28 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un ajuste de cuentas podria estar detrás del crimen cometido hace un año, según la Guardia Civil

Vuelven los sicarios: Dos hermanos colombianos matan por encargo en la playa alicantina de Muchavista

La Benemérita ha identificado a los tres implicados en el siniestro.
La Benemérita ha identificado a los tres implicados en el siniestro.
La Guardia Civil ha informado de la detención de dos de los tres presuntos implicados en un asesinato cometido en la playa de Muchavista (Alicante) en septiembre de 2019. La víctima, atacada por la espalda, recibió un disparo en la cabeza y murió en el acto a causa de las heridas. De acuerdo con la información de la Benemérita, los presuntos agresores llevaban días siguiendo la rutina de su objetivo y fueron contratados por un tercero en lo que se sospecha podría ser un ajuste de cuentas.

Los agentes de la Benemérita han localizado y detenido a dos de los presuntos responsables de un asesinato llevado a cabo en septiembre de 2019. Los hechos sucedieron en Alicante, concretamente en la playa de Muchavista de la localidad de El Campello. De acuerdo con la información aportada por la Guardia Civil, en el siniestro tomaron parte tres implicados. Uno de ellos se encuentra actualmente en una prisión de su país de origen por otro delito. En estos momentos, se espera que sea extraditado y puesto a disposición de las autoridades judiciales españolas.

En lo que concierne a los dos detenidos, se trata de dos varones de 43 y 39 años respectivamente. Uno de ellos es de nacionalidad colombiana, el otro española. Además del delito de asesinato, se les acusa de falsedad documental y tenencia ilícita de armas. Asimismo, la Guardia Civil ha informado de que, durante el proceso de investigación, se han intervenido dos silenciadores, tres armas de fuego y dos vehículos.

Según los datos aportados por la Benemérita, en los momentos previos a su muerte, la víctima se encontraba dando un paseo por las cercanías de la playa de Muchavista cuando un individuo, a plena luz del día, se le acercó por detrás y le disparó en la cabeza. Posteriormente, realizó un segundo disparo. Como consecuencia de las heridas, la víctima murió en el acto. En cuanto al agresor, huyó del lugar a gran velocidad en un coche.

Desde aquel momento, se abrió una investigación realizada por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de San Juan. Este equipo, en colaboración con agentes del laboratorio de criminalística de la Comandancia de Alicante, realizó la inspección ocular del crimen. Días más tarde, consiguieron localizar el vehículo en el que huyó el agresor, que resultó ser un choche robado y camuflado a través de matrículas falsas y pintura negra.

El análisis del vehículo permitió a los agentes corroborar que este contenía restos biológicos humanos coincidentes con el escenario del crimen. De esta manera, identificaron al presunto autor del siniestro. Cuando se procedió al registro de su domicilio, como ya se ha mencionado, se localizaron dos silenciadores y tres armas de fuego, una de ellas una pistola automática de 9 milímetros, el mismo modelo que el arma que acabó con la víctima.

La Guardia Civil ha informado de su detención el pasado diciembre en Barcelona. Durante el proceso, el sospechoso habría confesado la autoría del crimen, que habría perpetrado junto a su hermano, quien, tras el siniestro, huyó presuntamente a Colombia, su país de origen. Sin embargo, a su llegada a esta nación, las autoridades locales llevaron a cabo su detención por un homicidio en grado de tentativa cometido en dicho país previamente.

En cualquier caso, la Benemérita indica que, para llevar a cabo el crimen de Alicante, ambos se habrían desplazado desde Madrid hasta esta ciudad, pasando a residir en una zona cercana al domicilio de la víctima. Durante cinco días, estudiaron sus patrones de movimiento esperando al momento propicio para llevar a cabo el asesinato.

El pasado junio, los investigadores detuvieron a un presunto tercer implicado en el siniestro en Muchamiel. Este sería responsable de la elección de la vivienda donde se alojaron hermanos, de su alquiler y del suministro de las armas utilizadas. En este sentido, el detenido en Muchamiel habría sido el responsable de la contratación de los hermanos con el objetivo de que asesinaran a la víctima. En consonancia con la información suministrada por la Guardia Civil, el motivo de este crimen podría ser un ajuste de cuentas.

COMPARTIR: