20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El recluso solicitó usar el teléfono y fingió un desmayo y al ser atendido por un funcionario le atacó en el cuello con un pincho

Siguen las agresiones en las cárceles: un preso apuñala a un funcionario en el módulo de aislamiento en Soto del Real

Prisión de Soto del Real (Madrid).
Prisión de Soto del Real (Madrid).
Siguen las agresiones a trabajadores penitenciarios en las cárceles españolas. Esta ocasión ha sido en Soto del Real donde un preso ha apuñalado con un punzón a un funcionario. El recluso solicitó usar el teléfono y mientras marcaba fingió un desmayo. Al ser atendido tres funcionarios acudieron a socorrerle, siendo atacado uno de ellos.

La madrileña cárcel de Soto del Real ha sido el escenario de una nueva agresión a funcionarios de prisiones. En esta ocasión el agresor ha sido un interno que se encontraba en el módulo de aislamiento.

Según ha podido saber Elcierredigital.com los hecho ocurrieron del siguiente modo: El recluso M.O.M, interno desde 2015, solicitó hablar por teléfono y le tocó esperar su turno. Mientras sus compañeros, por orden de petición, hacían uso del teléfono, M.O.M. hizo uso de los servicios espirituales a los que todo recluso tiene derecho, recurriendo al capellán de la prisión madrileña. A las 8 y cuarto de la tarde cuando llegó su turno del teléfono, tras marcar el número deseado, cayó súbitamente al suelo. Cuando tres funcionarios de prisiones se acercaron a socorrerle se produjo el ataque. Con un pincho que se había confeccionado él mismo se lanzó hacia uno de los trabajadores.

Prisión de Soto del Real (Madrid). 

El funcionario herido recibió tres pinchazos en la espalda y dos en el cuello. La intención del recluso era acabar con su vida. El funcionario fue atendido en la enfermería de prisión y, afortunadamente, las heridas no son de extrema gravedad.

Durante la agresión, el recluso gritó: “No he podido hablar con mi madre. Os voy a matar, hijos de puta”. M.O.M acusaba a los funcionarios de no poder hablar con su madre ya que él quería haber tenido la comunicación en el momento que la solicitó y no guardar su turno.

Este ataque a un funcionario se suma a otras noticias casi idénticas que casi a diario ofrecemos los medios de comunicación. Para Nacho Gutiérrez de Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP) este grave incidente es una prueba más de la situación por la que están pasando en las cárceles española. “Ningún partido político reconoce que somos agentes de autoridad. Este preso no habría actuado así con un policía o un Guardia Civil. Nadie nos hace caso. Estamos hartos de repetir que el protocolo de agresiones es insuficiente. Necesitamos más plantilla y que se puede trabajar de verdad en la reinserción”, afirma Gutiérrez, quien tampoco esperaba grandes cosas en la campaña electoral que se avecina. “Personalmente creo que el partido que más no ha engañado ha sido el PP. Después de ocho años de gobierno no hicieron nada. El PSOE tampoco, pero ha estado ocho meses. No me creo nada de lo que prometen, especialmente de Martín Toledano [Portavoz de Interior del PP]”, asegura tajante.

También desde la asociación de trabajadores penitenciarios Tu Abandono Me Puede Matar aseguran que denunciar estas agresiones es necesario. “Necesitamos que la sociedad nos visibilice y sepa lo que tenemos que aguantar. No se puede trabajar bien en la reinserción sin medios. La gente tiende a pensar que una vez se condena a alguien se difumina al entrar en prisión. No, los problemas siguen dentro y somos nosotros los que tenemos la labor de encauzarlos y de ejercer el papel punitivo, pero lo realizamos sin ayudas de ningún tipo”, afirma Enrique Rodrigo, que pertenece a la citada plataforma.

 

 

COMPARTIR: