23 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fiscal del caso ha afirmado sobre este médico de 75 años estadounidense que: “Su talonario era más letal que cualquier arma”

"Doctor Opioides": George Blatti es detenido tras la muerte de cinco pacientes a los que recetó dosis letales

Imagen de George Blatti siendo detenido
Imagen de George Blatti siendo detenido
George Blatti, medico de 75 años que prescribía altas dosis de medicamentos a drogadictos por fuera de las autorizaciones del sistema de salud dosis, ha sido acusado por la muerte de cinco personas y podría ser condenado a una pena de cárcel de entre 25 años y cadena perpetua.

George Blatti, médico de 75 años de la ciudad de Nueva york, ha sido procesado este jueves por cinco cargos de asesinato en segundo grado y 11 cargos de peligro imprudente en primer grado. El acusado fue puesto en prisión preventiva y el 30 de marzo tendrá que enfrentarse de nuevo al tribunal.

La denuncia se consolidará con una acusación formal de 2019 basada en la misma conducta, pero reemplazando los cargos por más graves. Si finalmente es declarado culpable del cargo principal, el acusado se enfrentara a una pena de prisión que oscila entre los 25 años y la cadena perpetua.

Los cargos provienen de una investigación acerca de varias sobredosis de opioides, en agosto de 2018, según la fiscal de distrito Madeline Singas.

Blatti presuntamente recetó a las víctimas, tres hombres y dos mujeres, de entre 30 y 60 años, 45.000 píldoras durante un período de cuatro años. En un caso, se dijo que Blatti le recetó a la víctima nueve veces la dosis máxima diaria recomendada de opioides.

Según los fiscales, Blatti durante un tiempo tuvo una oficina improvisada en un escaparate de Franklin Square que antes era un Radio Shack, con el letrero de la ahora desaparecida cadena de productos electrónicos y estantes de mercancías en las paredes, donde  supuestamente se reunía con sus clientes durante 2019. Tras perder ese lugar, supuestamente quedaba con sus pacientes en su coche, prescribiendo medicamentos sin examen en los estacionamientos del hotel Rockville Centre, donde vivía.

LI doctor accused of prescribing opioids for cash

Imagen de George Blatti.

Según la acusación, los pacientes, que eran adictos a los opioides, acudieron a Blatti con sus solicitudes de medicamentos controlados y luego presuntamente los recetó sin revisión ni examen de su historial médico. Facturaba al seguro y aceptaba efectivo. Presuntamente Blatti también recetó analgésicos opioides a petición de los pacientes a otras personas que ni conocía.

El médico presuntamente utilizó recetas en papel de conformidad con una exención emitida por el Comisionado de Salud del Estado de Nueva York, lo que le permitió evitar el uso del sistema seguro de recetas electrónicas del estado.

Reincidente

Esta es la segunda vez que detienen a Blatti en tan solo tres años. El 18 de abril de 2019 fue arrestado por miembros de la Unidad de Confiscación de Activos e Inteligencia de NCPD y el Escuadrón de Desviación Táctica de la Oficina del Distrito de la DEA en Long Island y posteriormente procesado por 54 cargos en octubre de 2019. Esos cargos incluyen 22 cargos de delitos por venta de una receta para una sustancia controlada, seis cargos de falsificación en segundo grado, dos cargos de puesta en peligro imprudente en primer grado, 22 cargos de desvío criminal de medicamentos recetados y recetas en cuarto grado y dos cargos de puesta en peligro imprudente en el segundo grado.

La fiscal de distrito Madeline Singas explicó: “El talonario de recetas de este médico era tan letal como cualquier arma homicida”. “Alegamos que el Dr. Blatti mostró una indiferencia depravada hacia la vida humana, totalmente desatendido por la ley, sus obligaciones éticas y las súplicas de sus pacientes y sus familiares cuando prescribió cantidades masivas de drogas peligrosas a víctimas en la agonía de la adicción, en última instancia, mató a cinco pacientes que le confiaron su cuidado”.

Singas continuó diciendo: “Mientras continuamos luchando contra la epidemia de abuso de opioides que ha devastado nuestras comunidades, esta acusación envía un mensaje contundente a cualquier médico que busque sacar provecho de la adicción de los pacientes vulnerables: lo haremos responsable en la mayor medida posible que la ley lo permita”.

Ray Donovan, agente especial de la DEA, quiso manifestarse también acerca de este caso: “Esta es una trágica historia de vidas perdidas a manos de alguien a quien se le ha confiado la tarea de salvarlas”.

COMPARTIR: