21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El arresto se llevó a cabo el pasado día 1 de agosto, durante un despliegue policial establecido en la conocida zona de Puerto Banús

Detenido en Marbella un fugitivo holandés con documentación falsa diplomática de la República Centroafricana

Los agentes determinaron que el pasaporte no cumplia con las características de un representante diplomático.
Los agentes determinaron que el pasaporte no cumplia con las características de un representante diplomático.
Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 40 años y nacionalidad holandesa en Marbella al tener en vigor una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión dictada por el Juzgado de Instrucción número Uno de la Audiencia Nacional, de fecha 27 de junio de 2019. El hombre se encuentra acusado por un delito de lesiones. El detenido tenía una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por las autoridades judiciales de Holanda.

El arresto se llevó a cabo el pasado día 1 de agosto, durante un despliegue policial establecido en la zona de Puerto Banús en Marbella. Los agentes interceptaron a esta persona y comprobaron que tenía una reclamación en vigor y que, además, el pasaporte diplomático que utilizó para identificarse era falso.

Según indica el comunicado de los cuerpos de seguridad, el pasado jueves, sobre las 17.00 horas, los agentes prestaban servicio en la zona de Puerto Banús cuando observaron a un hombre que respondía a las características físicas del prófugo, por lo que procedieron a su identificación.

puerto_banus

La detención se produjo en Puerto Banús

En un primer momento el hombre les entregó un pasaporte diplomático de República Centroafricana a su nombre, a la vez que les manifestaba, en tono amenazante e intentando evadir la acción policial y judicial, que era personal diplomático y que no lo podían detener en España por tener inmunidad.

Los investigadores, tras varias comprobaciones, pudieron determinar que el documento en cuestión no cumplía los protocolos establecidos por las autoridades españolas en lo referente a visados diplomáticos y que, además, presentaba indicios de haber sido manipulado de manera "mal intencionada".

Una vez comprobados su verdadera identidad y la falsedad de la documentación que acreditaba su condición de diplomático, fue arrestado al tener en vigor una reclamación judicial y por un delito de falsedad documental.

COMPARTIR: