20 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Eligieron una vivienda y entraron navaja en mano y amenazaron a una mujer con matarla si no les daba dinero y con violar a sus hijas, de 10 y 11 años

Tres marroquíes detenidos, uno menor, por el secuestro exprés de dos niñas en la localidad madrileña de Galapagar

La Guadia Civil en Galapagar.
La Guadia Civil en Galapagar.
La Guardia Civil ha detenido a tres jóvenes de nacionalidad marroquí por asaltar casas vacías para robar en Galapagar, siendo sorprendidos en una de ellas cuando retuvieron a dos niñas a punta de navaja mientras obligaban a su madre a ir con uno de ellos a sacar dinero de un cajero. Los atracadores amenazaron a la madre con matarla y con violar a sus hijas, de 10 y 11 años.

El incidente se produjo en torno a las 7:30 horas de la mañana del sábado, cuando la familia se encontraba durmiendo en la casa. Uno de los ahora detenidos accedió a la vivienda por un balcón, y despertó a una de las niñas. El ladrón se acercó a las dos menores y las pidió que se quedasen calladas. Después, abrió la puerta de la calle e introdujo otro de los ladrones, que se quedó con las menores mientras un tercero se dirigió a la habitación de la madre que se encontraba durmiendo.

La despertó y con amenazas y coacciones le obligó a darle todo el dinero que tenía. La madre le dio el bolso con algo de dinero, pero no era suficiente para los atracadores, por lo que continuaron con las amenazas, asegurando que violarían a sus hijas, de 10 y 11 años, si no les daban más dinero, y a ella la matarían, según relató después la propia madre.

La Guardia Civil realizó las detenciones.

Como no tenían más dinero en la casa, uno de los asaltantes le pidió a la mujer su tarjeta de crédito y la contraseña, y que le acompañara al cajero para sacar el dinero. Así, a punta de navaja, se la llevaron al cajero, donde sacó unos 300 euros, todo lo que tenía en la cuenta. De regreso a casa continuaron las amenazas. "Si llamaba a la policía, irían a por mí. Sabían donde vivía", indicó.

Cuando los ladrones se marcharon, la madre avisó a los vecinos y llamaron a la policía. Los tres individuos fueron detenidos poco después y pasaron a disposición judicial. Estos robaron diversos objetos del domicilio, entre ellos una tablet que fue el objeto que condujo a los agentes hasta los delincuentes, debido a que tenía activada la localización por GPS.

Prisión comunicada

La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Collado Villalba (Madrid) ha acordado la prisión provisional comunicada y sin fianza de las dos personas mayores de edad detenidas en la madrileña localidad de Galapagar por, supuestamente, haber amenazado a una mujer a punta de navaja en su domicilio para forzarla a que fuera a sacar dinero de un cajero, mientras sus dos hijas menores se quedaban en casa retenidas contra su voluntad por uno de los asaltantes.

Sobre las dos personas mayores de edad que han sido puestas a disposición judicial pesa una imputación provisional de la comisión de un delito de robo con fuerza y otro de detención ilegal, sin perjuicio de que esta calificación pueda ser modificada según se vayan practicando las pertinentes diligencias de investigación en el marco de la instrucción judicial.

La tercera persona detenida en esta operación, menor de edad, ha sido puesta a disposición de la Fiscalía de Menores, tal y como establece la Ley de Responsabilidad Penal de Menor. Al término de su declaración judicial, los dos adultos han sido conducidos al recinto penitenciario de Alcalá de Henares (Madrid).

COMPARTIR: