10 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La joven quedó el 7 de noviembre con Jorge Ignacio Palma en Valencia que la recogió en su coche y fueron hasta Manuel donde la joven murió

Una lentilla y muy pocas pruebas del asesinato de Marta Calvo 220 días después de su desaparición

La casa de Manuel donde se encontró la lentilla de Marta Calvo.
La casa de Manuel donde se encontró la lentilla de Marta Calvo.
Más de 200 dias después, 220 en concreto, el Grupo de Homicidios de la Guardia Civil que investiga la desaparición y muerte de la valenciana Marta Calvo encontró una lentilla de la joven en la casa de Manuel, Valencia, del principal sospechoso y único detenido Jorge Ignacio Palma. El problema sigue siendo el mismo desde el principio, que mientras no haya cadáver no se podrá acusar de homicidio a Palma.

Este miércoles se conocía que los agentes de Policía Judicial de la Guardia Civil que trabajan en la desaparición de Marta Calvo habían recogido muestras biológicas en las dos residencias que ocupaba el único sospechoso de su asesinato y desaparición, Jorge Ignacio Palma, en la provincia de Valencia.  

Las 250 muestras de ADN analizadas hasta ahora por la Policía Científica de la Guardia Civil se logró aislar restos genéticos de seis mujeres diferentes, una de ellas Marta Calvo. Tres de esos perfiles genéticos fueron encontrados en el Volkswagen Passat que Jorge Ignacio Palma confesó haber utilizado para transportar las bolsas con los restos de Marta hasta contenedores de basura. El vestigio de una de llas mujeres estaba en el asiento trasero, el ADN de otra fue obtenido con el análisis de un pelo hallado bajo una de las alfombrillas de esos asientos y el de la tercera apareció en dos puntos dentro del maletero. 

Esos vestigios fueron analizados por Departamento de Biología de Criminalística de Policía Científica de la Guardia Civil, logrando identificar ADN de Marta en las muestras obtenidas del cuarto de baño y del dormitorio de la vivienda de Manuel. Aquí fue donde encontraron también una lentilla que correspondería con el perfil genético de la desaparecida.

Resulta extraño para los agentes que en el coche no hubiera restos de Marta, teniendo en cuenta que seguramente fuera la última persona que se subiera en él, ya que el sospechoso recogió a la joven en Valencia el mismo 7 de noviembre, fecha de su desaparición.

La joven Marta Calvo.

En la vivienda de l'Olleria, la segunda que usaba Jorge Ignacio Palma, se encontró sangre en un pantalón del investigado, que resultó ser sangre de Marta y vestigios de otras tres mujeres, como pelos en el edredón de la cama. Sin embargo, no se han obtenido restos de ADN en los contenedores de l'Olleria y Alzira, donde supuestamente el procesado arrojó los restos del cuerpo de la joven. Supuestamente, porque a estas alturas de la investigación ya se duda de que realmente arrojase allí el cuerpo de Marta Calvo.

La presencia de Marta en el domicilio de Manuel parece estar suficientemente probada, primero porque el propio detenido lo ha reconocido y adenás porque la Guardia Civil encontró restos biológicos de la joven en el lateral de un zócalo y en el desagüe del plato de ducha. En ese baño Jorge Ignacio habría descuartizado a la joven, según su propia declaración. Para determinar que los vestigios pertenecían a Marta tuvieron que cruzar los datos con los obtenidos de su madre Marisol Burón.

Precisamente, hace unos días la madre de Marta publicaba una carta abierta: "¿Cuántas mujeres más tienen que ser violadas o asesinadas a manos de este tipo de personas, inhumanas, sin sentimientos? ¿Podría ser Marta la última? Voy a luchar por que las leyes cambien y en manos de ustedes, señores políticos, hay mucha fuerza para que esto se consiga".

Marta Calvo desapareció el 7 de noviembre de 2019 cuando tenía 25 años tras haber mantenido un encuentro con el acusado de su muerte, Jorge Ignacio Palma. Este joven, en prisión provisional, está acusado de tres homicidios y ocho agresiones sexuales. Mientras, se sigue buscando en el vertedero de Dos Aguas desde hace varios meses sin resultado

COMPARTIR: