20 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

En el colapso de la emblemática estructura genovesa del 14 de agosto de 2018 perdieron la vida hasta 43 personas

Se cumple un año de la tragedia del derrumbe del puente Morandi: Atlantia en el punto de mira y un nuevo viaducto por valor de 200 millones de euros

Momento de la demolición de los restos del puente Morandi
Momento de la demolición de los restos del puente Morandi
El puente Morandi se derrumbó el 14 de agosto de 2018 causando la muerte de 43 genoveses. Hasta 20 personas están siendo investigadas por la catástrofe italiana, incluidos varios dirigentes de la filial de Atlantia, Autostrade per l'Italia, concesionaria del viaducto y encargada de su mantenimiento. El Papa Francisco ha pedido en una carta a los ciudadanos genoveses que "no pierdan la esperanza".

Este miércoles se cumple un año de la tragedia de Génova. El puente Morandi se derrumbó el 14 de agosto de 2018 en la ciudad italiana, provocando la muerte de 43 personas y la polémica en el país sobre el mal estado de sus infraestructuras.

El Gobierno italiano culpó entonces a la concesionaria italiana Autostrade per l'Italia, filial de Atlantia, la empresa que construye y gestiona las autopistas, ya que también era la responsable de la gestión y mantenimiento del viaducto. Más tarde, la Fiscalía de Génova abrió una investigación para tratar de esclarecer las razones del siniestro y actualmente están siendo investigadas veinte personas, entre ellas varios directivos de Autostrade.

En el marco de la investigación, la Policía italiana ha confiscado las actas de las reuniones del consejo de administración de Atlantia, una documentación que comprende las reuniones de este órgano de los últimos diez años.

IMG_20190813_201747

El derrumbe del viaducto costó la vida de 43 personas

Por su parte, Autostrade per l'Italia entregó, días después de la tragedia, ayudas económicas por valor de 714.000 euros a 74 familias afectadas por el derrumbe de un puente en Génova. Además, en noviembre de 2018 Atlantia provisionó 350 millones de euros para atender a los costes iniciales que calculaba que tendría que afrontar como consecuencia del colapso del puente. Esto supuso que la empresa italiana obtuviera un beneficio de hasta un 30 por ciento menos en 2018 que el año anterior.

Casi 300 familias sin casa y un nuevo puente de 200 millones

En cuanto a los restos de la mega construcción derruida, el pasado 28 de julio de 2019 las autoridades italianas procedieron al derrumbe de lo que quedaba del viaducto. Cerca de 400 agentes de las fuerzas del orden participaron en el plan de seguridad para derrumbar los dos pilares que quedaban aun en pie en el puente Morandi.

Se utilizó casi una tonelada de dinamita y tuvieron que ser evacuadas 3.500 personas temporalmente. Además, casi 300 familias genovesas han perdido sus viviendas, ya que se encontraban bajo el puente y tendrán que ser derrumbadas.

De las ruinas ahora se levantará un nuevo puente cuya finalización está prevista para la primavera del año 2020. La construcción será llevada a cabo por un consorcio formado por las empresas italianas Salini Impregilo, Fincantieri y Italferr, que reconstruirán el viaducto con el diseño del arquitecto Renzo Piano.

Recuperar esta emblemática infraestructura costará 202 millones de euros y contempla una cubierta de acero de 1.100 metros de longitud, con 19 pilares elípticos separados a una distancia de 50 metros.

El Papa pide a los genoveses que no pierdan la esperanza

El Papa ha enviado una carta a los ciudadanos de Génova con motivo del primer aniversario del derrumbe del puente Morandi, en la que les ha pedido que "No perdáis la esperanza, no dejéis que os la roben. Continuad apoyando a los que han sido más afectados".

Francisco, que visitó la ciudad durante su pontificado para mostrar su cercanía con las familias de las víctimas y los desplazados, ha publicado la carta en el periódico local 'Il Secolo XIX'. "Quiero decirles que no los he olvidado, que he rezado y rezo por las víctimas, por sus familias, por los heridos, por los desplazados, por todos vosotros, por Génova. Ante acontecimientos de este tipo, el dolor por las pérdidas sufridas es punzante y no es fácil de aliviar, como lo es la sensación de no resignación ante una catástrofe que se podría haber evitado", ha escrito el pontífice.

Del mismo modo, ha revelado que no tiene "respuestas prefabricadas" y que nunca bastan las palabras. Y ha especificado: "Tenemos que llorar, callarnos, preguntarnos por la razón de la fragilidad de lo que construimos y, sobre todo, tenemos que orar".

Así, ha invitado a los genoveses a no dejar que los acontecimientos de la vida "rompan los lazos que tejen" la comunidad, ni que "borren la memoria" de lo que ha hecho que la historia de Génova sea "tan importante y significativa".

papa-francisco

El Papa Francisco ha pedido en una carta a los ciudadanos genoveses que no pierdan la esperanza

Así, el Papa ha invitado a contemplar a Dios como "una cercanía, una presencia que acompaña, que no nos deja solos". Y ha recomendado: "Miremos a Él, confiémosle nuestras preguntas, nuestro dolor, nuestra ira".

Francisco también ha destacado los "grandes gestos de solidaridad" de los genoveses tras la tragedia cuando han sabido "estar al lado de los más necesitados". Así, ha remachado: "Cuanto más conscientes somos de nuestra debilidad, de la precariedad de nuestra condición humana, más redescubrimos la belleza de las relaciones humanas, de los lazos que nos unen, como familias, comunidades, sociedad civil".

"Después de una gran tragedia que ha herido a vuestras familias y a vuestra ciudad habéis podido reaccionar, levantarse, mirar hacia adelante. No perdáis la esperanza, no dejéis que os la roben. Continuad apoyando a los que han sido más afectados", ha concluido.

COMPARTIR: