros. La mujer con la que iba a casarse hasta que conoció a Heidi Paz, lo denunció a principios de junio de 2018 por apalear y dejar en estado grave a uno de sus perros mientra vivían en la localidad madrileña de Cubas de la Sagra. Muchos vecinos se habían quejado en ocasiones de escuchar quejarse a los animales de la pareja.

César Román, el Rey del Cachopo.

En su llegada a los juzgados, César Román declaró a Noelia Otero, reportera del "Programa de Ana Rosa", de Telecinco que el tema "es una estupidez, es una absoluta tontería de mi ex que va a ser archivada". A preguntas de la reportera sobre el asesinato de Heidi Paz, Román dijo que "estoy tranquilo, tengo un buen equipo de abogados y soy absolutamente inocente. Estoy esperando a poder declarar", afirmó a pesar de que el cádaver apareció en un local de su propiedad, de que un taxista lo transportase junto a la maleta en la que apareció Heidi y de que huyese a Zaragoza para eludir a la policía.

Desde el furgón que le transportaba de nuevo a prisión, el acusado ha hablado de su vida en la cárcel, contando que pidió ser pinche de cocina de su modulo en la cárcel de Soto del Real, "pero no me han dejado ser cocinero como a mí me gustaría".

COMPARTIR: