26 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La plataforma SOSDesaparecidos informa de hasta cuatro desapariciones solo en el mes de junio en Gerona, Ávila, Tenerife y Málaga.

Aumenta de nuevo el número de desapariciones tras rebajarse la intensidad del Estado de Alarma

El Centro Nacional de Desaparecidos mantiene perfiles de personas desaparecidas.
El Centro Nacional de Desaparecidos mantiene perfiles de personas desaparecidas.
La desescalada avanza en su tercera semana y casi la mitad del país se enfrenta la fase 3 en los próximos días. No obstante, la reactivación ha traído un repunte en el número de personas desaparecidas en España, según denuncia la Fundación Europea por las personas desaparecidas. La Policía Nacional y Guardia Civil mantiene abiertos hasta cuatro operativos de búsqueda a nivel nacional.

La Fundación Europea por las personas desaparecidas ha alertado de un repunte en las desapariciones desde el inicio de la desescalada. Según la organización “Andalucía, Extremadura, Cantabria, Madrid y Barcelona están siendo escenario de un número significativo de desapariciones registradas una vez iniciada la desescalada del estado de alarma”.

Actualmente, existen operativos policiales de búsqueda en las localidades de Campoo de Suso (Cantabria), Bohonal de Ibor (Cáceres), Bonares (Huelva) y Moratalaz (Madrid). Además, la fundación recuerda que en el Centro Nacional de Desaparecidos (CNDES) se encuentran datos, imágenes, información oficial de las personas declaradas desaparecidas. Resaltan la importancia de la labor ciudadana en la búsqueda de personas.  

Por su parte, la organización SOS Desaparecidos reporta que hasta 4 personas se habrían sumado a la lista de buscados en los cuatro días que va del mes de junio, es decir, ha desaparecido una persona cada 24 horas. De ellos, dos son menores de edad: Aya Ourch, de 13 años y Juan Diego Ruales, de 16 años.

Ourch desapareció el día 3 de junio en Figueres, provincia de Gerona. Mide 1,59, pelo castaño y rizado, ojos marrones y utilizaba chándal negro con una sudadera blanca. Mientras que Ruales, fue visto por última vez en San Isidro- Granadilla de Abona, en Santa Cruz de Tenerife. Mide 1,65, pelo negro y ondulado. Utilizaba una camiseta blanca, pantalón gris de la marca Adidas y una gorra negra.

También desapareció durante el mes de junio Luis Torrado Rodríguez, de 46 años, 1, 70 de altura, delgado y con el pelo rapado. Su último paradero fue Ávila y requiere medicación. Rubén Cobo, de 38 años, desapareció en la ciudad malagueña de Marbella el pasado 2 de junio.

La organización mantiene en sus redes sociales y en su página web información y fotos de otras personas desaparecidas.

Reactivación de búsquedas paralizadas

Han pasado ya 9 meses desde que María Josefa Padilla, de 77 años desapareció de su casa en Quesada, Jaén. Sin embargo, su familia y la organización SosDesaparecidos siguen luchando sin descanso para saber qué ha pasado con ella, desde que el pasado 3 de septiembre desapareciera en El Cortijuelo, una pedanía de la localidad jienense de Quesada.

Su hijo Jesús Sánchez explica que " mi madre salió de casa de madrugada y echó a andar, pero no sabemos hacia donde, lo descubrimos a la mañana siguiente y llamamos a la Guardia Civil". Se organizó entonces un grupo de búsqueda de 200 personas que tomaron diferentes direcciones. No encontraron rastros ni del camisón de la mujer, ni de sus zapatillas.

Josefa Padilla desapareció en septiembre de 2019.

María Josefa Padilla acaba de cumplir 77 años y padece alzheimer, "pero no era nada que le impidiese hacer vida normal. Vivía con mi padre y yo también estoy aquí con ellos y solo imaginamos que a  lo mejor esa noche le dio algo y se desorientó o algo porque la enfermedad no era tan grave", añade su hijo Jesús Sánchez. Vestía con camisón y zapatillas de estar por casa cuando salió de su vivienda. Un testigo asegura haberla visto en una rotonda esa madrugada.

El mismo 3 de septiembre se comenzó a buscarla con un amplio dispositivo que contó con vecinos de Quesada, pero también de la cercana localidad de Huesa. "Pero con todo esto del COVID dejamos de buscar y ahora esperamos reanudar las tareas", añade Jesús.

COMPARTIR: