26 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato Jusapol Social dice que rechazaron el ofrecimiento incluso de enseñar a varios guardias a usarla

Denuncian que la Guardia Civil de Almería rechaza una máquina de ozono gratuita para desinfectar, pero la Comandancia asegura que esta oferta era la más cara

Comandancia de la Guardia Civil de Almería.
Comandancia de la Guardia Civil de Almería.
La Guardia Civil de Almería ha dicho no a una cesión gratuita de un empresario de una máquina de ozono para desinfecciones. La empresa Indalplaga la ofreció de manera altruista y totalmente gratuita e incluso se comprometió a formar a tres o cuatro guardias para que aprendieran a usarla y pudieran desinfectar la Comandancia de esta ciudad andaluza. La Asociacion Jusapol Social ha denunciado los hechos. SIn embargo, la cesión no era del todo gratis según la Guardia Civil.

La empresa almeriense Indalplaga, especialista en desinfecciones, ofreció de manera gratuita una máquina de ozono a la Comandancia de la Guardia Civil de Almería para desinfectar sus instalaciones o las que considerase necesarias, pero desde la Comandancia, concretamente el responsable de material del acuartelamiento,  han rechazado el ofrecimiento por causas desconocidas, según ha denunciado la Asociación Jusapol Social.

Sin embargo, desde la Comandancia de Almería aseguran que "hay dos tipos de medidas, correctivas y preventivas. Cuando la ofrecieron era de manera preventiva. La máquina estaba en el Puerto y había que desplazar todos los vehículos de la provincia hasta allí, además del personal que los tenía que llevar, con lo que se producía una aglomeración de personas y equipos en un mismo espacio que nos parecía que no era prudente. Incluso algunos vehículos tendrían que haber hecho más de 150 kilómetros, con lo que para nosotros no era muy operativo".

Guardia Civil de Almería en la celebración del 175 Aniversario de la Benemérita.

Entonces otra empresa ofertó máquinas portátiles de desinfección que tras ser estudiada por la unidad NRBQ de la Comandancia fue aceptada. "El presupuesto que daba esta empresa Indalplaga era la más cara de todas las empresas que consultamos, así que optamos por otra más barata", aseguran desde la Guardia Civil.

Esta empresa privada -que ha llevado a cabo acciones como la limpieza del puerto de Almería o el Estadio Mediterráneo, donde juega sus encuentros de fútbol el equipo de la ciudad- hizo la oferta de formar a tres o cuatro guardias de la Benemérita para que aprendieran a usarla solos, un ofrecimiento también rechazado, según Jusapol Social.

Como ya contamos en elcierredigital.com, el ozono es muy útil para trabajos de desinfección en instalaciones cerradas, ya que destruye las partículas del coronavirus en apenas cinco minutos.

Operarios de Indalplaga en el Puerto de Almería.

La empresa ofreció esta máquina, valorada en 12.000 euros, a coste cero e incluso se  comprometía a formar a tres o cuatro guardias civiles para poder manejarla. La sorpresa para Jusapol Social llegó cuando la rechazaron, ya que en el acuartelamiento de Almería "solo hay un bote de 250 mililitros con una solución que no sabemos lo que es, aunque creemos que es agua con lejía. Los medios son tercermundistas", han declarado desde Jusapol Social a elcierredigital.com.

"No es verdad. Hay guantes de sobra para todos nuestros guardias y las soluciones que usamos para las manos son de marca, compradas en farmacia. Hay un protocolo de limpieza que todo el mundo usa a rajatabla", matizan desde la Comandancia de Almería.

Además, explicaron desde la Asociación que los agentes de la Comandancia de Almería "tienen que hacer un informe exhaustivo para justificar su uso y si no es convincente es motivo de sanción". Desde la Comandancia de Almería explican que "no se trata de fiscalizar el uso de mascarillas, sino de llevar una cuenta lo más fiable posible de las utilizadas porque hay que desecharlas y saber las que nos quedan todavía. Es más un asunto contable que otra cosa". En definitiva, el coronel Arturo Prieto, responsable de la Comandancia, optó por contratar los servicios de una empresa que ofertaba más barato.

Datos de Interior

El Ministerio del Interior ha cifrado, hasta el momento, en 229 agentes de la Guardia Civil los positivos por coronavirus y 199 agentes en el caso de la Policía Nacional. El Ministerio no aporta datos sobre los efectivos que están en cuarentena por haber desarrollado síntomas compatibles con la enfermedad, pero los sindicatos calculan que puede haber unos 9.000 agentes entre todos los cuerpos, incluidos policías autonómicas.

Se estima que se han contagiado también 150 policías locales y un centenar de soldados -hay ya 3.600 aislados-, según los datos que manejan los sindicatos. Han muerto al menos tres guardias civiles ya por la pandemia y un cuarto, de un ataque al corazón, aunque estaba infectado por el coronavirus.

Como ya contamos en elcierredigital.com el sindicato de Policía Nacional Jupol y la Asociación profesional de la Guardia Civil Jucil presentaron este miércoles sendas denuncias ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social del Ministerio de Trabajo y Economía Social contra la Secretaría de Estado de Seguridad, dependiente de Interior, por un delito continuado de incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Esta denuncia presentada este miércoles supone un paso más en las reivindicaciones de los agentes de ambos cuerpos ante la falta de Equipos de Protección Individual (EPI´s) para los efectivos que en estos dias están prestando servicios en la lucha contra el coronavirus.

Desde ambas organizaciones, sus secretarios generales, José María García, de Jupol, y Ernesto Villariño, de Jucil, han indicado que "antes del inicio de la crisis sanitaria en España" venían solicitando a sus Direcciones Generales que se dotase de estos medios de protección en cantidad suficiente a todos los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Unas reivindicaciones que no han sido todavía escuchadas por parte de las jefaturas, y denuncian que "aún hoy hay muchos agentes que tienen que salir a trabajar sin las medidas de protección mínimas para evitar un contagio por coronavirus".

En las denuncias presentadas tanto Jupol como Jucil sostienen que la Secretaría de Estado de Seguridad "no está cumpliendo con las medidas decretadas por el Gobierno de España en materia de prevención del contagio por el COVID-19", lo que supone "un incumplimiento flagrante de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales".

COMPARTIR: