20 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

“Aunque nazcas en España, no tienes la nacionalidad, porque debe existir convenio con tu país y Bolivia lo tuvo hasta 2009" cuenta su madre Angélica

Lucas, un bebe de seis meses, español de nacimiento, no puede reunirse en nuestro país con su familia por la burocracia

Lucas tiene ahora seis meses y esta siendo cuidado por su tía
Lucas tiene ahora seis meses y esta siendo cuidado por su tía
Angélica tiene 31 años y nació en Bolivia, es madre de tres niños, todos nacidos en España, país en el que reside desde hace 15 años. Aunque nunca ha tenido problemas relacionados con su residencia, las cosas cambiaron con su tercer hijo, Lucas, que nació en nuestro país el pasado 16 de febrero. En abril, la mujer y sus tres hijos viajaron a Bolivia por una urgencia, ahora han vuelto todos, menos Lucas, que ha cumplido seis meses de edad sin poder volver a su país natal con su familia.

Aunque nazcas en España, no tienes la nacionalidad, porque debe existir convenio con tu país” relata Angélica, “Bolivia lo tuvo hasta el 2009, cuando el presidente lo eliminó. Ahora tiene que vivir un año en el país para poder tener nacionalidad española”. No obstante, los hechos quisieron que Lucas con solo dos meses y sin los papeles en regla tuviese que desplazarse hasta el país de su madre de forma urgente. Ahí se encuentra todavía siendo cuidado por su tía, hermana de Angélica Villagómez.

Lucas, el bebé de Angélica.

Angélica asegura que le preocupaban los papeles de su hijo y previo al viaje investigó en el consulado de Bolivia, preguntó en la compañía aérea AirEuropa y fue a la Policía Nacional. De su investigación concluyó que solo requería el libro de familia para poder retornar con su hijo. Como ella relata, el día del vuelo de regreso a España, la aerolínea le comunicó que su hijo pequeño no podía viajar.

“Nos dijeron que Lucas necesitaba la nacionalidad española, pero no la tiene aún porque aunque nació en España, no te la pueden dar hasta que no cumples un año de vida. Por eso él, como es solo un bebé, no la tiene. Y viajaba con pasaporte y con libro de familia, documentos con los que nos habían garantizado que no tendríamos ningún problema”, afirma la madre.

En ese momento, la madre decidió retrasar los vuelos y buscar opciones, llegando a gastar más de 1.000 euros en reajustes de transporte. En el consulado de España aseguraron que podrían resolver rápidamente la cuestión, pero después de revisar el caso, se le comunicó que la única forma era viajar con visa de turista en el pasaporte de Lucas. Posteriormente se informó que no se concedería dicho visado, ya que como ella vive en España, el niño seguramente se quedaría más allá de los 90 días y caería en situación irregular.

Pasaron los días y Angélica y sus dos hijos mayores volvieron a España, su hijo con apenas dos meses quedó a cargo de su hermana, que vive en Bolivia. “Es muy duro para mi tener que estar separado de mi pequeño” declara la madre, agrega que “no le cabe en la cabeza que consideren que mi hijo vendría como ilegal, si nació aquí”.

Una vez en España, Angélica contactó con una abogada de extranjería que ahora lleva su caso. La familia ha solicitad una reagrupación familiar ante las autoridades migratorias, pero aún no reciben respuesta. “El trámite debería durar unos dos meses, pero han pasado cuatro meses y el caso sigue en tramitación”.

Angélica asegura que ha “ido varias veces a Extranjería y en varias oportunidades nos han dicho que el funcionario encargado del caso está de baja médica y nadie asume el expediente. La jefa de la oficina de extranjería dice que tengo que ser pacientes”.

“No pueden pedirnos que tengamos paciencia y esperemos. Lucas es solo un bebé y solo por un trámite administrativo no le estamos viendo crecer” se lamenta la madre, que ha iniciado una recogida de firmas para pedir a Interior que agilice la resolución del caso.

Mientras tanto Angélica ha iniciado una petición en Change.org para solicitar al Ministerio de Interior que revise el caso, para el que ya ha presentado todos los requerimientos. La recogida ya cuenta con casi 40.000 firmas.

Aireuropa sin información

Angélica considera que la aerolínea con la que viajó hasta su país es una de las responsables del caso, ya que antes de viajar le indicaron que la documentación requerida era el pasaporte y el libro de familia. No obstante, trabajadores de Aireuropa fueron quienes en primera instancia le dijeron que no era posible que el niño regresara a España.

“El problema fue en facturación del aeropuerto, si hubiésemos viajado hasta aquí, nos hubiesen permitido entrar a España sin problemas” concluye la madre de Lucas.

Elcierredigital.com ha intentado contactar con Aireuropa para pedir información del caso, pero no ha sido posible dicho contacto. En su página web no se dispone de información para este tipo de casos por lo que se ha podido comprobar.

COMPARTIR: