24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

En los seis primeros meses de 2018 se registraron más de 800 incidentes graves y muy graves en el centro penitenciario valenciano

La cárcel de Picassent, donde está Zaplana, una de las más peligrosas de España: un ahorcado y un incendio provocado en los últimos días del año

Eduardo Zaplana
Eduardo Zaplana / Europa Press
La peligrosa cárcel de Picassent, en la que se encuentra el exministro Eduardo Zaplana, ha presenciado en los últimos días graves incidentes. El pasado sábado, un recluso interno en el mismo módulo de Zaplana se ahorcó en su celda. Un día después, un reo del módulo 19, donde se encuentran los presos más peligrosos, prendió fuego a la celda en la que dormía.

El año 2018 no ha terminado bien en las cárceles españolas. A tres días para terminar el año, un preso de la cárcel valenciana de Picassent, donde se encuentra en prisión preventiva el exministro Eduardo Zaplana, fue encontrado muerto en su celda tras haberse quitado la vida ahorcándose.

Los funcionarios se encontraron el cuerpo del recluso cuando estaban llevando a cabo el recuento de cada mañana en la sección B2 del módulo de enfermería. El cuerpo sin vida estaba colgado en la ventana con una especie de soga que él mismo se había fabricado con los cordones de sus zapatos y debajo de sus piernas había un taburete.

carcel_picassent

Centro penitenciario de Picassent (Valencia)/Europa Press

Tanto el interno fallecido, como el expresidente de la Generalitat valenciana, vivían acompañados por otros dos presos más. Los compañeros de celda del preso ahorcado no se dieron cuenta de lo que había sucedido porque en este módulo de enfermería los internos están “prácticamente drogados constantemente”, debido a la cantidad de pastillas que ingieren, según aseguran fuentes penitenciarias.

Prenden fuego al colchón

Un día después de este episodio, un preso del módulo 19, donde se encuentran los internos más peligrosos del centro penitenciario, prendió fuego al colchón en el que dormía, incendiando así su celda. El incidente se produjo alrededor de las 16:30 horas, treinta minutos antes de la hora de salida al patio.

El incendio provocó una gran cantidad de humo que hizo que los funcionarios tuvieran que desalojar del módulo al resto de presos. Como consecuencia, algunos funcionarios resultaron afectados por el humo, presentando picores en los ojos, nariz y garganta. Dos de los trabajadores fueron atendidos en la enfermería del centro y uno tuvo que ser derivado a un servicio de urgencias hospitalarias, donde se le puso el oxígeno.

La cárcel de Picassent es uno de los centros penitenciarios más conflictivos según denuncian desde el sindicato ACAIP. Durante el primer semestre del año 2018, desde el 1 de enero hasta el 30 de junio, la cárcel valenciana registró hasta 808 incidentes graves o muy graves tal y como recoge un informe de este sindicato.

La situación en este penal es difícil, pues entre los internos se encuentran presos de primer grado, es decir, los más peligrosos, sin que la instalación tenga "las condiciones necesarias de seguridad" para albergar a estos reclusos, según denuncian desde el colectivo de trabajadores, que asegura que la cárcel no goza de suficientes medidas de seguridad y tiene una peor estructura en comparación con otras cárceles donde cumplen condena este tipo de presos.

La situación de Zaplana

El exministro del PP Eduardo Zaplana, enfermo de leucemia, se encuentra en prisión preventiva en la cárcel de Picassent desde hace siete meses, pero debido a su delicado estado de salud ha pasado las dos últimas semanas ingresado en el hospital de La Fe de Valencia. 

La jueza María Isabel Rodríguez sigue sin concederle la libertad, a pesar de su grave estado de salud y de los informes médicos solicitando su excarcelación y se reafirma en su decisión, reclamando que sea devuelto a prisión cuanto antes, porque asegura que aún existe riesgo de fuga y “en los paraísos fiscales también hay hospitales”.

COMPARTIR: