29 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El Cierre Digital INFORMA MINUTO A MINUTO: Consultados prestigiosos forenses éstos aseguran que se descarta el ahogamiento como motivo del edema

Caso niñas Tenerife: Olivia murió de un edema pulmonar por asfixia o ingesta masiva de sustancias médicas

Anna y Olivia.
Anna y Olivia.
La autopsia al cadáver de Olivia ya se practicó, concluyó sobre las 15 horas de este pasado viernes, y hoy se han conocido los resultados. La causa de la muerte fue un edema pulmonar, provocado probablemente por una asfixia o ingesta masiva de sustancias médicas, bien liquidas o en comprimidos. Por otro lado, se ha hecho público el auto judicial referente a la muerte de la pequeña, que elcierregital.com está publicando por partes en distintos reportajes.

La autopsia al cadáver de Olivia ya se ha practicado, concluyó sobre las 15 horas de este pasado viernes. y se acaba de conocer en el día de hoy sus resultados. La causa de la muerte fue un edema pulmonar, provocado probablemente por una asfixia o por una ingesta masiva de sustancias médicas, bien líquidas o en comprimidos. 

La autopsia al cadáver de Olivia relata que la causa de la muerte de Olivia fue un "edema pulmonar agudo" provocado, casi con toda seguridad, según los expertos forenses consultados, "o bien por asfixia o por una ingesta masiva de sustancias médicas, bien líquidas o en comprimidos".  Los investigadores creen que a las pequeñas se les pudo suministrar con anterioridad a su muerte por parte de su padre un jarabe denominado Atarax. Se trata de un medicamento ansiolítico, que pertenece a una clase de compuestos denominados difenilmetanos. Este jarabe era utilizado por Gimeno para "el tratamiento sintomático de la ansiedad en adultos".

Por eso, cualquier conjetura y otra consideración está pendiente de los resultados finales de los análisis toxicólogos, biológicos e histopatológicos, que aún tardarán unos días oficialmente. Pero según los expertos forenses consultados por elcierredigital.com, "un edema pulmonar es una acumulación anormal de líquido en el pulmón, pero el líquido no tiene porqué ser agua salada y, por tanto, no se produce una muerte por este hecho solo debido un ahogamiento como algunos ya apuntan sin contrastación alguna, más bien por una asfixia o ingesta masiva de medicamentos que paralizan los pulmones". 

Se retira la orden internacional de búsqueda

Por otro lado, la autoridad judicial deja sin vigencia la orden internacional para la detención de Tomás Gimeno por un delito de sustracción de menores y en su lugar acuerda otra orden internacional por la presunta comisión de dos delitos agravados de homicidio y uno contra la integridad moral en el ámbito de la violencia de género.

Igualmente, la juez instructora declara la pérdida de competencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar en el caso a favor del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Santa Cruz de Tenerife, dónde tiene domicilio la madre de las niñas, Beatriz Zimmermann.

Tomás Gimeno. 

Asevera la magistrada que los antecedentes de la tragedia se remontan a un año atrás aproximadamente, cuando la relación entre Tomás Gimeno y la madre de las niñas se rompió y esta última inició una nueva relación sentimental con el belga Eric Domb. “Desde entonces, Tomás mantuvo de forma constante un trato vejatorio y denigrante” hacia su expareja, “dirigiéndole a diario comentarios descalificativos, ofensivos y ultrajantes, en particular enfocados a menospreciarla por haber rehecho su vida con una nueva pareja, manifestándole además, de forma reiterada, que no toleraba que [su nueva pareja] compartiera momentos con sus hijas”, relata el auto judicial.

Enfatiza la instructora del caso que el deseo del investigado era colocar a su expareja “en la incertidumbre acerca de la suerte o destino que habían sufrido en sus manos Olivia y Anna, pues, tras advertirla de forma reiterada que no le volvería a ver ni a él ni a sus hijas, dando a entender que se fugaría con ellas a un paradero desconocido, ideó el modo en que entendió que sus cuerpos sin vida nunca serían localizados, arrojándolas al mar dentro de bolsas lastradas y amarradas a un ancla, en un lugar expresamente buscado lejos de la costa y que sabía profundo, donde los fondos marinos no podían ser investigados, salvo por los especiales medios con los que cuenta el buque oceanográfico Ángeles Alvariño, razón por la cual se acordó su intervención”.

La resolución de la magistrada, que da traslado al Ministerio Fiscal para informe –entre otras cuestiones sobre la competencia- es susceptible de Recurso de Reforma y subsidiario de Apelación.

COMPARTIR: