12 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Anticorrupción sospecha que el letrado fingió un préstamo para lavar el dinero "B" que recaudaban los dueños del club de sus clientes

El abogado Conde-Pumpido, hijo del exfiscal general, imputado por presunto blanqueo de capitales procedente de un prostíbulo

Cándido Conde-Pumpido,  hijo del exfiscal general del Estado.
Cándido Conde-Pumpido, hijo del exfiscal general del Estado.
Según los investigadores, Conde-Pumpido habría utilizado esa línea de crédito para blanquear el dinero de los responsables del prostíbulo madrileño “Vive Madrid”, detenidos a raíz de la ‘Operación Pompeya’ y a quienes defendía judicialmente.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha citado como imputado por un presunto delito de blanqueo de capitales al abogado Cándido Conde-Pumpido, hijo de exfiscal general y actual magistrado del Tribunal Constitucional del mismo nombre, en relación con denominado "caso Bandenia". En este caso se analiza si se fingió un préstamo para blanquear dinero procedente de la actividad de un prostíbulo. Conde-Pumpido deberá declarar este martes, 15 de enero.

La imputación se realiza a petición de la Fiscalía Anticorrupción  para investigar si el letrado utilizó una línea de crédito del citado chiringuito financiero --cuyo presidente se encuentra en prisión preventiva por blanquear dinero de narcotraficantes y otros delincuentes-- para lavar el dinero de origen ilícito de unos clientes que regentan el club de alterne "Vive Madrid".

Estos empresarios fueron detenidos en la  "Operación Pompeya", desarrollada en 2015 y que afectó a más de medio centenar de personas relacionadas con actividades de blanqueo de dinero procedente de la explotación sexual de mujeres. En dicha ocasión se cifró en 15 millones de euros el fraude cometido por los detenidos, que integraban diversos grupos que actuaban en distintos clubes de alterne repartidos por toda España.

Una investigación iniciada a finales de 2015

La investigación se inició en noviembre de 2015 por un posible delito de blanqueo de capitales generado de distintos delitos precedentes como el tráfico de drogas, estafas, corrupción en las transacciones internacionales o delitos contra la Hacienda Pública por parte del grupo Bandenia y sus gestores. Gestores que ejercían, según el auto, de "banco pantalla para llevar a cabo movimientos de divisas sin que los organismos fiscalizadores españoles ni de otras jurisdicciones sean capaces de conocer a los verdaderos titulares de los capitales desplazados".

El objetivo era además de cuantificar los fondos movilizados por personas y sociedades clientes de este grupo, averiguar si procedían de actividades delictivas.

El juez ha decidio por ello citar a declarar en calidad de investigado al hijo de Cándido Conde- Pumpido por el presunto delito de blanqueo de capitales, igual que a José Solsona, Ramón Castán y Salvatore De Estéfano.

En el caso de Conde Pumpido, el juez considera que "se sirvió de los servicios prestados por Bandenia Banca Privada para llevar a cabo movimientos de fondos de forma paralela al sistema financiero ordinario" mediante una relación con la entidad desde al menos 2014, ya que ha sido cliente de dos cuentas, una a nombre de una empresa que administra y otra en la que fue concesionario de una línea de crédito de un millón de euros que recibió en transferencias del extranjero incluso antes de formalizar el contrato.

El juez entiende que en seis de las transferencias realizadas a cuentas del propio Conde-Pumpido, "podría tratarse de los pagos percibidos por su participación en dichas maniobras" de blanqueo, ascendiendo la cifra a 51.203 euros.

COMPARTIR: