18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los llevó a una cueva donde mató a su pareja y a uno de sus hijos, a quienes había llevado allí engañándoles con la excusa de tener escondidos regalos

Jonas, el niño que se salvó de que su padre le matara delante de su madre en Tenerife: "Prefiero la vida que los regalos de Pascua de papá"

El presunto homicida, Thomas, con su esposa y víctima, Silvia.
El presunto homicida, Thomas, con su esposa y víctima, Silvia.
Jonas,el niño de siete años de nacionalidad alemana, que ha salvado su vida en Tenerife, ha relatado a una compatriota suya todo la tragedia ocurrida. Su madre y hermano mayor fueron asesinados presuntamente por su padre el pasado martes en Adeje (Tenerife), un día después de haber llegado a la isla desde Alemania. Familiares cercanos al niño, entre ellos sus abuelos maternos, han sido localizados y viajan ya a Canarias para acompañar a Jonas y ponerse a disposición de la investigación.

Una alemana residente en Tenerife, Analis, fue la primera persona que pudo hablar con Jonas, el pequeño de siete años que salvó la vida tras ver cómo su padre mataba a su madre en Tenerife, y también a su hermano mayor.

Al parecer, el homicida tenía un plan premeditado para acabar con su familia, ya que el matrimonio iba a separarse y él se oponía. Alquiló un vehículo -ya que él se desplazaba en moto por la isla- y llevó a su mujer y a sus dos hijos hasta una cueva, donde presuntamente mató a su pareja y a uno de sus hijos, a los que había llevado allí engañándoles con la excusa de que tenía escondidos en la cueva los regalos de Pascua .

Jonas logró huir y después de ser encontrado vagando por el monte pasó cinco horas con Analis, una traductora alemana residente en la isla. "Prefiero la vida que los regalos de Pascua de papá", le dijo el pequeño a la traductora, según ha confirmado ésta ante las cámaras del programa Al día de Cuatro Televisión. Y es que parece que el padre había llevado a su familia hasta la cueva alegando que allí les esperaban regalos y una fiesta.

"¿Me llevan a Alemania?"

Familiares cercanos de Jonas, entre ellos sus abuelos maternos, ya se han desplazado hacia Tenerife para acompañar al menor, cuya madre y hermano han muerto presuntamente a manos de su padre. El ciudadano alemán, de nombre Thomas, se encuentra detenido y pasará hoy a disposición judicial. "Mi padre ha pegado a mi madre, ¿me llevan a Alemania?", señaló el niño desolado a Analis, la primera persona con la que pudo hablar en alemán, ya que él no conoce el castellano.

Así lo ha confirmado este jueves la consejera de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, quien ha afirmado que el menor se encuentra perfectamente atendido y tutelado por los servicios sociales del Ayuntamiento de Adeje y las unidades del menor del Cabildo y el propio Ejecutivo regional.

Thomas y Silvia.

La consejera ha apuntado que queda esperar a ver "qué determina la justicia" porque, aunque el objetivo es que el niño pueda volver "cuanto antes" a Alemania y estar en su entorno, puesto que "ha sido testigo de una atrocidad", será finalmente el aparato judicial el que decida "cuándo puede regresar".

En el crimen de Adeje las actuaciones están bajo secreto de sumario y apenas trascienden novedades. Sí se conocen algunas cuestiones relacionada con la familia implicada, que se iba a divorciar. El presunto homicida pasará este viernes a disposición judicial y no ha colaborado en absoluto con los investigadores. El Juzgado de Violencia contra la mujer número 1 de Arona lleva la instrucción y ha decretado el secreto de todas las actuaciones.

Los alemanes, conmocionados

El padre y presunto homicida, Thomas R. H., tiene 43 años y habría acabado con la vida de su esposa, Silvia, de 39, y la de su hijo mayor, de 10, porque estaban en trámites de divorcio y no estaba de acuerdo con la separación. Tanto el hijo mayor, como el pequeño, de 7 años -no 5 como se creía hasta ahora-, presenciaron cómo Thomas mataba a su madre a golpes en una cueva a la que éste condujo a la familia. Después el más pequeño pudo escapar pero el mayor sufrió la misma suerte que su madre.

Fuentes judiciales han señalado que no había antecedentes por denuncias de malos tratos hasta la fecha. El presunto homicida no estaba empadronado en el municipio canario de Adeje aunque llevaba varios meses residiendo allí, mientras que su familia “iba y venía” desde Alemania para encontrarse en la isla canaria con él.

La investigación está a la espera de que el detenido colabore, algo que hasta ahora no ha hecho, lo que ha hecho imposible llevar a cabo una reconstrucción de los hechos en la cueva donde presuntamente llevó a cabo los crímenes. Sí se ha realizado, en cambio,  una inspección ocular en la casa, donde ha estado con la Guardia Civil con el presunto homicida toda la tarde del jueves.

Por su parte, los vecinos de Adeje aseguran que no sabían mucho de él y le tachan de "reservado y ermitaño". Su pareja había llevado a los niños a Tenerife el pasado lunes 22 de abril para que pudiesen ver a su padre, que vivía en el caso urbano del municipio. Como ya hemos mencionado no estaba empadronado en Adeje, como ha confirmado el alcalde de la localidad canaria, José Miguel Rodríguez Fraga.

Este terrible suceso ha causado conmoción no solo en Canarias y en el resto de España, sino también lo ha hecho en Alemania, donde los medios de comunicación se han volcado para informar sobre este macabro doble asesinato.

De hecho, este jueves la mayoría de medios germanos abrían con los homicidios presuntamente perpetrados por el súbdito de su país en Tenerife. Un nuevo crimen parental que se suma ya a una peligrosa y numerosa lista.

COMPARTIR: