22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

De momento, se ha decretado el secreto del sumario y la jueza deja a la investigación la calificación de homicidio o asesinato contra Raúl Díaz

La juez decreta prisión para el marido de Romina mientras se sigue buscando el cadáver de la chica en Lanzarote

Romina Celeste.
Romina Celeste.
Algunos medios han apuntado que el marido de la fallecida, principal sospechoso de su desaparición, había podido quemar su cadáver y trocearlo, esparciéndolo por diferentes lugares de la isla, algo que la Guardia Civil no confirma, aunque parece que realizó cerca de 1000 kilómetros a lo largo de todo el Cabildo de Lanzarote. De momento, se ha decretado el secreto del sumario y la jueza deja a la investigación la calificación de homicidio o asesinato en el crimen de Romina Celeste.

La juez titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife de Lanzarote, en su doble condición de juez de guardia y de titular del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer único de la capital de Lanzarote, ha acordado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de Raúl Díaz, de 44 años, por la presunta comisión de los delitos de maltrato habitual y homicidio u asesinato -la calificación se concretará a lo largo de la investigación- de su esposa, Romina Celeste Núñez, de 28 años, desaparecida desde el pasado 1 de enero.

La instructora ha tomado esta decisión tras recibir declaración al investigado por espacio de unas dos horas y de acuerdo con la petición del Ministerio Fiscal. La investigación continúa bajo secreto sumarial y competencia del Juzgado de violencia sobre la mujer número 1 de Arrecife de Lanzarote.

Por su parte, la Guardia Civil continúa con la inspección técnico-ocular de la vivienda y del vehículo de alquiler que el principal sospechoso utilizó para deshacerse de los restos de la mujer en la isla de Lanzarote. Asimismo, continúa la búsqueda de posibles restos de la joven en el litoral de Lanzarote, trabajos que realizan diferentes agentes de la UHEL (Unidad de Helicópteros), Servicio Marítimo Provincial y Grupo de Especialistas de Actividades Subacuáticas (GEAS), según informó la Guardia Civil en un comunicado.

Romina Celeste.

Diferentes medios habían apuntado que la pareja de Romina, Raúl Díaz, principal investigado por la desaparición de la mujer paraguaya, había podido quemar su cadáver y trocearlo, esparciendo por diferentes lugares de la isla su cuerpo. Algo de lo que no opina la Guardia Civil.

En relación a la situación del detenido, fue trasladado durante la mañana de este miércoles al Juzgado de Primera Instancia Número 1 de Arrecife, encargado de la investigación, y si bien en un principio la Guardia Civil quería que se prorrogara su detención, finalmente fue enviado a prisión tras declarar por espacio de unas dos horas.

El hombre había relatado el pasado lunes que halló a su mujer muerta y que, asustado porque había consumido drogas, la arrojó al mar, por lo que los especialistas del Instituto Armado activaron una búsqueda en diferentes puntos de la costa lanzaroteña para intentar localizar el cuerpo de la joven paraguaya.

La investigación de este caso está siendo dirigida por el equipo de Personas y Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Las Palmas, apoyada en los registros por el ECIO (Equipo Central de Inspección Ocular de Criminalística) y por un can especializado en la búsqueda y localización de restos cadavéricos del Servicio Cinológico de la Guardia Civil.

COMPARTIR: