23 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los nuevos indicios presentados por la Policía ante el juez han hecho que se reabra el caso y dan esperanzas a la familia del joven cordobés

Los padres del desaparecido Paco Molina difunden imágenes de posibles cambios físicos de su hijo tras más de cuatro años

Paco Molina podría tener este aspecto actualmente
Paco Molina podría tener este aspecto actualmente
Nuevos indicios presentados por la Policía ante el juez instructor han hecho que el caso de la desaparición de Paco Molina se reabra. Isidro y Rosa, sus padres, han difundido imágenes de los posibles cambios físicos que haya podido sufrir su hijo, que ahora tendría 20 años. Paco lleva ya más de cuatro años desaparecido con supuestos y notables cambios su rostro que ahora quieren mostrar.

Más de cuatro años después de la desaparición del joven de 16 años en Córdoba, Paco Molina, el juez ha reabierto el caso tras obtener nuevos indicios presentados por la Policía sobre su posible paradero.

Isidro Molina, el padre de Paco, ha asegurado en el programa La Mañana que los nuevos indicios que estudian los investigadores dan esperanza al caso de la desaparición de su hijo, pero que no le han querido indicar nada más al respecto para proteger la investigación.

Lo único que ha podido desvelar es que se está investigando a personas mayores que Paco y que pudieran tener una relación de amistad con él. Tanto Isidro como Rosa, la madre del joven, creen que la desaparición de Paco no fue voluntaria y confían en que esta nueva línea pueda dar con el paradero de su hijo.

paco-molina-2

Posible aspecto de Paco Molina en la actualidad

Además, los padres del desaparecido, que ahora tendría 20 años, han difundido imágenes de cambios físicos que podría presentar Paco en la actualidad. Un internauta que sigue el caso de cerca ha sido el encargado de realizar los montajes con el fin de ayudar a la investigación, donde se ve al joven mayor y con barba.

paco-molina

Otro de los posibles cambios físicos del joven desaparecido

Además, sus familiares esperan que los montajes puedan ser añadidos al Centro Nacional de Desaparecidos, el órgano de gestión centralizada para la coordinación efectiva y permanente del sistema de personas desaparecidas empleado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Así fue la desaparición

Francisco Molina desapareció el 2 de julio de 2015 a los 16 años y su familia no ha parado de buscarle. Paco salió un viernes con sus amigos y avisó a su padre de que no iba a dormir en casa esa noche, porque se quedaba en casa de un amigo al que sus padres conocen.

Escribió un mensaje de WhatsApp a su padre, Isidro Molina, en el que decía que iba a dormir fuera esa noche, pero a su progenitor le extrañó la forma en la que lo hizo y por eso le llamó al móvil. Entonces hablaron y Paco se lo confirmó. Lo último que Isidro le dijo a su hijo antes de que desapareciera fue que no se acostara tarde.

A sus amigos les dijo que había quedado en un bar con un amigo que ellos no conocían. Según su padre, Paco nunca acudió a dicho local porque preguntó a la mañana siguiente al camarero y le dijo que nadie le había visto en el local.

Isidro fue también a la estación de autobuses de Córdoba a preguntar si habían visto a su hijo. Allí, un chófer confirmó que Paco había tomado un autobús con destino a Madrid. Nunca más se volvió a ver a Paco.

paco-molina-manifestacion

Manifestación en apoyo a la familia de Paco Molina

Durante los últimos meses, los padres de Paco han recibido 20 imágenes tomadas los primeros días de julio de 2015 en la estación de autobuses de Córdoba para tratar de reconstruir las últimas horas conocidas del joven desaparecido.

Como ya contamos en este periódico, al joven Paco se le buscaba hasta en diez países entre los que se encuentran Irak e Italia, este último haciéndose eco del caso e incluso donde participó Isidro Molina en un programa de televisión para relatar la desaparición de su hijo.

COMPARTIR: