24 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Nadie entiende los motivos del presunto asesino, quien tenía buena relación con su progenitor, pero no con su madre

Detenido en Collado Villalba un hombre de 43 años por asesinar a su padre de 83 a puñaladas

El presunto asesino fue detenido por la Guardia Civil tras una denuncia de su madre
El presunto asesino fue detenido por la Guardia Civil tras una denuncia de su madre
La madre del detenido acudió a las autoridades cuando su hijo de 43 años no la dejaba entrar a su domicilio. El presunto asesino es consumidor de drogas y había tenido altercados con su madre además de una orden de alejamiento de su expareja. La mujer decidió acudir a la Policía, quienes entraron en el domicilio donde encontraron el cadáver de un hombre de 83 años que según los servicios de emergencia, había fallecido a causa de múltiples heridas de arma blanca.

Un hombre de 43 años ha sido detenido en Collado Villalba (Madrid) por el presunto asesinato de su padre a puñaladas. Los sucesos tuvieron lugar cuando la madre del sujeto denunció a la Guardia Civil que su hijo no la dejaba pasar al domicilio, situado en la calle Fonda 11. La mujer, temiendo por la vida de su marido de 83 años, decidió acudir a la Guardia Civil.

Cuando se acercaron los agentes al domicilio, el hombre de 43 años se negó a abrir la puerta para dejarlos pasar. El presunto asesino negó las acusaciones de su madre y dijo que dentro del domicilio no estaba ocurriendo nada, que su padre no se encontraba dentro. Sin embargo, ante la insistencia de la madre que seguía diciendo que su marido se encontraba dentro, los agentes decidieron entrar. En el interior del domicilio hallaron el cuerpo sin vida del hombre de 83 años.

Los Servicios de Urgencia Médica (SUMMA) declararon que la víctima había fallecido de múltiples heridas con un arma blanca y que llevaba un tiempo muerto aún sin precisar, aunque posiblemente llevase fallecido desde la noche anterior. El hijo de la víctima, Martín, fue detenido por presunto parricidio.

El presunto homicida tenía un perro de raza peligrosa que tuvo que ser controlado

Según los testigos, Martín tiene problemas psicológicos y es consumidor de drogas con antecedentes por haber agredido a su madre durante el pasado mes de marzo. También tiene una orden de alejamiento de su expareja por una denuncia por violación. Como consecuencia de anteriores acciones había estado en una clínica de rehabilitación hasta hace unos días que se mudó a casa de sus padres.

No solo Martín dio problemas a los agentes, ya que su perro, de raza peligrosa y visiblemente nervioso, atacó a los agentes, lo que propició que los bomberos tuviesen que presentarse al domicilio para controlar al animal y sacarlo de la vivienda con lazos.

Según los vecinos, nadie entiende los motivos de Martín para asesinar a su padre, ya que con éste no había tenido nunca discusiones. “Todos sus problemas solían ser con su madre”, dicen los testigos, con quien si parecía tener una relación más conflictiva.

 

COMPARTIR: