20 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se descarta tanto el móvil económico como empresarial en el crimen de la viuda de la CAM, cuyo juicio podría comenzar a partir de febrero de 2019

Miguel Ángel López, acusado de matar a su suegra, heredó 6 millones de euros de sus padres y tiene depósitos individuales y conjuntos con su mujer que le "permitirían no trabajar"

Miguel Ángel López, único investigado por el crimen de la viuda de la CAM.
Miguel Ángel López, único investigado por el crimen de la viuda de la CAM.
Miguel Ángel López, único investigado por el crimen de la viuda de la CAM, heredó 6 millones de euros de sus padres junto a sus dos hermanos y posee depósitos suficientes “que le permitirían no trabajar”, según declaró en el juzgado de instrucción número 7 de Alicante. Además, tenía un sueldo de 100.000 euros como gerente de Novocar. Si el juez no decide sobreseer la causa, el juicio podría comenzar a partir de febrero de 2019.

Cuando más se acerca la fecha del posible juicio sobre el asesinato de María del Carmen Martínez, viuda de Vicente Sala, ex presidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) más dudas se generan sobre la autoría del mismo. María del Carmen murió asesinada el 9 de diciembre de 2016 de dos disparos mientras recogía el coche del lavadero Novocar, propiedad de su yerno Miguel. El juicio, si el juez no dicta sobreseimiento de la causa, comenzará en febrero si así lo decide el magistrado, quien reunirá a las partes el día 9 de enero para comunicar su decisión.

Como ya contamos en Elcierredigital, el único investigado y acusado por este crimen es Miguel Ángel López, yerno de la víctima. Pero, posiblemente, López sea a su vez una víctima colateral en una pelea por hacerse con el control de las empresas familiares, ya que la única acusación particular que se le presentó fue la representada por Vicente Sala, primogénito de la saga familiar y enfrentado al resto de sus hermanas, Mar, Antonia y Fuensanta (Fanny), casada con Miguel.

En este local de lavado y reparación de vehículos fue asesinada la viuda de la CAM.

El 10 de febrero de 2017, Miguel Ángel López declaró ante el juez número 7 de Alicante que instruye la causa. A preguntas de su abogado, dejó la clave de las peleas familiares, “el problema no era la tenencia de la acción de oro por su suegra, sino la modificación de estatutos y su transmisión, ya que cuando falleció Mari Carmen,  se había adoptado en junta unilateralmente (sin el consenso del resto de accionistas de la familia) ese acuerdo de modificación. El registrador calificó esa modificación como imposible de inscribir. En ese momento, la posición era de ventaja para las hermanas”.

Herencia de 6 millones de euros de sus padres

Una vez descartada la autoría directa por parte de Miguel, ya que las pruebas de pólvora y de ADN dieron negativas, además de demostrarse que no se encontraba en el lavadero cuando sucedieron los hechos, quedaba por desmontar el móvil económico.

A preguntas de su letrado, el penalista Javier Sánchez-Vera, Miguel declaró que “ha recibido una herencia de su padre, murió hace 10 años, más que herencia fue donación y en propiedades les donó unos seis millones de euros a los tres hermanos, no teniendo dificultades económicas”, también añadió que “tiene depósitos individuales y conjuntos con su mujer que le permitirían no trabajar”.

De esta manera, parece que el móvil económico quedaría descartados, ya que, Miguel López tampoco obtendría cualquier dinero heredado por su mujer, al estar casados en separación de bienes. Además, López tenía un sueldo de 100.000 euros brutos anuales.

Pero las tensiones familiares siguieron tras el fallecimiento de Mari Carmen, con cruces de denuncias entre los cuatro hermanos hasta diciembre de 2017, cuando todas las partes llegaron a un acuerdo, sin dirigirse todavía la palabra, por el cual Vicente Sala, hermano mayor, compró a sus hermanas el 60 por ciento de Samar Internacional S.L., que facturó el pasado año unos 260 millones de euros.

Según algunas fuentes, Vicente Sala habría pagado algo menos de 100 millones de euros, logrando así separarse por completo de los negocios de sus hermanas, que apoyan desde el primer momento la inocencia de Miguel Ángel López.

Para lograr este acuerdo, todos los hermanos se retiraron las demandas civiles y mercantiles interpuestas y cruzadas entre ambos bandos, manteniendo solo la acusación que el primogénito de los Salas ejerce contra su cuñado en el proceso penal por el asesinato de su madre.

COMPARTIR: