21 de enero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Adquirían piezas básicas para crear con ellas pistolas y rifles

Desarticulada en Sevilla una banda de traficantes de armas que las "canibalizaba" para revenderlas

El arsenal de armas incautado por la Policía Nacional
El arsenal de armas incautado por la Policía Nacional
La Policía Nacional ha desarticulado en Sevilla a un grupo de traficantes de armas que las adquiría por piezas y las “canibalizaba” para su venta. Es decir, las manipulaba y trasformaba en nuevas armas. La banda adquiría piezas básicas de diferentes armas de fuego para crear nuevas armas más completas.

La Policía ha desarticulado una banda de traficantes de armas en Sevilla, que adquiría piezas básicas de armas de fuego y con ellas hacía nuevas armas más completas. El dispositivo policial se enmarca en la "Operación Armstrong", plan de acción operativo de la Unión Europea del llamado EMPACT FIREARMS (European Multidisciplinary Platform Against Criminal Threats), que lidera e impulsa la acción coordinada de los países de la Unión Europea contra el tráfico ilícito de armas y donde la Policía Nacional forma parte del equipo multidisciplinar de España que lidera la lucha contra el tráfico ilícito de armas en el ámbito europeo.

Según detalla la Policía Nacional en un comunicado, en la operación se han intervenido dos subfusiles automáticos junto con varias piezas específicas destinadas a su rearme, un rifle de cerrojo del calibre 5.56 activo, un rifle de cerrojo del calibre 22 Little burguer activo, dos rifles del calibre 22, un arma corta Glock activa, catorce armazones de armas Glock, diferente munición de guerra del calibre 5.56, más de 2.000 cartuchos del calibre 9 mm, herramientas para ensamblar armas de fuego y varias piezas, tales como agujas percutoras, cañones Glock, silenciadores.

La "canibalización" es un procedimiento conocido en el argot que consiste en la utilización de piezas procedentes de diferentes armas de fuego, principalmente partes fundamentales que están sometidas a un estricto control legal en España y para adquirirlas se necesita licencia, para la creación de armas completas.

En la investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción Número 6 de Dos Hermanas, en Sevilla, se ha detenido al principal responsable de la red de tráfico de armas. Se trata de un varón, A.F.V., que se encargaba de adquirir ilícitamente las piezas por separado en Europa para su posterior ensamblamiento y venta ilegal.

Esta persona empleaba los servicios de paquetería postal para introducir de manera oculta piezas fundamentales en el territorio nacional y, posteriormente, creaba nuevas armas a través de la "canibalización".

Arsenal de armas y piezas para empleadas en la 'canibalización'

 El líder de la organización contaba con una red de colaboradores en el extranjero que adquirían para él las piezas sueltas en diferentes países de la Unión Europea. Para no ser descubierto, utilizaba un sofisticado medio de comunicación con sus cómplices internacionales, evitando comunicaciones telefónicas directas y utilizando identidades interpuestas en la red para llevar a cabo las transacciones.

Los agentes de la Policía también han detenido a otro individuo que actuaba como colaborador necesario y se han tomado declaración como investigados no detenidos a cuatro personas que ejercían como receptoras interpuestas de la mercancía.

Al ‘cabecilla’ de la organización se le imputa su presunta participación en los delitos de tenencia ilícita de armas, tráfico ilícito de armas, depósito de armas de guerra y depósito de municiones, ingresando en prisión sin fianza. Al segundo arrestado se le imputa su colaboración necesaria al actuar como principal destinatario de los envíos de la mercancía.

Contaban con un depósito de armas y munición

En los dos registros practicados se ha intervenido un depósito de armas consistente en dos subfusiles automáticos inutilizados junto con dos cañones y dos correderas para esa misma arma, probablemente destinadas a su rearme.

Además se localizaron un rifle de cerrojo del calibre 5.56 activo, un rifle de cerrojo del calibre 22 Little burguer activo, dos rifles del calibre 22, un arma corta Glock activa, catorce armazones de armas GLOCK, diferente munición de guerra del calibre 5.56, más de 2000 cartuchos del calibre 9mm, cañones Glock, agujas percutoras y distintas piezas, entre ellas once silenciadores (incluyendo silenciadores para Glock), herramientas para ensamblar armas de fuego, una máquina de recarga de munición, diversa documentación, dos discos duros, dos pen drives y dos teléfonos móviles.

COMPARTIR: