03 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Lo ha ordenado la Audiencia Provincial de Madrid por petición de la familia, que considera que su muerte se debe a "una posible negligencia"

Se reabre el caso de Silvia Idalia, la joven fallecida tras relizarse una cirugía estética

Silvia Idalia.
Silvia Idalia.
La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado la reapertura del caso de Silvia Idalia, la joven que falleció después de someterse a una triple cirugía estética en abril de 2022. La familia de Silvia cree que su muerte se debe a "una posible negligencia" de la clínica CEME, encargada de realizar la intervención. El pasado mes de septiembre el caso se archivó, concluyendo que Silvia falleció por un "shock séptico" a causa de una infección generalizada.

El caso de Silvia Idalia, la mujer que falleció tras someterse a una triple operación estética, ha dado un giro importante. La intervención tuvo lugar el 29 de abril en la clínica CEME (Centro Europeo Médico Estético) y, tras recibir el alta, sufrió una grave infección generalizada que le provocó el ingreso y el posterior estado de coma inducido en el Hospital de La Paz de Madrid.

silvia_idalia

Silvia Idalia.

Tras su fallecimiento el pasado mes de julio a causa de “un shock séptico”, La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado reabrir la investigación, ya que según achacan allegados y familiares de la chica su muerte se podría deber “a una posible negligencia” de la Clínica CEME de Madrid, quienes tres meses antes de su muerte le habían realizado una triple cirugía estética.

A apenas unos meses para cumplirse un año de lo sucedido, en un auto de la Sección 23, fechado para el ocho de marzo, los magistrados han dispuesto valorar de manera parcial el recurso de apelación interpuesto por la madre y el novio de la víctima, contra el archivo de la causa existente.

Los magistrados solicitan al juez de Instrucción número 46 de Madrid reabrir la causa, de manera que los peritos puedan realizar un nuevo estudio, consultando previamente a un médico, señalando que el archivo del caso fue “prematuro” y aclarando si hubo relación de causa y efecto entre la operación y el fallecimiento. "No consta que al médico forense se le haya dado traslado del informe de autopsia practicado, por lo que se deduce incompleto al no especificar si pudo o no existir relación causa efecto entre la intervención quirúrgica objeto de investigación y el fallecimiento", indica la resolución.

El juez archivó la causa en septiembre 

El pasado mes de septiembre, el Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid acodaba el sobreseimiento provisional del caso de la fallecida Silvia Idalia. La acusación –su familia– denunciaba un presunto delito de lesiones causadas por imprudencia médica grave de la clínica CEME, donde Idalia se había sometido a una operación estética varios meses atrás y por la que habría sufrido una infección generalizada que la mantuvo en coma en el Hospital de La Paz de Madrid.

PORTADA_CEME

Clínica estética CEME en Madrid.

Después de estudiar la autopsia y los peritajes presentados por este Centro Europeo Médico y Estético, el juez  archivó  la causa –según ha podido comprobar elcierredigital.com a través del auto remitido– ya que entiende que no hubo infracción alguna de la lex artis y que la actuación de CEME y sus profesionales fue la correcta. Por lo tanto, la Justicia consideró que la joven Silvia Idalia falleció "por una complicación ajena a la intervención del centro".

En el informe forense presentado ante el juez se aclaraba que la muerte de Idalia fue a causa de un shock séptico: "Sufrió una fascitis necrosante tipo I, caracterizada por la destrucción de los tejidos mediada por múltiples gérmenes". Esto, según el informe, puede provocar la muerte "pese al correcto tratamiento instaurado".

El caso de Silvia Idalia

El pasado mes de mayo, Silvia Idalia se quedaba en coma después de someterse a una triple cirugía estética en la Clínica CEME en Madrid. Tras el ingreso de la joven en el hospital, su familia decidió denunciar por presunta negligencia médica.

Los primeros en aportar testimonio fueron los médicos encargados de la cirugía de la mujer de 34 años, que se negaron a responder a las preguntas realizadas por la acusación aunque sí lo hicieron con las de su abogado, afirmando que el procedimiento “salió correcto y perfecto” y que “la chica no tenía nada”, mostrándose sorprendidos ante el “misterioso” ingreso de la joven en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) el pasado 6 de mayo.

Clínica CEME

La dirección de la clínica CEME se quejaba en su momento a elcierredigital.com de que estaban “sufriendo un daño mediático enorme". Afirmaban que "lo de Silvia es una desgracia pero se operó correctamente y lo que ha sufrido es una infección postoperatoria". Y aseguraban que, en lo que a ellos respecta, "Silvia fue operada por un cirujano en un hospital con todas las garantías y con todas las revisiones correspondientes, la bacteria que le causó septicemia no tiene nada que ver con una mala praxis por parte de la clínica”.

rafa_tena_CEDE

Rafa Tena, dueño de CEME, en un vídeo publicado en YouTube.

Los responsables de CEME reiteran a elcierredigital.com que, en la medida de lo posible, ayudarían a la paciente que finalmente falleció: “Lo que queremos es que Silvia se ponga bien”. La clínica superó las tres inspecciones realizadas tras la denuncia interpuesta en los Juzgados por la familia de Silvia Idalia.

La dirección del centro afirmó que había denunciado en los juzgados "por un delito contra el derecho al honor" a los responsables de la 'página de afectados por CEME', creada en la red social Facebook tras supuestos problemas en sus operaciones estéticas.

COMPARTIR: