26 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A través de la web Osoigo han lanzado una campaña para que sus demandas lleguen a los políticos del Congreso de los Diputados

Los sindicatos de prisiones presionan al Ministerio de Interior para la mejora de sus condiciones laborales tras el encierro por el "plantón" de la Subsecretaria

Los sindicatos de prisiones presionan al Ministerio de Interior
Los sindicatos de prisiones presionan al Ministerio de Interior
El pasado miércoles los representantes de los principales sindicatos de prisiones se encerraron en el Ministerio de Interior tras el “plantón” que recibieron por parte de la Subsecretaria, con la que habían acordado una reunión para negociar las mejoras laborales. El encierro duró hasta las 17:00 horas, tras el que acordaron reunirse en el día de hoy de nuevo para trasladar sus demandas. Además, ayer se produjeron un incendio y una agresión de dos internos peligrosos en la prisión de Huelva

Como adelantamos en El Cierre Digital, los miembros de los sindicatos de prisiones Acaip, CCOO, UGT y CSIF se encerraron ayer en el Salón Imperial del Ministerio, debido a la “anulación unilateral a última hora” de la reunión concertada con las Subsecretaria del Interior. Según afirman los sindicatos en un comunicado, el motivo de la reunión era para informar del anuncio de la convocatoria de huelga general en prisiones y las reivindicaciones, así como la petición de intermediación del ministro para darle una salida política al conflicto.

Tras varias horas de encierro, que duró hasta las 17:00 horas de la tarde, el Secretario General de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, se presentó y acordaron reunirse hoy con la Subsecretaria de Interior “con carácter de urgencia”.

Envían sus demandas al Congreso

A través de la web Osoigo, “el portal de los políticos que escuchan”, los funcionarios de prisiones han lanzado una campaña dirigida al Congreso de los Diputados para que los políticos respondan a las cuestiones que plantean para mejorar sus condiciones laborales. Así, aseguran que “los sindicatos de prisiones seguimos apostando por la vía de la negociación colectiva, para reconducir el conflicto laboral existente en prisiones”. Y argumentan que el motivo por el que han convocado la huelga general se produjo “tras la retirada en 48 horas de la propuesta inicial económica de reclasificación de centros penitenciarios, que viene a reducir la brecha salarial entre puestos de trabajo iguales dentro de la propia Secretaría General de IIPP (Instituciones Penitenciarias)”. Esto supondría una mejora salarial para todo el personal penitenciario, añaden los trabajadores.

Además, denuncian que ellos no han sido los que han generado el conflicto, sino que “ha sido el propio Ministerio al incumplir los compromisos anunciados en sede parlamentaria y en los medios de comunicación”.

Graves incidentes en el centro penitenciario de Huelva

Mientras los representantes de los principales sindicatos de prisiones presionaban ayer al Gobierno socialista para que se sentara a negociar las mejoras laborales y salariales que exigen, en el centro penitenciario de Huelva se produjeron dos graves incidentes, habitualmente denunciados por los funcionarios que trabajan en las cárceles españolas.

El primero, un incendio provocado por un preso de origen árabe, “con un amplio historial penitenciario”, que prendió fuego al colchón de su celda en el módulo de Aislamiento. En un comunicado, los sindicatos aseguran que “la magnifica actuación de los funcionarios del área de vigilancia como del área sanitaria” hizo posible que se salvará la vida de cinco de los internos más peligrosos de la prisión de Huelva, incluido el propio interno que originó el incendio. Señalan también que estas actuaciones las llevaron a cabo “a pesar de una inexistente formación en prevención de extinción de incendios para los trabajadores penitenciarios”, algo que vienen denunciando en los últimos meses y uno de los motivos por los que han decidido convocar una huelga general.

El segundo incidente es una agresión que sufrió uno de los trabajadores de la prisión onubense por parte de un preso de origen rumano, condenado por atentado y resistencia a la autoridad, que “le propinó un puñetazo en el pecho sin mediar palabra”, desplazando al trabajador contra la puerta de acceso al módulo residencial, originándole unas lesiones requirieron una primera atención en la Enfermería del Centro para posteriormente ser derivado con carácter de urgencia a un centro hospitalario.

COMPARTIR: