13 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Durante este año ya se han producido un total de 29 muertes, la de Ana Orantes en 1997 permitió reformar el Código Penal para proteger a las mujeres

Violencia de Género, Fran Orantes: "He deseado la muerte de mi padre"

Hasta septiembre de 2020 el número de mujeres fallecidas por violencia de género asciende a 29, según el último balance del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad. La última víctima fue el 31 de agosto en Valencia, donde apareció el cuerpo de una mujer en un maletero. Fran, el hijo de una de los casos más mediáticos en violencia de género, Ana Orantes, nos cuenta como es convivir con estos episodios de violencia constantes en tu hogar desde los ojos de un niño

Según la Real Academia el terror es un sentimiento de miedo muy intenso. Desde un punto de vista psicológico es la respuesta natural que tiene el ser humano ante situaciones peligrosas o amenazantes. Tener que vivir y convivir dentro de una situación permanente de alerta debe de ser como mínimo desesperante y si le añades el sufrimiento continúo de ver a tu madre prisionera de un hombre que la tortura a diario y de donde no es capaz de salir el dolor se agrava mucho más.

Esta es la historia que Fran Orantes, junto a sus diez hermanos, ha tenido que vivir durante años. Hasta que una mañana de diciembre de 1997 su madre Ana perdió la vida en manos de su marido, José Parejo. Hace unos meses el diario The New York Times le dedicó un artículo homenajeándola como mujer. Su hijo Fran habla para El Cierre Digital para recordar a su madre y no olvidar a las mujeres que padecieron y padecen lo que sufrió su madre. Simplemente es la voz de un hijo.

Por petición de Fran las preguntas relativas a su padre se referirá a él con el término “La Bestia”.

-Tu madre, Ana Orantes, fue asesinada por su marido y se ha convertido en un referente de la Violencia de Género. Cuando ves a partidos como Vox que niegan que exista esa violencia ¿qué sientes como víctima?

-Solamente uno sabe lo que tiene en su casa. Quizás ellos no han tenido que pasar por lo que he pasado yo. Los que piensan que solo es violencia familiar pienso que son machistas.

-¿Cuándo eres consciente de que como condición de hijo también eres víctima?

-Nunca he sido consciente de que era una víctima. Únicamente soy un niño que ha tenido un padre, por así llamarlo, que ha maltratado a su mujer y yo he tenido esa mala suerte de vivir en el seno de esa familia.

-¿Cómo te enteras del asesinato de tu madre? ¿Cuál es el primer recuerdo que tienes?

- Me entero del asesinato de mi madre cuando llego del trabajo. Dejo aparcado el coche y encuentro varios guardias civiles en la puerta. Intento entrar en mi casa pero no me dejan porque la puerta estaba ardiendo. Solo vi una manta quemada tirada por el suelo.

Deje a mi madre ese día especialmente triste. Me acuerdo de una conversación con mi hermana dónde le hacía saber lo orgullosa que estaba de mi por tener un trabajo y que “la bestia”, que vivía abajo se lo estaba perdiendo.

-¿Has tenido sentimiento de venganza?

- Nunca jamás he tenido un sentimiento de venganza hacia “la bestia”. Si he deseado su muerte por el miedo que le teníamos los hermanos. En una ocasión nos dijo que como fuera a más que nos llevaría a algún hermano por el medio porque ya tenía todo perdido.

-¿Has tenido ayuda psicológica para superar la pérdida de tu madre?

Nunca he tenido ayuda psicológica. La tuve que buscar cuando pasó 10 u 11 años de la pérdida de mi madre.

                                   Fran con su madre el día de su comunión

 - Este hecho seguramente marca de por vida. ¿Cómo te marca en tu día a día y en tu faceta de padre?

- Claro que te marca. Quizás a hacerlo todo mucho mejor de lo que lo han hecho contigo. Sobre todo con tus hijos, te preocupa no ofrecer algo a tus hijos e incluso les complaces en algo que te lleva a hacer grandes esfuerzos para satisfacerlos.

-¿Cómo ha sido tu infancia?

- Muy triste. Mi mente intenta borrar cosas que he vivido con dureza. Quiero acordarme de lo bueno junto a mi madre. Mi madre era todo, nos educaba, nos daba lo que nos faltaba…

-¿Cómo fue la primera vez que descubres que “La Bestia” maltrata a tu madre?

- Siempre lo he sabido. En casa había constantes discusiones, constantes peleas. Nos echaba de casa. En una ocasión que nos echó de casa, hizo una hoguera en la chimenea donde echó nuestras pertenencias, fotos…

-¿Cómo eran los malos tratos que sufría tu madre?

- Mi madre sufrió todo tipo de malos tratos. Si iba a la peluquería era porque era una puta y quería llamar la atención de todos los hombres.

-¿Cómo reaccionabas ante los malos tratos? ¿Tenías miedo?

- Encerrados en nuestros cuartos. Nos hacíamos las necesidades encima. Pasábamos mucho miedo.

-Muchos de ellos no lo viviste porque eras pequeño pero sí tus hermanos ¿Cómo te lo cuentan ellos que lo vivieron?

- Mis hermanos no contaban mucho, nos contaba más nuestra madre. A uno de mis hermanos le operaron de una hernia en un testículo y al día le dio una patada en la herida. En otro momento mi madre tuvo que salir huyendo de una paliza, cogió a dos de mis hermanos, los desnudó y los puso en el balcón para que regresara. A mi hermana le ponía revistas pornográficas en la ventana cuando estaba en el cuarto de baño para que las viera.

                                   Ana junto a sus hijos.

-¿Alguna vez tuviste miedo por ti?

- Yo no he tenido miedo los malos tratos los teníamos por desgracia habituados.

-¿Hablabas con amigos o con alguien, que no fuera de tu familia, lo que sucedía en tu casa? ¿Cómo reaccionaban ellos?

- No hablábamos con nadie por miedo.

- Tu madre toda una vida sometida a un hombre. ¿Cuál es la mayor cosa que la has visto hacer por él?

- A mi madre le daba pena a veces, porque no sabía hacerse nada.

- Ni tú ni tus hermanos, ¿Le deciáis que lo contara y pidiera ayuda?

- No le hemos dicho que lo contara pero si que se fuera del infierno de esa casa. No sabíamos dónde ir ni cómo podíamos vivir económicamente una familia tan extensa.

- También tu madre estaba sometida a sus suegros, ¿Cómo se han portado tus abuelos paternos con vosotros?

- No nos tenía muy comprendidos. Mi abuela le dijo a mi madre que ella eligió ese marido y con ese tenía que vivir.

- Tu madre un día decidió contar su calvario en televisión. ¿Qué le hace dar ese paso a tu madre? ¿Le costó mucho?

- Da el paso por su propia iniciativa. Pensó que había llegado su momento y no quería que hubiera más mujeres en su situación. No le costó estaba decidida.

                                    El día de la intervención en televisión de Ana.

- Aparentemente se mostraba como una mujer fuerte pero seguramente como se dice la procesión va por dentro. ¿Cuántas veces has visto llorar a tu madre?

- Llorar la he visto en muchas ocasiones, incalculables

-¿Cómo era Ana en el entorno familiar y con sus hijos?

- Con sus hijos era feliz, plena y llena.

- ¿Cómo es vivir con la carencia de una figura paterna?

- Yo renuncié a la figura paterna, con lo cual no la he echado de menos. Mi madre lo era todo.

- Solo uno de tus hermanos tuvo contacto con la Bestia tras el asesinato de tu madre. ¿Por qué fue?

- Yo no lo sé pero puede ser por algo material, algo de dinero que le tocó en una lotería.

- De él lo único que conoces después de esto es que se juntó a otra mujer. ¿Cómo es esta historia?

- Cuando se divorcian se iban varios días de casa y nos cuentan que ha comenzado una historia de amor con otra señora pero como sigue como siempre pues la mujer lo echa de casa.

                                    Ana,sonriente, en un día de playa.

- The New York Times el pasado 16 de enero de 2020 le dedicó un artículo a tu madre. ¿Cómo vives que se haya convertido en un referente?

- Me entristece que se conozca a Ana Orantes por este tema pero a la par me enorgullece por el bien social que ha hecho.

- Si tuvieras la oportunidad de volverte a ver con tu madre. ¿Qué te gustaría decirla?

- Que la quiero más que a nadie en el mundo. Gracias por ser mi madre y me haces mucha falta mamá.

COMPARTIR: