17 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Policía Local de la ciudad imperial esta tratando este acto como vandalismo y ha retirado las piezas que han quedado rotas

Destrozan una emblemática escultura de bronce del ciclista Federico Martín Bahamontes en el centro de Toledo

Escultura destrozada en el suelo.
Escultura destrozada en el suelo.
La estatua de bronce que homenajeaba al ciclista español Federico Bahamontes ha sido encontrada destrozada en el lugar que ocupaba en el paseo de El Miradero. La escultura desarmada ha sido hallada en la mañana de este lunes y ya está siendo investigada por la policía local toledana como un acto de vandalismo.

La alerta la dió el diario eldigitaldealbacete.com. La Policía Local de Toledo había recibido una comunicación que informaba que la estatua de tamaño real de “el Águila de Toledo” se encontraba tirada sobre el suelo en mal estado, una de las ruedas estaba rota y había varias partes de la escultura destrozadas.

Sobre las 10:45 horas un vehículo de los bomberos se encargó de retirar los restos de la obra después de que la Policía lo intentará sin éxito. El levantamiento ha causado gran expectación entre transeúntes y vecinos que se acercaron al lugar para presenciar la retirada de la obra de 1,90 metros de alto.

El diario digital también indica que fuentes policiales confirmaron que el encargado de la tienda de souvenirs fue quien realizó la denuncia. Además, guardó piezas que se encontraban en el suelo con la intención de que nadie las recogiera o robara. Las mismas fuentes, que han mostrado un gran pesar por este acto de vandalismo, han agregado que ya han iniciado las investigaciones para intentar averiguar quiénes han provocado este lamentable atentado contra una de las figuras emblemáticas de Toledo.

Obra rodeada por la policía local.

En el lugar de los hechos, uno de los sujetos asegura haber comunicado la incidencia a Federico Martín Bahamontes que ha expresado su disgusto y tristeza por el acto vandálico contra su estatua.

La obra de casi dos metros esculpida en bronce se inauguró el 6 de mayo de 2018 en un acto en el que participaron centenares de personas y autoridades políticas, como el presidente regional de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, y los otros tres ganadores españoles del Tour de Francia: Miguel Induráin, Perico Delgado y Carlos Sastre. En el caso de Federico, se alzó con la victoria en 1959.

En una entrevista del ciclista, Bahamontes consideró entonces que el “sitio es ideal, fenomenal” porque se puede apreciar la obra de arte en cualquier dirección de la vía de entrada a la ciudad. La obra fue el resultado de la convocatoria del Premio Bienal de Escultura “Julio Pascual”, un certamen organizado por el Ayuntamiento de Toledo y la Fundación Soliss, y está destinado a embellecer espacios urbanos.

En el caso de la edición en la que ganó el proyecto de Bahamontes, el primer premio fue el escultor valenciano Javier Molina, que recibió un premio de 3.000 euros de un total de 60.000, que se dispusieron para fundir la obra, que finalmente costó 50.000 euros.

Inauguración de la escultura en 2018.

El diario digital explicó también que durante el acto de homenaje, el director de la Fundación Soliss, Eduardo Sánchez Butragueño, señaló que era "no solo al ganador de un Tour de Francia, sino a la persona", de la que destacó que es "muy especial" y que "debería ser un ejemplo para muchos por sus orígenes humildes y por demostrar que se puede llegar a mucho desde casi nada".

COMPARTIR: